viernes, abril 12, 2013

Radioaficionados (actualizado)

Hoy, durante la comida, mi tío Mariano y mi padre me han recordado una historia estupendísima:

Hace un montón, mi padre era radioaficionado. Se enchufaban todos y hablaban entre sí, diciendo chorradas en clave y otras historias que tenían a mi madre hasta el cogote. Un poco como ahora chatear (aunque ya no lo haga nadie, pero entendéis el concepto), pero más molesto, porque por lo menos chatear se puede hacer en silencio y sin darle la tabarra a nadie.

Un día, mi padre y mi tío se fueron con su radio, o transmisor, walkie-talkie o lo que puñetas usaran, a una peña, para poder coger señal y hablar con quien fuera. Pero no encontraron una señal aceptable, así que se fueron a otra peña más alta. Esa noche había una niebla horrorosa y eran como las tres de la madrugada, y a mitad de camino vieron que era peligroso seguir porque la niebla era demasiado densa, pero ya no podían dar la vuelta porque eso parecía todavía peor, así que siguieron subiendo.

Resulta que unos días antes, la ETA había volado un repetidor telefónico no muy lejos de allí, así que habían mandado a la guardia civil a vigilar otro repetidor, situado en la montaña que estaban subiendo  los radioaficionados de marras.

Claro, tenemos a dos guardias civiles solos en la cima de una peña perdida de la mano de Dios, a las tres de la mañana y con una niebla que no les deja ni verse entre ellos, armados y con la idea de que un grupo terrorista puede aparecer por allí en cualquier momento para volar el chiringuito...

Y aparecen mi padre y mi tío.

Muy bien todo.

Muy listos.

Dicen que no oyeron el alto, que lo primero que pudieron ubicar fue la luz de una linterna apuntándoles a los morros.

GuardiaCivil#1 - ¿Mariano? ¡¡MARIANO!! - mi tío mira desorientado al origen de la luz, que aparentemente proviene de un tipo vestido de verde con cara de ira mezclada con pánico - ¡¡¿PERO QUÉ COJONES ESTÁIS HACIENDO AQUÍ A ESTAS HORAS?!!
Mariano - Eh... venimos a ver las estrellas - ciertas lagunas legales hacían poco recomendable el anunciar ese rollo de la radioafición, así que mi tío decidió que sería más práctico mentir -.
GuardiaCivil#1 - ¿Las estrellas? ¡¡¿LAS ESTRELLAS?!! ¡¡¡PERO SI NO SE VE NADA!!! - ver estrellas con esa niebla muy creíble no sonaba, no.
GuardiaCivil#2 - ¡Casi os freímos a tiros, joder! ¡¿Estáis locos?!

Dicen que no les han echado una bronca mayor en su vida. Los guardias pensaron que quién iba a subir allí a esas horas si no era con malísimas intenciones, así que, obviamente, pensaron lo peor, y casi los fríen.

Recordad que sorprender a gente armada que está esperando a terroristas en una noche de niebla es una mala idea. Aunque luego proporcione buenas anécdotas que contar.


ACTUALIZACIÓN

Aclaro una cosa, porque no está muy bien explicado y hay gente que me ha preguntado al respecto:

La peña mencionada está en el pueblo en el que vivía mi tío. Además, mi tío trabajaba en el centro de salud, así que le conocía todo el mundo. De ahí que no les pegaran un tiro; los guardias civiles le conocían de sobra. Que a veces me explico fatal.

12 comentarios:

  1. Me apunto ese consejo, espero no tener que recordarlo nunca xddd! Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja no sé quién en su sano juicio se puede ver envuelto en esa situación, pero oye, por si acaso...

      Eliminar
  2. ay, por favor, lo que me he reído. jajajajaja
    además es que es el tipo de soluciones que se le ocurren a los hombres. oh, subir es peligroso, bajas también... sigamos subiendo en la oscuridad y la niebla a ver qué pasa... ay, madre!!
    la anécdota es buenísima, pero estuvieron muy cerca de las balas, no sé yo si el precio no es demasiado alto...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, ahora lo cuentan y se parten, pero en su día vaya susto se debieron de llevar. Qué gente.

      Eliminar
  3. Jajajaja. Qué bueno... Menos mal que no pasó a mayores la cosa y ahora pueden recordarlo con unas risas. Lo de las estrellas no era buena excusa en ese momento, no... Besotes!!!

    P.S. Cada día te superas con los gadgets...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver las estrellas, a quién se le ocurre...

      El gadget es terrible, a que sí. No hace nada, no sirve para nada, y es feo como un dolor. A ver cómo supero eso.

      Eliminar
  4. Pues suerte de que lo conocían. Aunque nunca se sabe que cuando ocurren estas cosas tan raras seguro que los que más se rien después son los propios polis viendo el canguelo de los civiles. Y es que a veces solo pro el hecho de que pienses que te creen culpable de no se qué te hace obrar de un modo errático.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que los guardias civiles todavía están contando la historia, pero en el momento debieron de pasar un miedo horroroso, pobres xD

      Eliminar
  5. Me imagino a los dos con una antena hecha a mano con 3 perchas buscando señal por medio del campo y de repente encontrarse con los guardias civiles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja pues no me extrañaría nada. Ya era lo que faltaba xD

      Eliminar
  6. A ver las estrellas LOL
    -?Y qué lleváis ahí atrás?
    -¡Un telescopio sonoro!

    A ver. Casi que lo que hacían era ilegal. Luego nuestros padres dicen que nosotros estamos descarriados.

    Me queoo con lo de "A ver las estrellas". Es muuu bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, a mí cada vez que me cuentan lo de ver las estrellas me parto xD A quién se le ocurre.

      Eliminar