Entradas

Mostrando entradas de 2013

Cosas que no sabías que existían pero que dan mucho miedo I

Imagen
Hay un tipo por ahí llamado Randall Munroe que se dedica a hacer una tira cómica llamada xkcd . Las viñetas son difíciles de entender porque hablan muy a menudo de física, matemáticas, programación, o cualquier otra cosa que al hombre le dé por estudiar en el momento, pero el caso es que cuando consigues entenderlas son muy graciosas. O poéticas, o lo que se haya propuesto el tipo ese día. Hace poco estaba leyendo las últimas tiras, cuando me encontré con una llamada Scary Names (Nombres que dan miedo). La imagen contiene una tabla comparativa de conceptos; cuanto más arriba, más miedo da el nombre del concepto; cuanto más a la derecha, más miedo da el concepto como tal. Sé que es una puñeta que esté en inglés, pero escribí a Gabriel Rodríguez, que es un tío que traduce algunas tiras en la página no oficial de xkcd en español , y me dijo que esta viñeta, traducida, perdía todo el sentido. Y tiene razón, así que para qué le voy a dar la turra. El caso es que, por si os i

Peor que el autocorrector

Imagen
Contándoles a Lily, Cleo e Iris la incomprensible decisión de los del Festival de cine de Berlín de no concederme una acreditación de prensa por minucias como que no soy periodista ni nada que se le parezca: Así que por lo visto sí que hay algo peor que el horror del autocorrector del iPhone, y es esa maravilla teórica pero infierno práctico que parecen ser los guantes capacitivos . Yo casi mejor me quedo con mis guantes de vagabundo, que esos conducen de todo y no dan guerra. Y además quedan súper elegantes .

Enemy: Arañas gigantes y espectadores confusos

Imagen
Más pelis que vi en San Sebastián y que se me han quedado por ahí perdidas. Hoy toca Enemy (Id, Denis Villeneuve, 2013) . Qué peli más rara. Os cuento: Adam (Jake Gyllenhaal) es un profesor cuya vida es un rollo horroroso hasta que un día, viendo una película, localiza entre los extras a un actor que tiene exactamente el mismo aspecto que él. Adam empieza a perseguir al actor (llamado Anthony y evidentemente interpretado también por Gyllenhaal) para quedar con él, porque, como es lógico, quiere conocer a su doble. A partir de aquí ya todo el argumento gira en torno a estos dos personajes y su relación o ausencia de ella, y de paso de sus híper rubias e híper guapas respectivas novias, encarnadas por Mélanie Laurent -la del profesor- y Sarah Gadon -la del actor-. La peli está bien; es muy intensa, entretiene, la música ayuda a crear una atmósfera muy inquietante y las interpretaciones son buenas. Así que mola. Hasta que empiezan a aparecer arañas. Arañas mu

Spray de pimienta (ACTUALIZADO)

Bueno. Esto ha sido bastante raro. Os lo voy a contar. A ver por dónde empiezo. Es que ha sido muy raro. Veamos. Ayer a las 7.10 de la mañana salgo de casa para ir al trabajo. Bajo escaleras. Bajo más escaleras. Sigo bajando hasta que visualizo algo en el minirrellano que hay entre la planta baja y el primero. Ummmmm ¿zapatos? Zapatos . Hay zapatos tirados en el suelo. Bajo un poco más. Un par de botines granates de cuña, ahí en medio. Y al lado una zapatilla de chico. Intento despejarme como puedo y analizo fugazmente lo que estoy viendo. Huele a alcohol, es de madrugada y hay zapatos esparcidos por el suelo. Esto muy bueno no es, a que no. Me quedo parada dos segundos antes de avanzar hacia el último tramo de escalones, mientras noto cómo mi sentido común se despierta de golpe y se abre paso a codazos para tomar el control antes de que esta situación derive en algo peor. Éste debe de ser el sistema de emergencia. Cerebro - DEJA DE BAJAR

Gatitos para desayunar

Acabo de tener una terrible revelación. Os va a resultar impactante, pero, por lo visto, la gente que me rodea no considera que cada evento que sucede en mi vida, cada opinión que tengo y cada idea que se me pasa por la cabeza sea un hecho extraordinariamente relevante, ni, en general, lo más interesante sobre la faz de La Tierra. ¡¿Os lo podéis creer?! Lo sé, yo tampoco. Si soy estupenda. Si soy una fuente de sabiduría. Si vale que no sé nada de política, ni de economía, deportes, moda y otras cincuenta y siete materias de interés, ¡pero aparte de eso soy todo lo que un buen conversador podría desear! ¡Y aún así, nada! Tras conocer a un número considerable de personas nuevas, retomar relaciones antiguas y empezar a llevarme con gente con la que antes no era tan cercana, todo en un periodo relativamente pequeño de tiempo, me he ido dando cuenta de que, hablando en general, a nadie le importa lo más mínimo mi visión de la vida. Y eso me inquieta un p

Pelis del 61ssiff que me aburrieron soberanamente

Imagen
Vengo con tres críticas híper cortas y rápidas para evitar que perdáis vuestro tiempo como lo hice yo. Veamos. Mi alma por ti curada (Mon âme par toi guérie,  François Dupeyron, 2013) Esta extraordinariamente pretenciosa cinta cuenta como un tipo llamado Frédi (Grégory Gadebois) descubre que, al morir su madre, ésta le ha pasado a él el marrón supremo de poder curar a la gente por arte de magia. El desarrollo, en general, consiste en ver una serie de monólogos pedantes y diálogos de relleno que se suceden mientras el prota decide qué puñetas hacer con sus manos curativas. Un horror. La única razón por la que no me salí de la sala fue que el director y los protagonistas estaban allí, y me pareció demasiado hiriente irme delante de ellos, sobre todo por los actores, que no lo hacen mal. Ni fui a la rueda de prensa, del cabreo que me tenía. No veais este tostón ni aunque os vaya la vida en ello. October November (Oktober November, Götz Spielmann, 2013) Sonja (No

Deportes para nenas

El pasado julio entregué mi proyecto de fin de carrera. Tardé cerca de diez meses en construirlo y documentarlo, y fue un horror. Así, en general. El proyecto era un rollo, mi tutora y yo nos llevabamos a matar y estaba hasta el cogote de la universidad y de todo lo que tiene que ver con ella. Afortunadamente, en medio de tanta miseria me mandaron a dos compañeros, por orden; el primero, un tipo súper trabajador que hacía lo imposible por ayudarme, a pesar de ser de ciencias políticas y no entender ni jota de informática. Más majo el chaval. También es cierto que creía que la llegada del hombre a la luna es un engaño orquestado por el gobierno, pero a mí me caía bien igual. Ante, entre otras cosas, el infame ambiente de trabajo existente en el proyecto, huyó a Rumanía (!) para hacer prácticas en una embajada. Bien por él. El segundo es otro chico que decidió hacer un proyecto de fin de carrera complementario al mío -yo hacía la parte web, él la móvil-, y que optó por aceptar l

About Time: gente maja y viajes en el tiempo

Imagen
Del creador de Notting Hill (Id, Roger Michell, 1999) , que me aburrió, Love Actually (Id, Richard Curtis, 2003) , que me aburrió más, y Cuatro bodas y un funeral (Four Weddings and a Funeral, Mike Newell, 1994) , que no he visto, llega la sorprendentemente divertida y muy recomendable Una cuestión de tiempo (About Time, Richard Curtis, 2013) . Esta comedia nos presenta a Tim (Domhnall Gleeson), un chico que a los 21 años es informado por su padre (estupendástico Bill Nighy) de que los hombres de su familia pueden viajar en el tiempo. Tim, encantado de la vida con su nuevo don, decide aprovecharlo, sobre todo, para conseguir una novia. Y poco importa que ya no haya mucho más argumento, porque todo en esta cinta está tan maravillosamente bien llevado que sólo estar en compañía de los personajes es más que suficiente para no arrepentirse de verla. El protagonista es lo más cálido y encantador del universo, el personaje de Nighy es una risa, y el cuadro familiar queda muy bi

Fantasmas II

Madrugada del sábado 28 al domingo 29 de septiembre. Cinco y media, para ser exactos. Estoy a punto de quedarme roque porque vengo de la fiesta de clausura del festival y se ha alargado un poco el tema. Vago entre la lucidez y el quedarme completamente frita. De pronto me parece oir ruidos de fondo, en ese lejano lugar en el que aún me quedan neuronas despiertas. ... Nada, será cosa mía. O igual no. Espera. Más ruidos. Estaba a punto de caer como un tronco, pero va a ser que ya no. Me despejo un poco. ¿Me estaré imaginando los dichosos ruidos? Eso tiene que ser. Tiene que ser mi imaginación, porque si no voy a tener que salir de la cama, y de verdad, de verdad que no quiero. Ruidos. Si me concentro muy fuerte a lo mejor puedo quedarme dormida igual. Ruidos ruidos ruidos. Maldita sea. MALDITA SEA. NO ME PUEDE PASAR ESTA HISTORIA OTRA VEZ . Encima sé lo que va viene a continuación. Espero un poco. Espero. Espero. Y

Gravity: todos al cine ahora mismo

Imagen
Me salto el orden que planeaba seguir al publicar críticas del cine que vi en San Sebastián para poder hablar de Gravity (Id, Alfonso Cuarón, 2013) , ahora que la acaban de estrenar y aún puedo convenceros para que vayáis a verla en 3D. Voy a empezar contando que no le tengo mucho aprecio a la distribuidora de la Warner Bros. En algún momento daré detalles del asunto, pero digamos que son en buena parte los culpables de los disparatados precios con los que nos toca apechugar en los cines. Por tanto, salvo excepciones, no veo sus productos en salas comerciales. Si a una peli le tengo unas ganas horrorosas o si la gente que va conmigo quiere realmente ir a ver algo de la Warner, pues me fastidio y pago, pero hablando en general me he despedido de soltar pasta por ver cualquier cosa distribuida por esta gente. Dicho esto, deberíais ir al cine a ver Gravity . Deberíais pagar por verla en un cine, porque merece la pena. Y os recomiendo que paguéis por el 3D también. Así que ima

Por qué tengo un blog y no un programa de radio

El otro día me invitaron a la radio. Una mujer muy simpática que aparece de vez en cuando en las ruedas de prensa del festival y se lía a preguntar como si no hubiera un mañana. INCISO Excepto el mío, voy a dar nombres reales, porque voy a hablar de personajes públicos y si no esto va a ser un jaleo. Pero no os acostumbréis. FIN DEL INCISO La mujer simpática de las ruedas de prensa se llama Conchita Casanovas, y tiene un programa en RNE llamado Va de cine . Sin entender muy bien cómo, me acaba invitando, junto con Jon , a ir al día siguiente a una tertulia sobre el festival. Bueno. Sólo hay que hablar, ¿no? Eso es fácil. Yo hablo un montón. No hay problema. El domingo a las dos menos diez de mediodía entramos en la radio. Nos dan jamón y patatas fritas, así que me caen todos bien automáticamente. Llega gente. Uy. Esta gente es importante. Nos presentan. A saber: - Joxean Fernández, del comité de selección de películas del festival - Pau Esteve Birba,

Like Father, like Son: intercambio cromos, intercambio niños

Imagen
Ver pelis en un festival es una lotería. Casi siempre entras en la sala sin saber si conocerás a algún actor, si el director habrá hecho algo famoso antes, y en general, si lo que estás a punto de ver será una basura espantosa. ¡Pero! la sección Perlas del festival de cine de San Sebastián está compuesta -por lo que me ha parecido entender, aunque tengo que investigar más al respecto- de largometrajes que ya han ganado premios en algún otro festival, así que se puede asumir que al menos lo que vas a ver no va a ser la mayor bazofia de peli que te puedas encontrar. Si ha ganado en otro lado, malo será que sea un desastre, ¿no? Con este espíritu entré en el teatro Victoria Eugenia a ver Like father, like Son (Soshite chichi ni naru, Hirokazu Koreeda, 2013) , o De tal padre, tal hijo , creo que la han llamado en español; que viene a contar cómo el matrimonio Nonomiya, formado por Ryota (Masaharu Fukuyama) y Midorino (Machiko Ono) descubre  que su hijo Keita (Keita Ninomiya)

Cómo mantener la compostura en un festival de cine

Cuando estás en un festival de cine, hay muchas maneras de hacer el ridículo. Lo suyo es que intentes comportarte como un ser digno, civilizado y que sabe lo que está haciendo en cada momento, para intentar no quedar como un cenutrio cada cinco minutos. ¿Y esto cómo se consigue? No se puede. Bueno, miento, se puede si no haces nada. No hablas con nadie, no preguntas, te limitas a ir a tus sesiones y a tu hotel. Pero eso es un rollo. Y a lo mejor incluso así la preparas. Entre el festival del año pasado y éste, yo misma he cometido las siguientes patanerías: 1. Las pelis las veo con una libreta y un pilot en la mano, en una sala a oscuras, así que tarde o temprano me olvido de dónde está el pilot y:    1.1. La mitad de su tinta acaba en mi pantalón. La mancha queda súper glamourosa.    1.2. El pilot desaparece y se materializa en el suelo. Como consecuencia yo termino gateando entre las butacas con la linterna del móvil en la mano. 2. La mitad de los actores n

La mirada del amor: conociendo al doble de tu marido muerto

Imagen
La mirada del amor (The Face of Love, Arie Posin, 2013), nos presenta a Nikki (Annette Bening), una mujer felicísimamente casada que de repente tiene que enfrentarse a la muerte por ahogamiento de su marido. Años después de lo sucedido, Nikki, que aún sigue intentando superar la tragedia sin éxito, conoce a un tipo llamado Tom (Ed Harris), que es exactamente igual que su marido. Como no podía ser de otra manera, la mujer se empeña en conocer al clon, y así empiezan a verse, sin que él sepa, por supuesto, que es clavado al marido fiambre de su chica nueva. Todo esto mientras el amigo y vecino de la protagonista, Roger (Robin Williams), también viudo y enamoradísimo de la susodicha, intenta ligársela descaradamente. No sé qué os parecerá la premisa. A mí me pareció muy poco prometedora, además de que el título es un horror, pero la verdad es que luego la peli no está mal llevada. La idea central es entender el sufrimiento de alguien que pasa por una tragedia como la de la protag