viernes, abril 15, 2011

La Llave de Sarah: belleza y melancolía

Esa estupenda compañía que es Van Dick está proyectando un ciclo de cine en versión original que me ha permitido ir hoy a ver, obviamente en francés, La Llave de Sarah (Elle s'appelait Sarah, Gilles Paquet-Brenner, 2010).
El título en español, supongo, viene dado por la novela de Tatiana de Rosnay en la que se basa el film (Sarah's Key, 2007), además de por ser esta llave la pieza central de la historia, que narra cómo en 1942 Sarah (Mélusine Mayance), una niña judía que vive en París con su familia, en un intento desesperado por protegerle de la redada que les llevará a ella y a sus padres al fatídico Velódromo de Invierno, encierra a su hermano en un armario del que guarda la llave, haciéndole prometer que esperará allí hasta que ella vuelva a buscarle. Paralelamente, en el 2009, conocemos a Julia (Kristin Scott Thomas), una estadounidense afincada en París que se encuentra, por motivos laborales, investigando la historia de Sarah, y que va encontrando cada vez más conexiones entre la niña y su propia vida.
Todas las narraciones del holocausto judío me dejan con mal cuerpo y a la vez me dan la sensación de que debería saber más al respecto, razón por la cual de vez en cuando veo una película o leo algo referente a este tema.

En este caso, tengo que decir que La Llave de Sarah me ha parecido una película magnífica, con una ambientación muy lograda y una música preciosa que encaja a la perfección, pero sobre todo con unos papeles maravillosamente interpretados; a Mayance podemos verla pasar de ser una niña jugando con su hermano a convertirse en una adulta con un instinto de supervivencia y de protección demoledores en apenas un minuto; Kristin Scott hace entender al espectador completamente cómo se siente en cada momento; y la que más me ha sorprendido, esa absoluta desconocida que es Charlotte Poutrel, que apenas dice dos palabras en sus escenas y aun así transmite toda una personalidad en los pocos minutos que se deja ver.
En definitiva, una película que probablemente mucha gente ni conozca, porque no ha tenido ninguna publicidad, porque es francesa y porque es una maravilla, y esa combinación no suele triunfar demasiado en las taquillas. Si tenéis la oportunidad, la recomiendo absolutamente.


p.d. Perdón si la crítica es un poco desastrosa, hoy he hecho prácticas durante 11 horas, son las 3 de la mañana y no pienso con claridad...

7 comentarios:

  1. Lograr que lo bello sea triste es un arte sublime que muy pocos pueden gastar a gusto. Si los creadores de la película (tanto director, como guionistas, como actores como compositor de la banda sonora) han demostrado profesionalidad.

    No, lo siento, siendo lo que tú dices que es, tristemente será apreciada en el público pochoclero y masivo. Da gracias por haberla podido disfrutar.

    Como no veo muchas películas, intentaré conseguir el libro (siempre me gusta más), a ver cómo pinta la historia en general y a profundidad. Si me interesa, luego sí veo la peli y digo cuál ha sido mi impresión.

    Y sin angustias, que estás más lúcida de lo que yo he estado haciendo menos cosas que tú.

    ResponderEliminar
  2. Fe de erratas.

    Si los creadores de la película (léase aquí todos los que han intervenido en ella de alguno u otro modo) han conseguido generar ese efecto, entonces han trabajado con profesionalidad.

    ResponderEliminar
  3. Tiene MUY buena pinta, me animaré a verla... me la apunto ;)

    bss,


    (fb? twittr?)

    ResponderEliminar
  4. Yo la conozco, pero te admito que no me había llamado mucho la atención... Así que si la pones tan bien tendré que darle una oportunidad...

    Escribir una crítica a las tres de la madrugada es toda una redefinición de la sesión golfa, je, je, je... A ver si te voy a tener que invitar al cine algún día, que no me cabe la menor duda de que sería un gustazo debatir contigo sobre cine en persona...

    ResponderEliminar
  5. Nicolás, el libro me han dicho que también está muy bien; si te lo lees, nos cuentas.
    Silvia, ¿qué hago? ¿me hago Twitter? Igual no es mala idea, ¿no? (tengo facebook y twitter, pero como sigo con mi absoluta separación entre Key y la Yo del Mundo Real, no puedo ponerlos aquí). Igual le hago cuenta a zapatoalacabeza con el pajarito azul. Os enteraréis si lo hago.
    Juan, pues si te digo la verdad, me gusta escribir sobre cine porque hablando me siento una repelente increíble, así que prefiero ponerlo por escrito, de manera que la gente pueda irse a otro sitio cuando se aburra... aun así, claro, si llegamos a coincidir, habrá que discutir la película que toque hasta que nos pongamos de acuerdo o nos peguemos :D

    ResponderEliminar
  6. Yo leí el libro, y puedo decir que es el libro más lindo que leí en mi vida.

    ResponderEliminar
  7. Lynn, tiene toda la pinta, gracias por la opinión :)

    ResponderEliminar