Entradas

Mostrando entradas de 2012

Maravillosos gadgets

Buscando un gadget de blogger que me permitiera ver cuánta gente había aquí metida en tiempo real, he accedido a ese enorme y desconocido mundo que es la lista llamada "más gadgets" . La cantidad de mierda que he visualizado al buscar en dicha lista es tal, que no puedo explicarlo con palabras. Y como no puedo explicarlo con palabras, lo que voy a hacer es poner aquí todos esos módulos sin sentido que he encontrado. Uno por semana. Ahí a la derecha. Cuando se acabe el concurso ése en el que me deberíais estar votando todos , a lo mejor lo cambio y lo pongo arriba del todo, ya me lo plantearé. Lo malo es que muchos estarán en inglés, y probablemente no se hayan currado mucho la integración en la plantilla, pero yo creo que merece la pena intentarlo. Y escribo esto para que no penséis que me he vuelto idiota cuando os encontréis con un generador de hechizos de Harry Potter o con un conversor de moneda ahí puesto. Para empezar, el gadget que me dio esta maravillosa idea.  

El producto

A ver si me ubico, porque estoy flipando tanto todavía que no sé ni por dónde empezar a contar esta historia. Desde el principio: Hace poco fui a un taller de salud de la piel al que me invitó Lilypad. Yo ya había hecho uno hacía años y sabía que era muy útil, así que fui para allá con Cleo. La empresa que lo organiza, llamada Herbalife , no tiene tiendas físicas, por lo que se da a conocer haciendo talleres de este tipo. El caso es que Ronda, la chica que nos dio a nosotras el taller, nos dijo que buscaban empleados, y decidimos ir a la presentación de empresa que hubo ayer en un hotel de lujo de mi ciudad. Al final Cleo no pudo ir y acabamos yendo Lilypad y yo. Llegamos al hotel a las cuatro menos diez. Ronda - Chicas, veréis, esta empresa es americana, así que vais a ver muchos aplausos, mucha música, y cosas así. Vale. Bueno, es normal que la gente aplauda y que haya música en los sitios, tampoco veo que sea necesario dar un aviso, pero vale. Entramos en

Sin frenos: fantasmada sobre ruedas

Imagen
Sin frenos (Premium Rush, David Koepp, 2012) es el episodio de la filmografía de Joseph Gordon-Levitt que pasó desapercibido entre El caballero oscuro y Looper , y que me he puesto a ver hace un rato porque parecía entretenida y porque soy híper fan de este hombre. Wilee (Gordon-Levitt) es un mensajero que se gana la vida pedaleando como un pirado a través del tráfico de Manhattan para encargarse de que los paquetes que le asigna su empresa lleguen a su destino. Al margen de la cantidad de veces que está a punto de morir al cabo del día, su único problema es reconciliarse con su semi-novia y compañera de trabajo Vanessa (Dania Ramírez). La cosa se complica considerablemente cuando cae en sus manos un problemático sobre que provoca que un policía corrupto (Michael Shannon) le persiga por toda la ciudad para darle caza y hacerse con dicho sobre antes de que llegue a su legítimo destino. No tengo clara mi opinión, si os digo la verdad. La historia es un follón y se hace mu

¡La caja!

AVISO La gente que me conoce en persona igual no debería leer esta entrada. A lo mejor confunde lo rara que soy yo expresando afecto, con frivolidad irrespetuosa. Si os sienta mal algo, luego no me digáis que no os lo advertí. FIN DEL AVISO Tener amigos muertos es una mierda. En las series y en el cine da la sensación de que la muerte de un amigo es un dramote que, aunque deprimente, le da un halo de misterio y glamour trágico a tu vida. No va a ser. La muerte de un amigo te tiene lloriqueando por los rincones cada dos por tres y encerrándote en cuartos de baño públicos hasta que se te pase el bajón. No puedes sufrir mucho, porque tus padres llamarán a un gabinete de loqueros en cuanto te vean chungo tres días; no puedes hablar de ello, porque deprimes a la gente; no puedes dejar de hablar de ello, porque entonces eres un insensible y ya no te acuerdas de tu amigo. Además, tienes que sentirte culpable por estar hecho un asco, porque al fin y al cabo es su familia la que sí

sms - ACTUALIZADO

¿Te mando un whatsapp? ¿O te llamo? O... dicen que había una cosa que se llama sms... pero mi móvil es muy viejo y no sé si tiene de eso. Garfield Ya solo me mandan mensajes de texto los de de Women Secret para avisarme de las promociones y los de CHEMCYL para que done sangre. Se están perdiendo todos los valores. p.d. Me dijo Nicolás que me presentara a los premios 20 blogs y les eché un vistazo. Es de esas cosas que no se pueden ganar porque hay mil millones de participantes, pero por figurar en directorios que no quede, así que me he apuntado. Presentáos todos para que así no parezca yo la única ególatra con ansias de fama. O votadme, claro. ACTUALIZACIÓN Me están diciendo por aquí que ponga un enlace para que podáis votar fácilmente, y lo pondré, pero cuando se pueda votar (el 14 de diciembre empieza el asunto), para que así no os aburráis tanto con esto. ¡Gracias por las recomendaciones!

La Cenicienta: análisis

A petición de Mi Alter Ego , Naar , Valeria y Silvia Parque , me puse hace tiempo a buscar la versión original del cuento de La Cenicienta, a ver qué me encontraba por ahí. Por lo visto hay un millón de versiones; casi cada país tiene la suya, así que me ciño a las más conocidas y de las que hay referencias claras. Los Grimm tienen una versión, pero Perrault es anterior, así que en principio considero su cuento como el válido para lo que nos interesa. La historia en cuestión se llama "Cenicienta o la zapatilla enana" (Sacado de Los cuentos de Perrault ilustrados por Doré , Atlas Ediciones, copia exacta de los cuentos publicados en 1862 y 1863 ). Investigando he leído que lo escribió en 1697, así que tendré que suponer que el que yo he leído es igual que el que escribió en su día. Leyendo esta versión vi que, oh decepción, no había nada que analizar, porque era clavada a la de Disney. Pensando en cómo darles la mala noticia a las mencionadas en el parrafo anterior, y po

Viejo viejo viejo viejo

Hace poco, caminando por la calle, detrás de lo que parece un abuelo que lleva a su nieta de la mano izquierda y a su nieto de la mano derecha: Nieta - ¡Hoy nos ha dado clase el Papa! Abuelo - ¿El Papa? ¿Por qué le llamáis así? Nieta - Porque es viejo. Viejo viejo viejo viejo. Qué encanto de niña. Menos mal que el crío parece más decente. Nieto - ¡Como el abuelo! Qué maravilla. Dan unas ganas locas de ponerse a tener churumbeles viendo lo que hay, ¿eh?

7 días en la Habana: aviso.

Imagen
Esto no es una crítica, sino más bien una advertencia. Vi 7 días en la Habana (Id, cuarenta mil directores que detallo más abajo, 2012) en San Sebastián, y no sabéis lo mal que lo pasé. El aburrimiento que sufrí viendo esa cosa no se puede explicar con palabras, y siento haber tardado tanto en escribir esto, porque a lo mejor alguno ya ha ido a verla y ha sufrido lo que sufrí yo. 7 días en la Habana está compuesta por siete cortos dirigidos por siete directores diferentes, por este orden: 1. Benicio del Toro : Lunes, El Yuma. 2. Pablo Trapero : Martes, Jam session. 3. Julio Medem : Miércoles, La tentación de Cecilia. 4. Elia Suleiman : Jueves, Diary of a beginner. 5. Gaspar Noé : Viernes, Ritual. 6. Juan Carlos Tabío : Sábado, Dulce amargo. 7. Laurent Cantet : Domingo, La fuente. Hay esperanza si podéis ver la película en casa, porque los dos primeros cortos y el sexto son bastante entretenidos y se dejan ver, pero algunos de los restantes son EL HORROR .

La madre que trajo a Tomcat, a Eclipse y a todos sus muertos

Imagen
A lo mejor queréis hacer una página web. Porque mola. Está de moda y eso. A lo mejor pensáis que lo suyo es hacerla en Java, que es lo que se lleva ahora. Además, parece fácil. NO. NO LO ES. Igual programarla no es tan complicado, depende de lo que queráis obtener, pero conseguir que el ordenador que vayáis a utilizar contenga todas las herramientas y cacharros varios para poder empezar es UN MALDITO INFIERNO. Por eso escribo este tutorial, porque lo he intentado y me han entrado tantas ganas de matar, que quiero poner aquí toda la información para que no le pase a más gente lo que a mí. INCISO Estoy muy cabreada. Me he pasado días intentando configurar esta maraña de programas, y cuando casi lo tenía, me he dado cuenta de que había borrado un programa esencial para llevar a cabo toda esta basura de proceso. Me dispongo a desinstalarlo todo y a volver a empezar. Estoy muy cabreada. FIN DEL INCISO Mi objetivo es hacer una página web en Java , desde un sistema operativo Lin

Teorema de la función inversa

Con mis padres, viendo El hormiguero. Pascal - ¿Quién es ése? Mafalda - Mario Vaquerizo. Pascal - Qué tío más raro. Yo - Quieres decir gay. Aunque raro también es. Mi madre ve la mirada confundida de mi padre y visualiza la diversión potencial del asunto. Mafalda - Es el marido de Alaska, ¿no le conoces? Mi padre pone cara de circunstancia. Pascal - ¿Pero no dices que es gay? Mafalda - Sí. Yo callada. No pienso estropear esto. Pascal - Pero Alaska es una mujer. Mafalda - Sí. Mi padre intenta sacar algo en claro de la situación. Pero no. Medita un rato y le oigo murmurar: Pascal - Luego me dice la gente que es complicado entender el teorema de la función inversa. El día que todo el mundo abra su mente y deje de haber choques culturales entre generaciones, nos vamos a aburrir muchísimo.

Festival de cine de San Sebastián: cómo funciona III - Ruedas de prensa

Imagen
El Frenadol que estoy tomando para mantener a raya a mi principio de gripe me tiene adormilada e incapacitada para hacer cosas útiles, así que he pensado que es buen momento para escribir un post. En concreto para contaros cómo es una rueda de prensa, que es una de esas cosas súper guays a las que se puede asistir en el Festival de cine de San Sebastián. Funcionan de la siguiente manera: Los periodistas y demás fauna de las comunicaciones llegan a la sala de ruedas de prensa y se van sentando donde les parezca. Se sabe cuándo es cada rueda porque lo pone aquí . Yo me imaginé que para gente muy famosa habría que ir dos horas antes o bien sentarse al quinto infierno, desde donde no se ve nada de nada. Pues no. No sé si es que hay menos periodistas de los que yo creía, si es que la gente pasa de todo o qué, pero, por ejemplo, a ver a Richard Gere y Susan Sarandon yo llegué a diez minutos del comienzo de la rueda y aún así me senté en cuarta fila (y porque como no me enteraba de nad

Cuando te encuentre: predecible dosis de pastel

Imagen
Después de pasar diez días viendo cine de autor en San Sebastián, me ha dado miedo explotar dejando a mi alrededor un desastre de gafas de pasta y mensajes sociales, así que anoche me puse a buscar la peli más frívola y de menor profundidad que pudiera existir en el planeta. Esto me llevó a ver Cuando te encuentre (The Lucky One, Scott Hicks, 2012) . Normalmente hago una crítica cuando la película tiene algo, para bien o para mal, pero hoy no es el caso. Esta película la voy a destrozar por pura diversión. Argumento: En plena guerra, la foto de una chica desconocida cae en manos del marine Logan (Zac Efron), que, en contra de todo pronóstico, sobrevive a un ataque detrás de otro. Logan se promete a sí mismo que, al acabar su servicio, buscará a la chica que ha sido su amuleto de la suerte, para darle las gracias. INCISO Igual pongo algún spoiler. Flojito, pero alguno habrá. El guión no puede ser más previsible, así que da un poco igual, pero, si realmente tenéis interés

Defensa personal

En mi afán por probar cosas nuevas sin caer en el mundo de los alucinógenos, hoy he ido a mi primera clase de defensa personal. Entro en la secretaría para rellenar mi ficha, mientras una chica muy joven y con los labios muy rojos hace lo propio. Bien, ésta viene a lo mismo que yo, seguro. La chica -Mandy, la vamos a llamar- desaparece, y paso a darle mis datos al secretario. Cinco minutos después me dirijo al aula que me corresponde, dispuesta a conocer a mis compañeros de clase, que me imagino serán un 20% chicos interesados en aprender artes marciales de algún tipo, y un 80% chicas que piensan que hay más violadores en el mundo que piedras en el campo. Asomo la cabeza. Veo kimonos. KIMONOS. Me fijo en los portadores. Hombres de mediana edad que me sacan tres cuerpos. Bien. Que no cunda el pánico. Tampoco hay que dramatizar. Total, hay que morir de alguna manera. A ver, vamos a centrarnos. Miro a los alumnos, que ya están con el calentamiento, y veo que van descalzos. M

Festival de cine de San Sebastián: cómo funciona II - Acreditaciones

¿Veis eso que dije de que con mi acreditación era súper poderosa y podía entrar en todas partes? Era mentira. Lo descubrí al intentar acceder al photocall de John Travolta, Benicio del Toro y Oliver Stone, momento en el cual el personal del festival me contó amablemente que allí no podía estar porque mi acreditación no era de fotógrafa. Ya me extrañaba a mí que me dejaran acceder a esas cosas, con mis inexistentes conocimientos de fotografía y mi cámara de fotos regalo de un banco; pero, de nuevo, tampoco tengo ni idea de cine y aquí estoy como supuesta periodista y crítica, así que yo ya me lo creo todo. INCISO Hay dos conceptos que hay que conocer. Una rueda de prensa es esa reunión en la que ponen a los famosos en una mesa mientras los periodistas les preguntan cosas. Ésa la tenemos todos clara, supongo. Pero luego está el pase de prensa , que es la proyección de una peli. Normalmente es el estreno y se proyecta específicamente para periodistas, aunque otra gente también pu

Dans la maison: adolescentes psicópatas y profesores frustrados

Imagen
A las 9.30 del pasado domingo proyectaban en el Teatro Victoria Eugenia la francesa Dans la maison (Id, François Ozon, 2012) . Me imagino que estaréis pensando que una cosa es que te guste el cine y otra muy distinta es que estés dispuesto a levantarte a las 7.30 para ver una película. Lo sé. Yo pensé lo mismo, pero es que la peli es de Kristin Scott Thomas, y esa mujer mola infinito. La conocí con La llave de Sarah y me gustó; la volví a ver hace poco en La pesca del salmón en Yemen y me hice fan del todo. Así que cuando vi que estrenaba peli en el festival, fui corriendo. Dans la maison cuenta cómo un profesor de francés de instituto llamado Germain (Fabrice Luchini) descubre entre las mediocres redacciones de sus alumnos lo que parece ser una maravillosa excepción: el brillante primer capítulo de un relato perteneciente a Claude, uno de sus alumnos (Ernst Umhauer). En dicho relato, Claude explica cómo ha conseguido ser invitado a la casa de uno de sus compañeros de clase (