sábado, septiembre 07, 2019

Salvado por la campana

No soy yo de explicaros cosas que podéis encontrar en google, pero en julio estuve en Edimburgo y me contaron una que me ha parecido digna de ser compartida.


NOTA

Si no te apetece leer todo esto y quieres un resumen, tienes uno al final del post. Léetelo, que si lees solo trozos del artículo probablemente te vayas de aquí con la idea equivocada.

FIN DE LA NOTA


La historia en cuestión es el origen de la expresión "salvado por la campana", que a mí me hace pensar en Kelly Kapowski y Zack Morris, pero que se utiliza cuando estás en una situación de mierda y un sonido te da una excusa para escapar. Véase: conversación incómoda que afortunadamente tiene que acabar porque te llaman por teléfono y lo tienes que coger; una turra espantosa de un profesor al que no aguantas que se acaba porque suena la campana de fin de clase (de ésta vendrá lo de la serie, supongo); esas cosas.

Bueno pues lo que me contó un guía es que el origen de esta frase viene de la época de la peste bubónica en Edimburgo.

Es bastante chungo, advierto.

Es muy chungo, en realidad.

Quiero decir que igual no es la mejor historia para leer con vuestra hija de seis años que está a punto de irse a dormir, ¿vale? Mandadla a la cama antes de seguir.

¿Ya? Os cuento:


En 1645 Edimburgo estaba flojita de salud. Os explico cómo funcionaba la movida de la peste bubónica, a la que también llamaban "muerte negra" porque "peste bubónica" no daba miedo suficiente, supongo:

Las transmisoras de la enfermedad eran las pulgas. Gentuza, las pulgas. Infectaban a las ratas, en las que vivían hasta que la rata se moría, y entonces saltaban a quien estuviera más a mano. Y claro a veces en vez de otra rata lo que estaba más cerca era un huésped humano, porque en esa época no era necesario vivir en Londres para tener ratas en casa.

No entraré en detalles por si estáis merendando, pero la peste te mata muy deprisa y de una manera extremadamente desagradable. El único dato que me apetece dar es que lo de la muerte negra viene de que a los enfermos se les quedaban las puntas de los dedos de color negro porque GANGRENA.

Guardemos aquí un minuto de eterna gratitud por haber nacido en un buen siglo, por los científicos y por la sanidad pública.




*** UN MINUTO DESPUÉS ***




Esta enfermedad se cargó a la tercera parte de la población de Europa, ¿vale? LA TERCERA PARTE. Y se estima que en Edimburgo en concreto palmó no la tercera parte, sino casi la mitad. De locos todo.

Pero bueno a lo que yo venía; el asunto es que en esa época tan turbia había muertos por doquier y los entierros eran un no parar. El problema añadido era que los enfermos estaba tan hechos polvo que a menudo parecía que estaban muertos pero no. Y así es como empezaron sin darse cuenta a enterrar a gente viva. El enfermo no estaba muerto, estaba en coma.

A ver, suficiente tenían los médicos de la época con la movida que había montada, tampoco nos vamos a poner aquí a juzgar.

Bueno total, que en algún momento alguien se da cuenta de que hay gente despertándose después de haber sido enterrada así que, una vez todo el mundo ha incorporado a su lista básica de terrores el acabar enterrado vivo, alguna mente brillante -sin ironías lo digo- aparece con la idea de atar una cuerdecita a la muñeca del fiambre y conectar dicha cuerdecita a una campana en la superficie, para que si el pseudo-cadáver se despierta, su movimiento haga sonar la campana, que hará que el trabajador que esté haciendo ese turno en el cementerio pueda avisar y sacar de ahí al confuso y aterrado habitante del ataúd.

También os digo que no sé si sería muy eficiente el asunto porque es cambiar un muerto por otro ya que al trabajador que oye la campanita obviamente le van a dar siete ataques al corazón.

Pero bueno, el guía que menciono arriba nos contó que éste es el origen de la expresión "salvado por la campana".

Y estaría muy guay si no fuera porque no es verdad.

Tengo que decir que no es la primera vez que un guía me da información que no es exacta o directamente que es mentira, así que cuidado con fiaros de lo que os cuentan. Si algún guía lee esto, no seas impresentable y no le mientas a la gente, hazme el favor.

El caso; que no parece que haya ningún registro de la expresión "salvado por la campana" hasta 1800 y pico, y no se refiere a muertos escoceses sino a cuando en un combate de boxeo uno de los boxeadores está a punto de perder el asalto y entonces suena la campana, lo que le evita la derrota. El primer uso documentado es de un periódico de Massachusetts llamado The Fitchburg Daily Sentinel en febrero de 1893:

"Martin Flaherty defeated Bobby Burns in 32 rounds by a complete knockout. Half a dozen times Flaherty was saved by the bell in the earlier rounds".

Traducción:

"Martin Flaherty derrotó a Bobby Burns en 32 asaltos por K.O. total. Media docena de veces Flaherty fue salvado por la campana en asaltos previos".


Ya, yo estoy muy decepcionada también. El boxeo está bien pero gente que resucita, venga. Eso estaba mucho mejor.


Hay algún sitio en el que se defiende que el origen es el de los muertos, como en mirror.co.uk, pero no proporcionan fuente ni dónde ni cuándo en la literatura se utilizó el término, así que no me lo creo. Eso sí, hasta donde yo sé, el mencionado origen de la expresión no es cierto, pero todo lo demás sí. Por lo visto incluso se llegaron a construir los ataudes ésos con campanita,  pero no parece haber ningún registro de que llegaran a usarse.

También he de decir que he buscado el extracto en los archivos online del Fitchburg Daily Centinel y no lo he encontrado, pero creo que puede ser porque no tengan todos los números. En cualquier caso, si alguien tiene fuentes fiables de la cita, que me lo diga (porfa).


RESUMEN PARA LOS QUE NO TIENEN GANAS DE LEERLO TODO

Vais a ver en muchos sitios que la expresión "salvado por la campana" viene de la época de la peste bubónica en Escocia, cuando enterraban gente viva por error cada dos por tres. A alguien se le ocurrió fabricar un ataúd en el que el muerto podía hacer sonar una campana si se despertaba. Pero este origen es mentira. En realidad la expresión viene de los combates de boxeo, en los que a menudo la campana que anuncia el fin de un asalto puede evitarle la derrota a un boxeador.

FIN DEL RESUMEN PARA LOS QUE NO TIENEN GANAS DE LEERLO TODO


Pasadlo bien y no os creáis nada que no tenga fuentes.


---------------
Éstos son algunos de los sitios en los que he encontrado la información que os cuento. Como menciono, alguno más hay que defiende la versión de la peste como origen de la expresión, pero no he visto ninguno que aporte ejemplos o pruebas de ningún tipo.




1 comentario:

  1. lo de 'salvado por la campana' yo también lo asociaba más a cosas como que el profesor te saque a la pizarra y suene la campana/timbre anunciando la hora...
    hay un relato de edgar allan poe titulado 'entierro prematuro', cuyo título es bastante auto-explicativo. narra varios cosas de personas que cayeron en un coma extraño que se interpretó erróneamente como muerte, y el resto ya te lo puedes imaginar...

    ResponderEliminar

Archivo

¡Escríbeme! Menos si es para quejarte. Si es para quejarte, ábrete una cuenta en twitter

z a p a t o a l a c a b e z a @ g m a i l . c o m

Coge lo que quieras, pero avisa :)

Este blog se encuentra bajo licencia Creative Commons; puedes utilizar su contenido, pero no olvides:
1. Decir de dónde lo has sacado.
2. No cobrar (¡y si cobras, quiero mi parte!).
3. No modificar el original.