viernes, noviembre 26, 2021

69SSIFF: Viernes 24 de septiembre - Las leyes de la frontera y Spencer

Llego como dos meses tarde PERO aquí están las películas que vi el último día del 69 Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Os cuento:


Las leyes de la frontera (Daniel Monzón, 2021, Sección Oficial fuera de concurso)

Las leyes de la frontera - cartel

Nacho (Marcos Ruíz) es un adolescente bastante pringado que se enamora de Tere (Begoña Vargas), miembro de una pandilla de delincuentes que arrastran a su nuevo miembro (tampoco se resiste mucho) a una vida al margen de la ley.

Las leyes de la frontera es un nostálgico relato sobre la lealtad, la desigualdad de oportunidades y la importancia, para bien y para mal, de pertenecer a un grupo durante la adolescencia. Destacan la ambientación y el trabajo de los actores, pero el argumento tarda muchísimo en arrancar y eso empeora la experiencia considerablemente. Aún así, me ha resultado suficientemente interesante como para recomendárosla. Ojalá Nacho hubiera encontrado un grupo de amigos que no estuviera tan destinado a acabar en la cárcel, también os digo.


Spencer (Pablo Larraín, 2021, Proyección Sorpresa)

Spencer - cartel

Parece ser que esta película o te parece una obra de arte o la odias, y desafortunadamente yo estoy más bien en el segundo grupo. Veo alabanzas a Kristen Stewart y yo me pasé la película entera pensando que ese acento británico estaba forzadísimo y que los mohínes constantes eran de una pedantería horrorosa.

PERO. A pesar de que Stewart no ha sido mi fuerte y que la película en general me ha resultado lenta y pretenciosa hasta niveles mortales, Larraín sí consigue retratar a una persona con una depresión atroz que está a punto de reventar por la presión de una familia y unos medios que le exigen ser perfecta mientras a su marido le permiten hacer lo que le da la gana. Sé que esto suena raro, pero aunque no me ha gustado nada, a ciertos niveles me ha resultado fascinante y tengo que recomendarla. Además le van a llover los premios así que mejor verla para estar al tanto.


Eso es todo, es la primera vez en diez años que consigo hacer crítica de todas las pelis vistas en el SSIFF. No veáis el caos que ha sido la organización, pero el nivel cinematográfico ha estado por las nubes. El año que viene, más.

sábado, noviembre 20, 2021

69SSIFF: Jueves 23 de septiembre - Los ojos de Tammy Faye

¡Aún tengo pelis del Festival de San Sebastián para contaros! El séptimo día me pasé la tarde viendo capítulos de La Fortuna (Alejandro Amenábar, 2021), de la que no voy a comentar nada porque no vi ni la primera temporada entera (aunque lo poco que vi no estuvo nada mal), así que solo traigo una película:


Los ojos de Tammy Faye (The Eyes of Tammy Faye, Michael Showalter, 2021, Sección Oficial)

Jessica Chastain (Tammy Faye)

El matrimonio conformado por Tammy Faye (Jessica Chastain) y Jim Bakker (Andrew Garfield) es una pareja (real, por cierto) de evangelistas de ésos que salen por la tele y te convencen de que Dios es la respuesta a todo y de que les des tu dinero. Faye es una bellísima persona, Bakker es un despojo de la sociedad que solo llega a algo en la vida porque su mujer es un genio del marketing, y juntos atraviesan las alegrías y los desastres que aparecen con la fama.

Aunque Tammy es un gran personaje, la historia me ha dejado fría y a nivel argumental no os la puedo recomendar, pero Jessica Chastain es maravillosa y la van a nominar a un Oscar casi seguro (vedla en el idioma original si podéis), así que os recomiendo que veáis Los ojos de Tammy Faye aunque solo sea por su interpretación. La mujer además es majísima y la rueda de prensa estuvo muy bien, os la dejo aquí por si la queréis ver.

viernes, noviembre 19, 2021

He visto Tick, tick... Boom! y oye, está bastante guay

Tick, tick... Boom! (Lin-Manuel Miranda, 2021) cuenta el proceso creativo de Jon (Andrew Garfield), que intenta desesperadamente terminar un musical en el que lleva trabajando años y que está a punto de estrenarse.

Tick, tick... Boom! - Cartel

Andrew Garfield sobreactúa siempre una barbaridad, pero al margen de eso este musical es bonito, es entretenido, y sus canciones (muy chulas) te pillan desprevenido todo el rato porque tan pronto hablan del acecho de la muerte como de hacerse un largo en la piscina. Además la temática del absoluto horror que era ser un hombre gay en los 90 esperando a que el VIH se te llevara a ti y a todos tus amigos por delante en cualquier momento está tratada con una gran sensibilidad y le da un poco de densidad al guión.

No sé, a mí me ha gustado. Os la recomiendo.

Archivo

¡Escríbeme! Menos si es para quejarte. Si es para quejarte, ábrete una cuenta en twitter

z a p a t o a l a c a b e z a @ g m a i l . c o m

Coge lo que quieras, pero avisa :)

Este blog se encuentra bajo licencia Creative Commons; puedes utilizar su contenido, pero no olvides:
1. Decir de dónde lo has sacado.
2. No cobrar (¡y si cobras, quiero mi parte!).
3. No modificar el original.