domingo, septiembre 07, 2014

El congreso: qué peli más rara

¡Qué maravilla, eso de ir al cine a lo loco, sin apenas tener idea de lo que vas a ver! ¡Qué de posibilidades! A lo mejor descubres a tu nuevo actor favorito. A lo mejor es la peli del siglo. A lo mejor es El congreso (The Congress, Ari Folman, 2013) y te mueres del tedio siete veces. El cine es así.

El congreso - cartel

A ver cómo os cuento de qué va, porque hasta eso es complicado. ¿Habéis visto La princesa prometida (The Princess Bride, Rob Reiner, 1987)? ¿No? Bueno, pues Forrest Gump (ID, Robert Zemeckis, 1994). Ésa sí, ¿no? Robin Wright era la susodicha princesa en la primera y Jenny, la churri un poco tarada de Forrest, en la segunda. Pues bien, Robin es la protagonista de El congreso, tanto a nivel de actriz como de personaje. Que hace de ella misma, vamos. Y a mí las pelis en las que los actores hacen de sí mismos me confunden enormemente. ¿Qué es biográfico? ¿Qué está dramatizado para mejorar la trama? ¿Qué se han inventado con el único fin de que después de salir del cine yo me pase dos días investigando a actores que me dan igual en internet para ver qué es verdad y qué no?

Robin Wright (Robin Wright)

El caso es que Robin se encuentra con el percal de tener dos hijos -uno de ellos (Aaron, interpretado por Kodi Smit-McPhee) con una grave enfermedad degenerativa que explican fatalmente mal y que no he llegado a entender- y con llevar más años que la Tana sin participar en una producción decente, con lo que, tras una bronca larguísima de su extremadamente entrañable agente Al (Harvey Keitel), se ve obligada a plantearse el dejarse digitalizar por unos estudios de cine que obtendrán con dicha digitalización los derechos de autor sobre su imagen y su potencial interpretativo. Suena raro, ya lo sé; básicamente consiste en los estudios escaneando actores mientras éstos interpretan (se ríen, lloran, se enfadan, cosas así), para poder después hacer películas con dichos actores como protagonistas, pero sin que éstos estén realmente. Lo que han hecho los de Lionsgate con Philip Seymour Hoffman en la tercera de Los juegos del hambre, vamos. A mí lo de recrear por ordenador a un tío que está muerto me parece, en el mejor de los casos, una falta de respeto, pero tampoco soy un director con una cinta a punto de terminar y chorrocientosmil fans esperando, así que igual es que no me he puesto en situación.

Robin Wright (Robin Wright) y Harvey Keitel (Al)

La idea es muy interesante, y estaría relativamente bien si no fuera porque a la mitad del largometraje el foco cambia por completo y pasa a centrarse en una droga que hace que los consumidores entren en un mundo animado que les permite elegir cómo quieren ser. Esto se expone como una manipulación vil hacia el ciudadano medio, y de nuevo es un tema interesante que tampoco resulta convincente porque está horrorosamente explicado y tiene lagunas por todos lados. Por último, no vaya a ser que al espectador le dé tiempo a centrarse, al cabo de un rato la orientación de la película cambia de nuevo y pasamos a ver como único elemento importante la relación de Robin con su hijo. Un jaleo.

Robin Wright (Robin Wright) y bichos animados varios que parecen adorables pero en realidad dan un mal rollo espantoso

El congreso es muy original (y rara. Pero rara rara rara) y tiene conceptos muy interesantes; hace pensar sobre qué es en realidad un actor y sobre cómo la industria del cine a veces nos manipula como le apetece. A mí la parte de animación no me ha gustado en absoluto, pero sí reconozco que las cintas que cambian radicalmente de estética en algún punto del metraje al menos muestran algo diferente. Las interpretaciones no están mal, la música es bonita, hay cameos llamativos, esas cosas; pero no merece la pena. Han sido las dos horas más largas que he pasado en mucho tiempo.

En resumen, El congreso es original y da que pensar, pero es dispersa y extraordinariamente aburrida. No la recomiendo, a menos que queráis impresionar al hipster del grupo o algo así.

A ver si con la próxima tengo más suerte.

16 comentarios:

  1. Y a pesar de cómo la pones a mí me has hecho sentir curiosidad y me apetece verla. No la conocía pero me suelen molar las películas raras así que me la apunto aunque me pueda arrepentir de haberla visto.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, al que la vio conmigo le gustó, así que hay esperanza :) Yo me aburrí infinito, pero sí es verdad que al menos es algo diferente. A ver si a ti te gusta más que a mí.

      Eliminar
  2. Arggg... perezón nivel máximo. Mira que voy poco al cine pero últimamente me terminas de quitar las ganas. Y esta en concreto, creo que ni descargada vilmente de la red.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice Julef ahí abajo, vete a ver Guardianes de la galaxia. Muchos mejor :D

      Eliminar
  3. Guardianes de la Galaxia ¿Tan difícil era?

    Una mapache CON METRALLETAS y un árbol que baila Jackson 5. ¿Qué puede salir mal?

    Esta peli pinta a fumada rollo "A Scanner Darkly" que curiosamente suelo ver (e incluso disfrutar). Anotada queda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La del mapache mucho mejor, yo también lo veo claro. Mira que si al final te gusta ésta y todo. A lo mejor hay esperanza.

      Eliminar
  4. Bufff. Una que no veré. No tengo yo paciencia para estar intentando entender cosas que están mal explicadas. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí explican mal una cosa detrás de otra, así que igual mejor ver otra cosa, sí.

      Eliminar
  5. Hola Key
    La idea de sustituir a una actriz digitalmente se desarrolló también en S1mone -o comoseescriba-.
    Entiendo que no es tu caso pero si es aburrida siempre nos queda disfrutar de la belleza de Wright, o pensar como digitalizar a Penn.
    Un saludo, Manu3l.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en Simone la creaban, no cogían gente de verdad y la digitalizaban, así que no era tan turbio el tema. Ésa era entretenida, dentro de lo que cabe :)

      Eliminar
  6. A mí me habían hablado bien de ella, aunque siempre es bueno leer otras opiniones. Además, con el listón más bajo seguro que la sufro menos, jeje. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que no es una mala peli, pero es que me aburrí tanto tanto... :( Pero es verdad, si no vas con muchas esperanzas es más fácil que te cause mejor impresión. A ver si te gusta.

      Eliminar
  7. Pues el trailer me había llamado mucho la atención y he leído alguna que otra crítica positiva por ahí, por eso me había producido curiosidad. Pero, en vista de tu crítica, creo que rebajaré notablemente las expectativas.
    Que una peli resulte aburrida o se haga larga es lo peor que puede pasar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La puedes ir a ver, pero con las espectativas por los suelos, y así seguro que sale bien :D

      Eliminar
  8. Pues la voy a ver. Nada más que para comprobar si es tan mala como dices. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente mala no es, pero es que es lentísima :( A ver si tú tienes más suerte que yo y te gusta más :D

      Eliminar