sábado, abril 06, 2013

Holy Molly Cross Malone

Hace unos días fui a McDonalds con Manzo. Uno con taburetes de colores, murales en las paredes y chorradas guays de ese tipo. Manzo señala al centro del local, muy emocionado. Ha localizado los sillones. Sillones de colores con unos brazos enormes, que giran.

Yo - Esto es mala idea. - le digo a Manzo mientras me acomodo en uno de los sillones fluorescentes -. El otro día estuve con Paulaner en el Holy... Molly... um... ¿Cross? No sé, ése que era el Drunken Duck; nos sentamos en los sillones ésos de mafioso que tienen en la planta de abajo, y casi ni nos oíamos, porque los sillones eran tan grandes que estábamos al quinto infierno el uno del otro.
Manzo - ¿El Molly Cross no es el que era antes el Holy Cross?


INCISO

Hay una serie de cervecerías en mi ciudad que -me parece- pertenecen a la misma compañía. La decoración es similar en todas, todo de madera, muy acogedor. Es probable que también tengáis algunas en vuestras respectivas ciudades, porque funcionan, como mínimo, a nivel nacional. El caso es que alguien ha tenido la brillante idea de cambiarles los nombres, y ahora no hay Cristo que se aclare con cuál es cada una.

FIN DEL INCISO


Yo - ¿El que era el Holy Cross? ¿No es el que era el Drunken Duck?
Manzo -  Yo creo que no. Yo creo que el Holy Cross ahora se llama Molly Cross.
Yo - ¿Y entonces el Drunken Duck cómo se llama?
Manzo - No sé, Holy... ¿Malone?
Yo - No, el Molly Malone sigue siendo el Molly Malone, y ninguno más lleva "Malone", en el nombre, ¿no?
Manzo - ¿Al Molly Malone no le han cambiado el nombre?
Yo - Creo que no. Sólo al Holy Cross y al Drunken Duck. Que ahora son el Molly Cross y el que no sé cómo se llama.
Manzo - Podemos llamarlos a todos Holy Molly Cross Malone, y punto.


 Seguro que os ha pasado alguna vez, que os habéis visto involucrados en una conversación absurda, y al poco tiempo habéis tenido la misma conversación, igual de absurda, con otra gente. El miércoles fui a cenar a un maravilloso retaurante chino al que voy de vez en cuando con unos amigos. Los presentes éramos Markru, Manzo, Canaris, Sledge, Paulaner, Denny y yo, pero quién dijo cada cosa es información que mi cerebro ha decidido que no tiene relevancia ninguna, por eso no pongo nombres en la conversación.

- ¿Vamos a tomar una cerveza?
- Vale. ¿Dónde?
- Podemos ir al Molly Cross.
- Ése lo han cerrado.
- ¿Lo han cerrado? Pero espera, ¿ése es cuál era?
- El que está ahí abajo.
- ¿Ése no era el Holy Cross?
- Noooo, ése era el Drunken Duck.
- ¿¿Han cerrado el pato borracho??


Y así.

Lo importante de todo esto es: si tienes una cadena de bares, no fusiones los nombres, por Dios. Que soy fácil de desorientar y luego tengo que sufrir estas situaciones. Y encima luego vosotros tenéis que leerlas.

Y yo creía que sabía poco de márketing.

16 comentarios:

  1. No tengo ninguna cadena de restaurantes ni de bares así que por mí no sufras que no te voy a putear de semejante manera.

    Lo bueno que tienen estas cosas es que provocan este tipo de conversaciones que son, como mínimo, para postearlas (si no para grabarlas).

    No me has cambiado el gadget. Mal, muy mal. Qué decepción. Entro sólo por eso, prácticamente. Jajaja.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te he cambiado el gadget porque aún no se ha acabado la semana, pero mañana a las doce de la noche tienes uno nuevo (intentaré ser puntual) :D

      Eliminar
  2. Si es que donde esté el mítico Casa Pepe que hay en todos los rincones de este país conocido como España... Lo demás es un lío descomunal que abusa de esa sensación megafashion de usar nombres en inglés para todo... Y encima cambiando nombres, hombrepordios...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es. Sólo sustituible por Casa Manolo; todo lo demás, patrañas.

      Eliminar
  3. Como los bares de toda la vida no hay nada... luego llegan las moderneces con anglicismos y nos tocan los ovarillos ;)

    un besete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por si es poco confuso, te mezclan los nombres. A quién se le ocurre.

      Eliminar
  4. Yo para los nombres soy horrible, asi que suelo llamarlos por donde están, el problema es cuando empiezo a liar calles, plazas... ahi ya, si tengo un problema xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que estos están todos al lado. Hay dos que sólo están separados por otro negocio en medio. Lo hacen para vernos sufrir, te lo digo yo.

      Eliminar
  5. recuerdas que cuando estuve en salamanca ya tuvimos una conversación de ese tipo con Manzo?? No era con esa cadena concreta, creo, pero fue del estilo, con sitios a los que cambian el nombre veinte veces. en madrid también ocurre, que el mismo sitio lo cambian, lo fusionan, le ponen otro nombre, vuelven al antiguo, lo mezclan con el nuevo... y al final te haces la picha un lío. Un poco de cordura, oigan!!
    Y el gadget es un espanto.creo que es de los que encabezan la lista de gadget mierder.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si pensamos en la misma conversación; sí que creo recordar que hablamos de los bares que se meten en chanchullos legales y tienen que cambiarse el nombre para partir con un registro en blanco y una fama decente xD
      El gadget es lo mejor que hay. No tiene sentido ninguno.

      Eliminar
  6. ¿Y no hay por ahí ningún bar o cadena de ídems que tenga algún nombre en euskera? Pero un nombre en plan complicado, porque de los fáciles ya hay unos cuantos por ahí, jeje... entonces si mezclas los nombres que has mencionado con alguno en euskera, ya tiene que ser algo realmente divertido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno mira, ya lo que me faltaba. No lo había pensado, pero el día que se pongan a bautizar así a los bares, pues no sé, me quedaré en casa, supongo. Como si no me costara ya suficiente recordar las cosas en castellano :S

      Eliminar
  7. Un 0 en màrqueting para esa cadena!! Qué agobio de nombres, por favor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, supongo que habrán despedido al que se le ocurriera la idea, porque madre mía...

      Eliminar
  8. Jajaja, qué absurdo, casi tanto como el gadget de esta semana, en serio, ¿pero eso qué finalidad tiene? Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que no me lo he preguntado. ¿Simular que vas en un coche con uno de esos muñequitos sin sentido? ¿Tener un gogó? No sé. Me pierdo. Y con los bares creo que lo han hecho porque han unificado dueños o algo así. Pero tampoco entiendo nada, la verdad.

      Eliminar