jueves, septiembre 26, 2019

Adiós: Acción con acento andaluz

Estoy acostumbrada a oír que el cine español es cutre y malo -a pesar de que esto dejó de ser cierto hace años- así que cuando aparece un thriller con tiros y persecuciones que parece salido de Hollywood me pongo muy contenta.

Adiós - Cartel

Éste es el caso de Adiós (ID, Paco Cabezas, 2019), que cuenta como Juan sale de permiso de la cárcel tan feliz para ir a la comunión de su hija Estrella (Paulina Fenoy, más mona) y el día empieza muy bien pero acaba fatal. Una tragedia, que no os cuento porque es mejor que la veáis vosotros, desata una cacería en la que se ven involucrados Juan, su familia, el clan rival y la policía.


La peli es un follón, ¿vale? El guión es un cristo de mucho cuidado y a menudo no se sabe de quién hablan o a quién están buscando ahora. Además los personajes no acaban de estar bien definidos y eso lo hace todo todavía más confuso.


Pero lo demás está todo muy bien. Los actores son fantásticos (he mencionado a Casas y Fenoy pero también salen Ruth Díaz, Natalia de Molina, Mona Martínez y Carlos Bardem, entre otros), el argumento engancha, la fotografía es súper espectacular y en general yo la he visto súper entretenida. Así que aunque tiene ciertas irregularidades, la recomiendo.

Carlos Bardem, Ruth Díaz y Natalia de Molina - Rueda de prensa de Adiós

La rueda de prensa no os molestéis en verla porque ha sido pura propaganda de Televisión Española, aunque el director -que se unió por Skype porque está en EEUU rodando Penny Dreadful- es un tío muy gracioso, así que si la llegáis a ver al menos él anima el asunto bastante. Por si os interesa, podéis verla haciendo clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo

¡Escríbeme! Menos si es para quejarte. Si es para quejarte, ábrete una cuenta en twitter

z a p a t o a l a c a b e z a @ g m a i l . c o m

Coge lo que quieras, pero avisa :)

Este blog se encuentra bajo licencia Creative Commons; puedes utilizar su contenido, pero no olvides:
1. Decir de dónde lo has sacado.
2. No cobrar (¡y si cobras, quiero mi parte!).
3. No modificar el original.