sábado, enero 15, 2022

Hawkeye: dadme un arco de ésos

En un mundo que ya no se concibe sin setecientos nueve productos de Marvel nuevos cada seis meses, ha llegado, entre otras cosas, Ojo de Halcón (Hawkeye, 2021).

Ojo de Halcón (Hawkeye) - Cartel

Esta miniserie está protagonizada por Heilee Steinfeld en el papel de Kate Bishop, una joven un pelín obsesionada con Hawkeye (Jeremy Renner, como siempre), al que vio actuar desde su ventana cuando sucedió la movida aquella apocalíptica de la primera peli de los Avengers. Kate, que sabe artes marciales y es un genio del tiro con arco, se convierte en el objetivo de gente muy peligrosa por cosas que no os voy a contar porque si no las sabéis es más emocionante ver la serie.

Me he tragado un montón de cosas de Marvel ya y esta miniserie puede ser con la que mejor me lo he pasado de todas ellas. Hawkeye es maravilloso (tanto el personaje como el actor), el personaje de Kate es graciosísimo y quiero ser amiga de Heilee Steinfeld desde que hizo la segunda parte de Pitch Perfect, y sale un perro tuerto súper majo, así que a tope con el reparto.

Heilee Steinfeld (Kate Bishop) y Jeremy Renner (Clint Barton-Hawkeye)

Además pasan cosas todo el rato y hay una cosa muy importante, atended:


No hay historia de amor.


No hay chico guapo que pone nerviosa a Kate. No hay exnovio caradura que aparece de vez en cuando para molestar. No hay tensión sexual ni romántica con nadie.

Y viendo esto me he dado cuenta por primera vez en 36 años que tengo de que estoy harta de que todas las películas, las series, las canciones, las novelas, giren en torno al amor romántico.

En serio, nos hemos vuelto locos o qué pasa.

La cantidad de ficción que he consumido (¿un 99%, tal vez?) que tiraba de romance para tenerse en pie o bien como añadido porque si no algún personaje quedaba incompleto me resulta totalmente absurda.

Evidentemente esto que me pasa a mí nos pasa a todos porque no hay otra cosa que ver, y como consecuencia, todo el mundo parece estar convencido de que lo natural en la vida es encontrar a alguien que cumpla con tus estándares, que sea del género adecuado, a quien le gustes tú también y que tenga un estilo de vida que no sea totalmente incompatible con el tuyo. Luego todo el mundo metido en relaciones horrendas durante años o sintiéndose un completo fracasado por no encontrar pareja.


CULPO A LOS TRABAJOS DE FICCIÓN

DE ESTE SINSENTIDO.


Quiero decir, no individualmente, cada uno que haga su peli como quiera. Digo así como cosa global, ¿me entendéis? Necesitamos más obras de ficción en las que no haya sexo ni romance, por favor. Hacen mucha falta.

Por otra parte, más cien puntos de atractivo para Hawkeye (como si le hicieran falta) por no plantearse ni por una décima de segundo cepillarse a su veinteañera y muy atractiva nueva compañera Kate. Parece más bien que la va a adoptar en cualquier momento.

Hailee Steinfeld (Kate Bishop)

Total, que veáis Hawkeye, que lo único malo que tiene es que hay que concederle todas las licencias poéticas del mundo porque hay fantasmadas por doquier, y ni eso estropea la experiencia en absoluto. Fabulosa. Vedla.

Archivo

¡Escríbeme! Menos si es para quejarte. Si es para quejarte, ábrete una cuenta en twitter

z a p a t o a l a c a b e z a @ g m a i l . c o m

Coge lo que quieras, pero avisa :)

Este blog se encuentra bajo licencia Creative Commons; puedes utilizar su contenido, pero no olvides:
1. Decir de dónde lo has sacado.
2. No cobrar (¡y si cobras, quiero mi parte!).
3. No modificar el original.