lunes, abril 11, 2011

Desde Rusia con amor

Becquer es todo un personaje. Desayunamos juntos como una vez al mes, y cada día que le veo me viene con una tía buena distinta debajo del brazo. La de hoy era rusa.

Becquer - Hablando del tráfico de órganos, en agosto me voy a Rusia - me pasa su teléfono móvil-. He conocido a una chica rusa muy maja - Se aguanta la risa. Eso es que da lo mismo que sea maja o no, lo importante es que tiene pinta de modelo, seguro-.

Cojo su teléfono. Efectivamente.

Yo - ¿Pero de dónde has sacado a esta tía? - Le pregunto mientras veo fotos de una chica que haría a muchas mujeres replantearse su heterosexualidad - ¡Está buenísima!
Becquer - Ha sido una casualidad. Me instalé un programa de mensajería para el i-phone sin tener ni idea de cómo funcionaba, y resultó que era para hablar con gente desconocida de manera aleatoria. Y entre degenerado y degenerado, me encontré a Anya.
Yo - ¿Y te vas a Rusia? ¿Con una desconocida?
Becquer - Nos llevamos bien, y ella va a venir aquí dos semanas a estudiar español dentro de nada.

Quiero alegrarme por Becquer, pero la situación tiene un aspecto horroroso.

Yo - Um... Becquer, tú sabes que en Rusia hay muchas mafias, ¿verdad?
Becquer - Sí.
Yo - Y sabes lo fácil que es poner a una chica guapísima como cebo para atraer a un pringado a un país del que si te roban el pasaporte ya no puedes salir, ¿verdad?
Becquer - Ya, si le he contado esto a otra amiga y se ha escandalizad... ¿cómo que si te roban el pasaporte no puedes salir del país? - Ya no sonríe. Creo que le estoy estropeando el día -.
Yo - Cuando estuve allí de vacaciones, el guía nos advirtió que nuestros pasaportes iban a volar en cuanto pisáramos la calle. Es llegar al hotel, y meterlos en una caja fuerte, donde se quedan hasta que vuelves a casa. Hay tráfico de documentos legales a puntapala - le cuento la estupenda historia de una amiga que tuve hace años, a la que le dijeron desde España que si se iba sin pasaporte entraría en Rusia sin problemas, pero que lo más probable es que no la dejaran salir. Qué buen rollo -.
Becquer - ¡No me jodas! ¿Rusia no es un sitio normal y corriente?
Yo - Uuuummm normal, lo que se dice normal... yo entré en la Plaza Roja bajo amenaza de bomba, y la guía, a la que por alguna razón que desconozco y que me inquieta, no dejaron entrar con nosotros, nos dijo que cuando entráramos a ver a Lenin lo hiciéramos en fila india, con las manos fuera de los bolsillos, sin hacer movimientos bruscos y sin hablar entre nosotros.
Becquer - Qué dices.
Yo - Mi madre no se lo tomó en serio, y cuando estábamos dentro se giró para decirme algo. Antes de pronunciar la segunda palabra, tenía a un guardia encañonándola. Un ambiente encantador.
Becquer - Joder.
Yo - Pues eso. Cuidado con irte tú solo a un sitio como Rusia. Es preciosa, pero da un mal rollo que te mueres.

Y así es como le he aguado la fiesta al pobre Becquer. Para que luego Anya sea una chica encantadora que quiere llevarle a Rusia para enseñarle su ciudad y que conozca a sus amigos, veréis.

Ya os contaré cómo sale el tema. O ya veréis a Becquer en las noticias internacionales. A saber.

7 comentarios:

  1. Rusia podrá ser lo que digan, pero de ahí llega la mejor técnica pianística (lo sé porque la escucho casi a diario, yo ni siquiera la domino mal) y de ahí vienen los mejores ajedrecistas... Tan sólo por el ajedrez, por el piano y por los grandes pensadores y escritores, vale la pena soportar eso XD (Exagerao, como siempre).

    Y ¿qué hace con las del mes pasado? Ese chico está ganándose muchas enemigas. Si alguien lo asesinara... muchos móviles... demasiadas personas desearían matarlo, así puesto...

    Dacord. Esto es lo que harás. Cuando vaya a España a aprender español durante unas semanas, tú le pedirás que se encuentren los tres. Hay que investigar un poco, pero me figuro que es una persona a la que le gusta la exaltación patriota. En tal caso, busca una caja de bombones de su tierra para regalarle. Procura que la gran mayoría (salvo unos bien señalados) estén alterados levemente con una droga que provoque somnolencia (puede ser un tranquilizante en una dosis elevada o morfina también en dosis elevada). En ese momento, Becker y tú llevaréis a la chica a una habitación de hotel (mientras más barato, mejor). Así se hará más difícil la búsqueda si es que algo sale mal. Si la chica despierta y ve lujos, entonces la búsqueda se acortará a los hoteles más costosos de Salamanca, y los menos costosos son más abundantes que los caros. Deberéis tomar mayúsculas precauciones para evitar que ella despierte o alguien se percate de esto. Procurad no hablar mucho, aún estando ella dormida. Desvestidla y sondeadla en busca de micrófonos ocultos, y si notáis que es un robot antropommórfico, pues no dudéis un instante en sumergirla en agua destilada a cuatro grados centígrados. Si encontráis micrófonos u otro similar (minicámara de espionaje) destruidlo con el agua y luego analizad con cautela. Triangulad la señal que habría seguido y encontrad o bien las grabaciones de todo lo que la chica veía y oía o a qué lugar se transmitían. Si encontráis papeles comprometedores o cualquier otra cosa que delate su procedencia en son de espionaje o secuestro, no dudéis en llamarme (recido en la Backer Street, al 221, Londres, Inglaterra). Haced el trabajo con tres guantes, y que Becker se abstenga, por todos los medios, de darle un beso de despedida (dejaría ADN que sería fácilmente reconocible).
    Si la matáis, no le pongáis ninguna prenda y bañadla en formol. Y si a la chica le gusta ver el mundo desde los ojos de los lugares que visita, entonces que la caja de bombones sean de España (alguno tradicional de Salamanca). Sed creativos, usad vuestra imaginación. Y no hagáis cosas estúpidas.

    Atentamente: Sherlock Scoth Holmes.

    ResponderEliminar
  2. P.S. Vosotros debéis comer con naturalidad los bombones que hayan sido señalados como "sin la droga somnífera", así ella se confiará. Y por cierto, no aceptéis de ella ningún dulce o regalo que sea para comer. Sobre todo tú, Key, si te ofrece alguna crema o perfume en especial, puede tratarse de un veneno vía hepidermis, incluso de alguna droga que provoque convulsiones e incluso la muerte. Dirigiros con cautela, no quiero perder a mis agentes especiales. Desde ahora vuestro código son: Agente especial H (tú, por "clave" y de ahí "clavicémbalo" y de ahí "harpzichord"), y Agente especial A (por Adolfo Bécker). Prudencia, y fidelidad a la Reina de Inglaterra.

    ResponderEliminar
  3. ay, Becquer! Con lo majo que era, y acabar sus días en el Volga con una piedra atada a los zapatos...

    ResponderEliminar
  4. Así podrás decir que uno de tus amigos tiene contactos con la Mafia rusa.

    Deberías animarlo a que se fuera inmediatamente, siempre viene bien amigos con contactos aunque estén muertos...

    ResponderEliminar
  5. Yo soy igual de desconfiada,
    además q o hay prisa... siempre puede viajar acompañado y luego de q la chica le visite y se conozcan en persona.. que chicas guapas hay nacionales y por viajar hay ofertas de último minuto a caribe... si es que!!!! (a veces no piensan con la cabeza)
    Me encanta el plan de escapada y sin pensarlo dos veces pero siempre es bueno empacar el sentido común...

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  6. Indudable mal rollo, sí... Qué poco fío de conocer a mujeres así por Internet y que tal cual quieran verte... aquí al ladito, en Rusia nada menos... Ojalá que nos equivoquemos todos y le vaya bien a Becquer...

    ResponderEliminar
  7. Nicolás, Becquer viaja mucho, por lo que casi todos sus ligues viven en otras ciudades. Así no tiene que lidiar con malos rollos cuando se acaba la pasión y esas cosas. Sobre tu idea, cualquier plan que implique desvestir a alguien queda descartado, que luego me denuncian por acoso... pero a la chica sí quiero verla si aparece por aquí, ya informaré si veo algo sospechoso.
    ¡dEsoRdeN, Julef, no nos pongamos pesimistas! Al final me veo robándole yo el pasaporte a Becquer para que no acabe en Rusia perseguido por la mafia. Me pregunto por qué mis amigos no harán cosas normales.
    Silvia, Juan, eso digo yo, si es que no sé cómo este hombre se fía de la primera que pasa. Pero la chica va a venir a Salamanca antes de que vaya él, así que a lo mejor podemos averiguar si es normal o una mafiosa.

    ResponderEliminar