viernes, septiembre 23, 2022

70SSIFF: La consagración de la primavera - Útil y sensible

La consagración de la primavera (Fernando Franco, 2022) cuenta cómo Laura (Valèria Sorolla) desarrolla una peculiar relación con David (Telmo Irureta), que tiene parálisis cerebral.

Ésta es una de esas películas que proporcionan un conocimiento muy concreto y muy acotado que tú puedes añadir a tu vida para ser un poco más inteligente y empático. En este caso, el de cómo una persona con parálisis cerebral consigue mantener relaciones sexuales, y todo lo que ello conlleva.

La consagración de la primavera

Cabría esperar un discurso condescendiente y efectista que nos recordara lo afortunados que somos quienes tenemos un cuerpo que funciona más o menos bien y cuantísimo sufren los que no, pero en su lugar Fernando Franco explica este tema tan controvertido de la forma más clara y delicada que puede, con un victimismo casi inexistente y una comprensión absoluta para con las personas que rodean a alguien con una discapacidad.

Esta película es inevitablemente un pelín sórdida a ratos porque no queda más remedio, pero he aprendido cosas y ahora entiendo mejor a varios grupos de personas de los que no sabía casi nada. Recomendada.

Rueda de prensa de La consagración de la primavera - Fernando Franco, Emma Suárez , Telmo Irureta y Valèria Sorolla

A destacar de la rueda de prensa, el director diciendo que si algo no queda creíble en pantalla es casi seguro porque no está bien escrito y no porque los actores estén haciendo un mal trabajo. Me cae bien este señor.


p.d. Las fotos están perdiendo TODA LA CALIDAD al mandármelas del móvil al portátil, pero en fin os hacéis una idea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo

¡Escríbeme! Menos si es para quejarte. Si es para quejarte, ábrete una cuenta en twitter

z a p a t o a l a c a b e z a @ g m a i l . c o m

Coge lo que quieras, pero avisa :)

Este blog se encuentra bajo licencia Creative Commons; puedes utilizar su contenido, pero no olvides:
1. Decir de dónde lo has sacado.
2. No cobrar (¡y si cobras, quiero mi parte!).
3. No modificar el original.