sábado, septiembre 24, 2022

70SSIFF: Blonde - La sordidez

Es casi imposible hacer una película sobre la vida de Marilyn Monroe que no sea horrorosa y deprimente, más que nada porque la vida de Marilyn fue, bueno, horrorosa y deprimente. Claro que otra cosa que fue la vida de Marilyn es corta, cortesía que el director de Blonde (Andrew Dominik, 2022) no ha tenido el detalle de replicar.

Blonde - cartel

Desde el maltrato infantil hasta toda clase de abusos sexuales -incluyendo una violación explícita-, Blonde es una tortura emocional para el espectador, que se pasa dos horas y cuarenta y cinco minutos acompañando a una espectacular Ana de Armas en una escena de miseria detrás de otra.

La película tiene unas cuantas virtudes técnicas que se convierten rápidamente en pretenciosas a base de ser sobreexplotadas, así que ni siquiera eso puedo salvar; pero el verdadero problema de esta película es la completa falta de sensibilidad, la sádica indulgencia a la hora de representar a Marilyn, que ha provocado que fácilmente diez personas abandonaran la sala en medio de la proyección y yo me quedara con las ganas.

Blonde

Por otra parte, el director se pasa las casi tres horas de metraje haciendo un descarado chantaje emocional al espectador -los abortos, virgen santa los abortos- para que éste vea a la protagonista como una víctima sin esperanza por la que lo único que cabe sentir es la lástima más absoluta, pero lo hace -la hipocresía- mientras muestra plano tras plano de Ana de Armas en un totalmente innecesario topless y mientras enseña escenas de sexo espantosamente sórdidas que no solo son demasiado largas y gráficas sino que apenas aportan ninguna información al relato -quien haya visto la película sabrá qué escena tengo en mente-. Éste es el tipo de título que te hace sentir fatal por la actriz protagonista y confiar en que tenga a su disposición a un buen terapeuta.

Tampoco se puede defender la crueldad en nombre del realismo, porque Blonde no está basada en la vida de Marilyn sino en un trabajo de ficción (la novela homónima de Joyce Carol Oates); hecho que además hace que la película no tenga tampoco un gran valor documental.

Blonde

Esta película tiene suficiente calidad cinematográfica -y pretenciosidad. Carros de pretenciosidad- como para que buena parte de la crítica, supongo, opine que es un producto brillante, pero para mí Blonde muestra una total ausencia de respeto por su actriz protagonista, por el espectador y sobre todo, por Marilyn, y creo que el mejor escenario posible es que a Ana de Armas le den todos los premios del mundo y después esta película caiga en el más absoluto de los olvidos.

A lo mejor va siendo hora de dejar a Marilyn Monroe en paz.

1 comentario:

  1. marilyn monroe, aunque hay que reconocer que era una gran actriz, nunca fue santa de mi devoción. y es verdad que sufrió mucho, pero no me siento tan identificado con ella como me pueda sentir con sylvia plath, por ejemplo.
    y no creo que sea esta película la que me haga cambiar mi percepción, por lo que cuentas.

    ResponderEliminar

Archivo

¡Escríbeme! Menos si es para quejarte. Si es para quejarte, ábrete una cuenta en twitter

z a p a t o a l a c a b e z a @ g m a i l . c o m

Coge lo que quieras, pero avisa :)

Este blog se encuentra bajo licencia Creative Commons; puedes utilizar su contenido, pero no olvides:
1. Decir de dónde lo has sacado.
2. No cobrar (¡y si cobras, quiero mi parte!).
3. No modificar el original.