viernes, abril 08, 2011

Técnicas mejoradas para la obtención de apuntes

Oye Key... he estado enfermo dos días, lo que me ha impedido venir a clase de análisis los últimos tres meses. ¿Me dejas los apuntes?

Mi compañero de clase Antón y sus sutiles tácticas de persuasión. Qué chaval.

7 comentarios:

  1. TRES MESES? Juasssss.... se buena pásale los apuntes... (los del año pasado)

    :P
    BSS!

    ResponderEliminar
  2. Y yo que me estoy preocupando de antemano por no poder coger los apuntes en las clases de la universidad si el profesor escribe algo en el pizarrón (y me figuro que tendrá que hacerlo). Esto demuestra que soy un soberbio pel... mejor no decirlo. ¡Jamás se me habría pasado por la cabeza semejante estrategia! Que le dén al chico un premio, en serio.

    P.S. Si puedes y tienes tiempo (y si aún no comienzas a hiperventilar por los exámenes ni a matar por los líos de la entrada anterior), pásate por la Sociedad, que estamos descifrando ese bendito criptograma que encontraron los del FBI hace doce años (y sólo ahora lo hacen público, qué lindos ellos), y ya que tú has estudiado algo de esto, quizá nos venga bien que nos eches una mano. Porsupuesto, sólo si tienes tiempo, que creo que rindes el mes que viene, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  3. Ah, la sutileza estudiantil para pedir apuntes... Yo recuerdo que a partir de cuarto de carrera empecé a trabajar y dije adiós muy buenas a eso de asistir a clase. Pero mantenía un contacto que me pasaba apuntes. Si no, a saber cómo los hubiera conseguido, porque no tengo cara como para presentarse en clase un día y pedírselos a un desconocido...

    ResponderEliminar
  4. Que sutileza oye!! Jajaj una excusa estupenda para pedir apuntes, ya ves.

    ResponderEliminar
  5. Silvia, y ha dicho tres meses, pero en realidad le estoy dejando prácticamente lo de todo el año xD Pero en el fondo es un tío encantador, así que se los dejaré al buen hombre...
    Nicolás, no te preocupes, que la universidad es el mayor mercado negro que verás en tu vida: apuntes, exámenes, trabajos, prácticas... así que tú encontrarás tu proveedor, verás.
    Estoy al tanto del lío del FBI, pero no quiero cogerlo o no estudiaré nada más... aun así, en cuanto tenga un rato me paso por la Sociedad (gracias por avisar :) ).
    Juan, eso es porque tienes vergüenza, pero aquí el colega Antón no tiene ni idea de lo que es eso...
    Rocío ya ves, cualquier día de estos voy yo a ir pidiendo cosas por ahí con la táctica ésta, está claro que funciona.

    ResponderEliminar
  6. jaja! Sólo por la creatividad y la falta de complejos de la excusa, yo le pasaba las fotocopias de los apuntes encuadernados y con tapas deluxe!

    ResponderEliminar
  7. Que sí, si luego el chaval es una risa, no se le puede decir que no.

    ResponderEliminar