lunes, septiembre 03, 2012

Los tres cerditos: análisis

Me pidió Patrick en los comentarios del análisis de Blancanieves que analizara Los tres cerditos, así que me he puesto a buscar el cuento original, a ver qué había por ahí. No parece pertenecer a ninguno de los escritores de cuentos más famosos, pero ha aparecido en un libro llamado Cuentos populares ingleses, recopilados por Flora Annie Steel e ilustrados por Arthur Rackham. ¿Que quiénes son esos? Ni idea, pero la tal Flora publicó el libro en 1918. Con esa antigüedad, y dado que no he conseguido encontrar otra versión, considero que en ese libro se encuentra la que se puede considerar versión original de Los tres cerditos.

INCISO

Igual queréis , antes de nada, darle un repaso al cuento popular. Yo creo que la historia que conocemos todos es ésta. Si veis el vídeo, no os perdáis al padre de los cerditos hecho embutido y enmarcado en la pared.

FIN DEL INCISO

Vamos al original:

La historia comienza con una vieja puerca (eso pone) que tiene tres cerditos. No tiene nada para darles de comer, así que les dice que se vayan de casa y se busquen la vida. El mayor se larga, y se encuentra con un hombre que va cargado con un montón de paja. El cerdito se la pide tan amablemente que el caballero cede y le regala la paja para hacerse una casa.

...

Ya. Ha sido la amabilidad, sí. Oye, que cada persona es un mundo, pero si yo me encuentro un cerdo parlante que me pide material para hacerse una casa, le doy el material, la cartera, el móvil y, si puedo, un exorcismo. Pero vale, ha sido la amabilidad lo que ha convencido al hombre, faltaría más.

Bueno, que el cerdo se hace una casa con la paja mencionada, y al poco rato un lobo pasa por allí y huele a cerdo (palabras textuales). Así que le pide al cerdito que le abra la puerta. El cerdo mira por la cerradura, ve los dientes, y le dice que no le abre, evidentemente. Lo que viene ahora nos lo sabemos todos; el lobo sopla y tira la casa. En la versión edulcorada de Disney, el cerdo huye a casa de su hermano, pero en la cruel realidad del cuento tradicional, el lobo se merienda al cerdo.

La historia se repite con el segundo hermano, que se va de casa y esta vez lo que le pide a un tipo que ve por la calle son hojas para hacerse su casa. El hombre se las da, cómo no. Bien, llega el lobo, bla bla bla, sopla, tira la casa y se come al cerdo.

Con el tercero se repite el tema hasta la parte en la que el lobo sopla, porque esta vez el cerdito ha construido su casa con ladrillos, y la casa no se derrumba.

MITO: En el cuento que conocemos todos, los dos primeros cerditos se construyen casas cutres porque son unos vagos y es más rápido y fácil hacer una casa de paja que hacer una de ladrillo, y por eso el lobo se los come. La moraleja es que el esfuerzo recibe recompensa y que ser un vago sale mal. Pues bueno, por lo que se ve, en el cuento original, la moraleja de esta parte de la historia es:

a) Si le pides cosas a desconocidos amablemente, te regalan lo que haga falta.
b) Que vivas o mueras está completamente en manos de la suerte. Si te encuentras al que lleva ladrillos, bien. Si te encuentras al que lleva paja, disfruta de la vida porque te quedan dos telediarios.

Y en el cuento típico aquí se acaba el tema, pero en el original la cosa continúa un rato:

El lobo ve que soplando no va a llegar a ninguna conclusión, así que decide engañar al cerdo. Le dice que conoce un campo de nabos estupendo; que si quiere, él le lleva. ¿Y por qué no? Que el lobo acabe de intentar comerle no es impedimento para que de ahí pueda surgir una bella amistad, así que quedan a las seis de la mañana del día siguiente (vaya ganas). ¡Pero! ¡El cerdo no es tan estúpido como parece! Se levanta una hora antes, se va él solo a buscar los nabos, y para cuando el lobo llega a buscarle, el cerdo ya se ha comido los nabos y está dentro de casa riéndose del pobre infeliz. El cerdo insulta abiertamente al lobo, y éste se cabrea. Pero como sigue con su plan de zamparse al cerdo, le dice que al día siguiente, si quiere, le lleva a un campo de manzanos, donde hay unas manzanas estupendas. El cerdo dice que sí, y, de nuevo, se levanta mucho antes para ir por su cuenta. El lobo aparece también antes de la hora, pero solo llega a tiempo de pillar al cerdo cuando está volviendo a casa. El cerdo ve al lobo a lo lejos y se da cuenta de que si no piensa algo, va a estar criando malvas en menos de dos minutos, así que, después de un diálogo extremadamente pasivo-agresivo, le lanza una manzana al lobo, para que éste salga corriendo a buscarla y así poder meterse en casa. En este punto de la historia ya tenemos claro que el lobo es imbécil. Vale.

El lobo, cabreado hasta la médula, le dice al cerdo que si quiere ir con él a la feria esa tarde. Yo ya no sé si todo el cuento es una broma o qué, porque eso de que un asesino en serie esté venga a concertar citas con su víctima, que sabe perfectamente lo que hay, y todo de buen rollo, y todos tan colegas, a mí me parece que es pasarse un poco con el cinismo. Pero bueno, el cerdo, como siempre, le dice que sí, pero, utilizando esa basura de truco que nos llevan vendiendo desde el principio del cuento y que me tiene ya más que harta, va mucho antes de la hora a la que ha quedado con el lobo, y se lo pasa estupendamente y se compra una mantequera llena de mantequilla. Porque, por lo visto, la gente feliz compra mantequeras. Cuando vuelve a casa, se encuentra con el lobo, y para que no le coja, se mete en su recién adquirida mantequera. Que cómo será el cacharro para que quepa un cerdo, pero bueno, cosas más raras se han visto... el caso es que, adivina tú cómo o por qué -porque en el cuento no te lo explican- el cerdo acaba rodando colina abajo dentro de la mantequera, al más puro estilo carrera del queso. Madre de Dios. Me imagino al tipo traumatizado aquel que repartió materiales a todos los cerdos del pueblo, encontrándose una mantequera, abriéndola y viendo a un cerdo cubierto de mantequilla salir de ella diciendo "Holaaa. Gracias, tío, me voy, que un lobo me quiere comer". Pero no, lo que pasa es que el lobo oye los golpes del cerdo rodando montaña abajo, y se asusta mucho. No sé qué miedo puede dar una mantequera rodante que contiene un cerdo que chilla, la verdad, pero bueno, a mí me dan mal rollo los delfines y no veo que venga ningún lobo a echármelo en cara, así que cada uno que le tenga miedo a lo que le parezca.

El lobo vuelve a casa del cerdo, y le dice que siente mucho no haberle ido a buscar para ir a la feria, pero que algo rodante que daba golpes le había asustado. El cerdo le explica que era él metido en la mantequera, y el lobo se siente tan humillado que ya no aguanta más y decide colarse en casa del cerdo por la chimenea. Con tan mala suerte que el cerdito tiene un caldero con agua hirviendo en el fuego, así que cuando el lobo cae en él, el cerdo tapa el caldero, espera a que su visitante esté bien cocinado, y se lo come para cenar.

Balance:

1 madre cerda abandonadora.
2 hermanos cerdos muertos.
1 lobo hervido -y estúpido-.
1 cerdo vivo, contento, y probablemente gordísimo de tanto nabo, tanta manzana y tanto lobo cocido.

Ale, ya conocéis la realidad del cuento. Volveré con otra entrega en algún momento, probablemente con alguno todavía más traumático que éste. Los cuentos son lo peor.

20 comentarios:

  1. Jajajajaja cruel y brutal, sin duda... ¡me encanta! :D. Lamento discrepar contigo, pero los cuentos son lo mejor, no se andan con rodeos a la hora de exponer las cosas... aunque contados a tu estilo mejoran, sin duda xD.

    Por cierto, he visto el vídeo de los 3 cerditos y... mi mente sucia me obliga a preguntar: ¿nadie más piensa mal cuando dice eso de "y soy muy feliz tocándome el flautín"? La rima quedaría igual sin ese "me" xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calla, que yo con lo del campo de nabos me he tenido que concentrar para no decir nada... es un poco raro todo, sí xD

      Eliminar
  2. Jajaja. Me encanta esta sección espontánea que te ha aparecido aquí sin querer la cosa... ¿En serio no explican cómo se fue el cerdo rodando con la mantequera? Ahora no hago más que darle vueltas... Para la próxima me pido la Cenicienta, que si la versión de Disney es cruel, no quiero imaginarme cómo será la versión original. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, esto pone:

      "Bueno, no tenía otro sitio donde esconderse si no era en la manequera, así que se metió allí, y estaba cerrándola con la tapa cuando la mantequera comenzo a rodar colina abajo...".

      Qué, tela con la explicación ¿eh? Ni pies ni cabeza.

      Me apunto la Cenicienta, que no lo he leído aún ;)

      Eliminar
    2. ¡Sí! ¡La Cenicienta!, que al final los pájaros le sacan los ojos a las hermanastras...

      Eliminar
    3. Lo sé, es más chungo que otra cosa. En cuanto tenga un rato, lo destripo por aquí :D

      Eliminar
  3. Jaja! Análisis brillante, cuento a medio camino entre el gore y la estupidez. Disney hizo mucho daño. A todo esto, ¿qué es una mantequera?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he tenido que buscar porque yo tampoco he visto una mantequera en mi vida... por lo visto, es simplemente un recipiente para guardar mantequilla. Y si algo se ve en las fotos de google, es que ahí un cerdo no cabe :S

      Eliminar
  4. ay, por favor, jajajajaja. deberías escribir un libro con estos análisis. son la mejor parte de los cuentos con diferencia. quiero el de la cenicienta ya!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja no te preocupes, que la Cenicienta es la próxima. A ver qué me encuentro.

      Eliminar
  5. Jajaja, me encantó, me uno a la petición, La Cenicienta, por favor.

    ResponderEliminar
  6. ¿Queda algún cuento más para que lo destripes, o lo que nos queda de infancia puede irse a la ducha y sentirse sucio el resto de su vida?

    Otro cuentooooo... vengaaaa jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a destrozar todos los que me encuentre. Van a venir los escritores del más allá, a pegarme. Lo veo.

      Eliminar
  7. je je me encanto el analisis!! me hiciste reir mucho, Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro! La verdad es que en estos cuentos dicen tantas barbaridades, que lo ponen fácil :)

      Eliminar
  8. Muy gracioso el analisis! Muchas gracias por el comentario en mi blog(:

    ResponderEliminar
  9. Pues aquí otra petición amigo, la Capercita roja que tiene mucho de interesante esto de que la madre la mande atravesar del bosque sola sabiendo que hay un lobo y que la abuela viva ten lejos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el análisis de La Cenicienta hubo gente que me pidió Caperucita, así que ya sois más :) Será el próximo que haga, sin falta.

      p.d. ¡Soy amiga! ¡Soy una chica!

      Eliminar