jueves, junio 14, 2012

Push-up

Necesito ropa interior nueva.

Paseo por la calle y lo intento con un par de tiendas, sin éxito. Finalmente, entro en una súper elegante en la que no compro casi nunca.

Tienda con mucha clase. Dependientas que no discuten delante de mí acerca de sus novios o de cualquier otra tontería en la que no estoy interesada. Eso está bien.

Yo - ¡Hola! Busco un sujetador con tirantes cruzados y otro palabra de honor.
Dependienta - Vale, a ver qué tenemos.

Abre un cajón y empieza a sacar cosas.

Yo - Sin relleno, ¿vale?
Dependienta - Um... sin relleno tenemos éste cruzado. Palabra de honor sin relleno no hay.

¿Cómo que no hay? ¿¿No puedo llevar camisetas sin tirantes a menos que me pongan las tetas en la barbilla??

Yo - Vaya. Bueno, pues nada, déjame ver el cruzado.
Dependienta - La verdad es que los palabra de honor con relleno quedan muy bien - agita un sujetador con unas almohadillas incorporadas que, utilizadas a modo de cojín, podrían proporcionarme unas siestas estupendas. Aun así descarto la idea -.
Yo - Ya, no me interesa.
Dependienta - Con determinados escotes quedan muy bonitos, la verdad.
Yo - Sí, pero lo prefiero sin relleno.
Dependienta - Pues hacen un pecho precioso...
Yo - No. Quiero. Relleno.
Dependienta - Bueno... ¡anda, espera, ahora que me doy cuenta, sí que tenemos uno sin relleno!

¡Anda! ¡Ahora que has intentado emplumarme todos los sujetadores con relleno de la tienda y no ha colado, resulta que tienes otro que sí me puede interesar! ¡Fíjate!

Yo - A ver.

La trajeada chica saca una pieza gris de encaje con perlas.

...

Yo - Perlas. Tiene perlas.

La dependienta me mira con cara de incomprensión.

Yo - Es que las perlas no son lo mío.

Es un eufemismo. Odio las malditas perlas. 

Dependienta - Ya, pero queda estupendo, vamos, pruébatelo.

Está claro que mi opinión no cuenta para nada. Por otra parte, no hay más donde buscar y la muchacha me dirige a los probadores sin darme muchas más opciones, así que me pruebo ese barullo de encajes y piedras preciosas. Resulta ser el único trasto de ese tipo que coincide con mi talla exacta.

Pero es que tiene perlas. Colgadas en la ubicación del canalillo. Me visto después de probarme todo lo que me tenía que probar y salgo al encuentro de nuestra insistente dependienta.

Dependienta - ¿Te queda bien?
Yo - Me queda bien. Pero las perlas me pueden.

La muchacha suelta una carcajada.

Dependienta - ¡Pero si este modelo queda genial!

Mi cara debe de mandar un mensaje claro, porque no insiste más. Trata de venderme otra prenda igual pero en otro color, alegando que es parte de una oferta maravillosa en la cuál me ahorraría un montón de dinero, y cuando ve que aquello no está funcionando, envuelve mi sujetador cruzado, intenta endosarme una de las quince alternativas de que dispone para complementar la prenda y venderme así el conjunto completo, y huyo de allí antes de que trate de venderme un coche.

Algún día entenderé por qué las marcas de ropa interior del mundo quieren a toda costa que lleve sujetadores con relleno y con cosas que brillan. Qué pesados.

28 comentarios:

  1. Ay estoy de acuerdisimo, por que nos meten a la fuerza ese tipo de ropa interior? Las perlas tampoco son lo mio (y es otro eufemismo) y los rellenos pareccen tan antinaturales... en fin!! Por lo menos la chica se entretuvo un poco contigo que algo bueno hay que sacar jeje y encima da con tu talla!!! Besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me tienen harta, voy a montar mi propia línea de ropa interior...

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo, estoy harta de los sujetadores con relleno y ademas estoy cansada de que a veces vas a tiendas y te dicen es que sujetadores sin relleno solo esta el modelo basico, y la gente que no quiere sujetadores con relleno que se tiene que aguantar haber si alguien decide hacer una tienda solo con sujetadores sin relleno.

      Eliminar
    3. Puf, me da a mí que va a ser todo lo contrario, cada vez va a haber menos sujetadores normales y más con relleno :( Qué pesadez.

      Eliminar
  2. Estarían genial los sujetadores que te pongan las tetas en su sitio sin hacértelas cinco tallas más grandes cual tetas de Yola Berrocal. Tu ahí, firme, sí señor. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Firme, pero me cuesta, ¿eh? No venden otra cosa...

      Eliminar
  3. hummmm... igual es un terreno por explotar: ropa interior normal. hiciste bien en insistir en tu idea y no dejarte arrastrar por lo que te proponen, lo que se llva y blablablá, porque mira que es difícil, jolines.
    y yo, desde luego, un sujetador con perlas no me ponía a no ser que trabajara en un burdel.
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensaba yo, con esa cosa de encajes y perlas puesta, que como estríper llevaría la ropa ideal. Me lo puedo plantear, por si me va mal con la informática y eso :D

      Eliminar
  4. Jajajaj esto me recuerda a las sesiones de búsqueda del sujetador perfecto de una amiga y yo, si le añades a esto los lacetes, las transparencia y las aberturas imposibles (unas bragas en woman secret con una abertura en el culet O_o) y algunas formas rarisimas, tela con la ropa interior, aunque los encajes tienen su aquel jajajaja
    La ropa interior es peor que la ropa de vestir, que mania con marear, simple y moliente

    Besetss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mira, no me hables de los lazos que me enciendo! Qué ropa más empalagosa.

      Eliminar
  5. Yo es que no soporto que las mujeres estas me atiendan. Prefiero ir a una tienda rollo women secret y elegir yo qué probarme y qué no. Pero sí. Los "rellenos" (por llamarlos de alguna manera) empiezan a ser exagerados. Hay sujetadores que parecen airbag anti-caídas. La verdad es que nunca me topé con uno de perlas, pero no creo que sean lo mío. Suerte en tu búsqueda :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también prefiero que me dejen a lo mío, pero es que en Woman Secret no tenían lo que yo estaba buscando :( Ni que fuera tan difícil vender un sujetador cruzado, ¿verdad?

      Eliminar
  6. Jajajaja... ¡¡Yo tengo que llevar apuntada la talla en un papel!! Es que después de leer todas aquellas combinaciones de letras y números, se me olvida la mía!!!

    Es más, recurro a centros comerciales. Los compro en una cadena de "lingerie", pero son bien normalitos.

    Lo de los rellenos no me había sorprendido tanto como lo hizo hace tres o cuatro años, en Women Secret, cuando mi prima buscaba uno. Pero no sé si se me abrió más la boca por las almohadillas que llevaban algunos o por la conversación de la chica de la tienda por teléfono... aquello vacío y oyéndosela hasta en la otra punta cómo de irritados tenía muslos, ingles y aledaños porque él ese día no se había afeitado. Era la segunda vez que se veían, iban a ir al cine, pero las pelis eran muy malas así que ella le dijo que pasasen directamente al asunto por el que habían quedado... y, claro, no estaba segura de si él solía afeitarse y aquello fue una excepción o no.

    Mi prima bizqueaba, pero lo que me pude reír... XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xD Me encantan las dependientas jennis, proporcionan tantas historias que contar...

      Eliminar
  7. Lo de 'palabra de honor' me parece uno de los nombres más ridículos de la historia de la humanidad. Nunca lo he entendido

    PD: estoy muy de acuerdo con tu campaña anti-relleno. No más mentiras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso de llamar "palabra de honor" a un escote, vamos, hay que ser tonto... y encima no tiene otro nombre, así que no te queda otra que decirlo a los cuatro vientos cuando compras. Qué absurdo.

      Eliminar
  8. Ya... Más de la mitad de los términos no los entiendo (y prefiero seguir sin entenderlos). HMMM... Por otro lado, dejaré pasar un tiempo para conseguir estadísticas; si se confirman mis hipótesis lo digo en público, de lo contrario lo descarto silenciosamente.

    Pero yo me pregunto... ¿a qué tanta complicación? Quiero decir. La ropa interior es sólo eso, ¿no? Ropa interior. Se diseña para cumplir un propósito específico y ya. Nadie le pide a un diamante que sea amigable (Muerte es una excepción, pero es que él es una excepción a todo), por decir. ¿A cuento de qué viene un sujetador con perlas? No, en serio, se me escapa.

    En fin. ¡Suerte con las tiendas! Y ve con calma. Y no pierdas la cabeza. C'est la vie, chere amie, et nous ne pouvons pas corriger. La fuerza mayor indica que el derrumbe es inevitable. Así que, ante las irrefrenables ganas de asesinar a Dependientas Unidas del Mundo, descarga tu necesidad de matar dando furiosas pinceladas o desgarrándote los músculos de las piernas en el gimnasio. Pero eso, no pierdas la cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, yo quiero conocer las hipótesis ésas...

      Eliminar
  9. Que mundo, el de las tiendas...y los sujetadores. Ahora me alegra no tener que usarlos. Bueno, supongo y espero que encontrarás otros que sean lo que buscas. Nunca había pensado que fuese tan difícil...todo encaja como un puzzle sideral.

    Un saludo, una entrada muy divertida, gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la entrada, y me alegro mucho más de que no tengas que usar sujetadores. Ya ves que comprarlos es una odisea. Creo que ya tengo visualizado lo que necesito, así que a ver si acaba la cosa en buen puerto.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  10. Pues sí que es complicado comprar ropa interior femenina... :D

    En fin, me alegro de que al menos hayas conseguido comprar parte de lo que querías!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, mira que si después de todo eso no consigo nada útil, me da algo ;)

      Eliminar
  11. :D

    Mucha paciencia tuviste... a mí intentan colocarme calzoncillos con perlas y acabo insultando gravemente a alguien.

    Salut :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez aguanté, la próxima no me hago responsable de mis actos ;)

      Eliminar
  12. Yo sin relleno no vivo. Me quedo en ná. Jajaja. De todas formas, sí que es cierto que se ponen muy pesaditas a veces. Sobre todo en las tiendas de lencería y en las de medias. Como siempre hay promociones de todos tipos... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si a mí que la gente se ponga relleno me parece estupendo, pero jo, que me vendan algo sin ello, que a mí no me gusta :( Qué pesadas, de verdad.

      Eliminar
  13. Jajajaja vaya con las perlas! a mí también me has hecho reír. Te entiendo... yo cuando me cruzo con dependientas así, huyo de ellas y me camuflo entre la ropa de la tienda. Pero claro, en una tienda de ropa interior... me parece que no da para ocultarse... son prendas demasiado pequeñas jajajaja Un saludín! Y gracias por pasarte por mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí necesitabas a las dependientas para que te sacaran las prendas, ¡lo tienen todo estudiado! Qué horror.
      ¡Un saludo!

      Eliminar