lunes, julio 04, 2011

Zacarías

Zacarías es meteorólogo.

Cuando era pequeño, su padre, que se dedica a la agricultura, se sentaba con él y le preguntaba:

- ¿Qué crees que debería hacer con la cosecha? Si se pone a llover la perderemos, por lo que debería recogerla ya; pero si hace buen tiempo unos días, ganaríamos más esperando un poco. ¿Qué hacemos?

Obviamente, Zacarías no sabía qué responder, y se quedaba pensando en cómo sería eso de poder decirle a su padre lo que debía hacer para optimizar su cosecha.

Zacarías creció, y se hizo físico, especializado en meteorología (al que diga metereología, le crujo). Con el tiempo se hizo un gran experto, hasta el punto de que ahora, cada día se levanta una hora antes de lo necesario para analizar las previsiones meteorológicas y saber qué tiempo va a hacer.

Si Zacarías coge el paraguas antes de salir de casa, sus compañeros hacen lo mismo.

Si sale en manga corta, sus compañeros le imitan.

¿Por qué? Porque nunca se equivoca.

A día de hoy, el señor agricultor llama por teléfono y pregunta qué debería hacer con sus cosechas. Su hijo le responde que recoja ya porque mañana granizará. O que espere cuatro días porque hasta el quinto no habrá ningún problema.

Al principio, todo el pueblo creía que el padre de Zacarías tenía poderes, porque siempre acertaba con el clima y sacaba así el máximo provecho de sus cultivos. Ahora todos se fijan en lo que hace él, y le imitan.

¿Y por qué cuento esta historia?

Primero, para que veais que este tipo de cuentos no salen sólo de los libros de autoayuda, ya que juro por lo más sagrado que Zacarías es una persona real y que lo que he contado aquí es la historia de su vida (yo no le conozco, es el compañero de piso de un físico de mi universidad, muy amigo de Garfield, que es quien me ha contado la historia).

Y segundo, para preguntar en general: si hay gente como Zacarías por el mundo, ¿¿de dónde puñetas se sacan los del tiempo los pronósticos?? Porque ahora se acercan un poco más, pero anda que no nos hemos pasado años escuchando chorradas climáticas aleatorias por la tele...

Voy a contratar a Zacarías como vidente personal. Si adivina el tiempo, vete tú a saber qué más puede adivinar.

8 comentarios:

  1. Hombre, me parece muy difícil que no se haya equivocado nunca, pero bueno, lo raro es que su padre no trate de engañar a la competencia recogiendo los cultivos con nocturnidad para que a los demás no les dé tiempo a reaccionar y les pille el granizo. xDDD

    ResponderEliminar
  2. 1. ¿Metereología? Debo estar muy espeso, porque te juro que no lo pillo (a menos que sea sólo un error cotidiano y yo quiera atribuirle alguna coña relacionada). En tal caso, ¿el cianuro?
    2. ¡Viva! Hay gente que de verdad sabe de lo que habla... Conozco casos, ay, cuántos casos. Con decir que el de por aquí tiene troposcientos años y ya era viejo cuando mi madre era joven, y ya entonces no daba pie con bola. Hay que ser muy obstinado, la verdad.
    3. ¿Videncia? ¿Pa qué? XD Es suficiente que el hombre sea esclavo del tiempo en que vive, acceder al futuro también te hace esclavo del mismo. Como reza la canción: "Todo concluye al fin, nada puede escapar; todo tiene un final, todo termina. Tengo que comprender... no es eterna la vida. El llanto en la risa, allí termina. Y olvidé aquello que una vez pensaba, que nunca acabaría, nunca acabaría; pero sin embargo terminó. Todo me demuestra que al final de cuentas termino cada día, empiezo cada día. Pensando en mañana fracaso hoy. Cuánta verdad hay en creer, el sí al presente, el presente y nada más". Y mira que debo estar algo ido, porque esto es rock, y a mí no me gusta el rock :P
    4. ¿La película Los mundos de Coraline está basada en la novela Coraline? Qué raro, a mí esa novela me encantó, el aire tétrico, la existencia del mundo alterno, los aspectos más desesperantes de la aventura... Además era de lectura ágil, la fumé en tres o cuatro horas.

    Au revoir.

    ResponderEliminar
  3. P.S. Excusadme, transcribí la canción de memoria y le erré feo en un punto. "Cuánta verdad hay en vivir solamente el momento en que estás. El sí, el presente, el presente y nada más". A esta hora la memoria es engañosa.

    ResponderEliminar
  4. Yo es que sólo veo calor, calor y más calor, hoy no me parece difícil de acertar el tiempo que va a hacer... Pero me fío de ti y si dices que Zacartías es infalible, Zacarías es infalible. Y es que ahora, pasada la cátedra de los Maldonado y Montesdeoca, parece que vale más una niña mona (con o sin cerebro, eso es irrelevante por lo visto) presentando el tiempo que acertar en el pronóstico... Ah, no, espera, que eso es en tooooodos los ámbitos de la comunicación... Ains, qué triste...

    ResponderEliminar
  5. Bueno, al menos el chaval tiene un gran don, porqué con ese nombre, el pobre...

    XD

    ResponderEliminar
  6. X, qué manera de quitarle romanticismo a la situación... pero de verdad que sus compañeros de piso le tienen un poco de miedo porque acierta siempre y eso sale un poco de ojo...
    Nicolás, no sé por qué, la gente tiende a decir "metereología". Es un error común por aquí. Creo que la videncia podría ser útil... y no sabía que hubiera una novela de Coraline, pero por lo que dices, sí, son la misma cosa. La peli está bien, pero da un miedo que no veas.
    Juan, pues sí... mejor estar bueno que hacer las cosas bien. Es muy cutre.
    dEsoRdeN igual a veces soy un poco cruel bautizando gente, vas a tener razón xD

    ResponderEliminar
  7. Como añadido... Zacarías es nombre de un profeta menor del Nevi'im de la Tanaj hebrea (el Antiguo Testamento sin los deuterocanónicos), por lo que el nombre que le ha dado Key no ha caído mal XD

    ResponderEliminar
  8. Nicolás, así me gusta, apoyando :D

    ResponderEliminar