jueves, julio 14, 2011

Chantaje emocional

19.25

Yo - Me tengo que ir ya, he quedado con una conocida de Iris para practicar inglés. Iba a venir ella también, pero no puede, así que me toca ir sola; espero que la mujer sea normal. Si os queréis venir, ya sabéis.
Fog - Ummmm es que tengo que sacar al perro...
Manzo - Yo... creo que hoy te abandono. Me da cosa dejarte sola, pero hoy estoy reventado.
Yo - Mira que como luego esta señora sea la líder de otro grupo sectario...
Manzo - Seguro que sí.
Yo - ¡Qué conste que si me secuestran pesará sobre vuestra conciencia!

Me da la risa. Por si no os lo he contado ya, Fog y Manzo tienen más conciencia que sangre en las venas, y hacerles chantaje emocional es tan complicado como atarse los cordones. Nunca lo hago, por principios, pero sé que si les lloro un poco se sienten fatal y hacen lo que sea. Son así de majos.

19.45, sentada en un banco con Dana, la del intercambio.

BIP BIP. Un mensaje:

Manzo: T han raptado ya?

Me planteo si no estará realmente pensando que estoy amordazada en algún maletero, guardo el móvil y sigo de palique con Dana.

21.30, nos vamos a casa. Pienso en responder al mensaje de Manzo, pero caminar y escribir mensajes de texto a la vez dejó de ser viable con la llegada de los teclados táctiles.

21.50, llego a casa. Ha pasado mucho rato desde que me llegó el mensaje, voy a informar a Manzo de que estoy viva. O puedo no hacerlo y ver cuanto tarda su sentimiento de culpa en convencerle de van a robarme un riñón de un momento a otro. No, venga, no soy tan cruel, en cuanto acabe el capítulo de Greek que tengo a medias, le escribo.

22:07

¡¡RIIIIIIIIIIIIING RIIIIIIIIIIIIING!!

Descuelgo.

Yo - ...
Manzo - ...
Yo - ¡Hola!
Manzo - Hola...
Yo - ¿Querías algo?
Manzo - ...
Yo - ...
Manzo - ¿Estás bien?

Si es que las buenas personas son predecibles hasta la médula... lo que me he reído del pobre. La próxima vez me porto bien, de verdad.

7 comentarios:

  1. Eso no se hace... Algunos tenemos una imaginación demasiado despierta y lo pasamos mal.

    Hoy te quedas sin abrazo.

    ResponderEliminar
  2. jajaja, pobre, pero que fortuna tener amigos asi ¿verdad?

    ResponderEliminar
  3. Pobre Manzo, cuanto me recuerda a mí mismo y a lo fácil que cedo a los chantajes emocionales. Y es que... ¿quién soy yo para decirle que no a una dama... o para no estar dándoles vueltas a la cabeza cuando no me queda más remedio que decírselo? Pero fue una crueldad leve, eso también es verdad, je, je, je...

    ResponderEliminar
  4. Pobrett, cuidale y no le hagas sufrir que hay poquitos así :)

    ResponderEliminar
  5. Jajaja que tierno por una parte ¿te han raptado? jajaja, que buen amigo por una parte.
    Hey gracias por tu comentario, espero que estés bien un abrazo!, nos comentamos

    ResponderEliminar
  6. ¡Vaaaale, vale, me queda claro! Tengo que tratar bien a Manzo que él se porta bien conmigo. La próxima vez que tenga tentaciones de reírme de su buena voluntad, me acordaré de todos vosotros y me comportaré. Prometido.

    ResponderEliminar