jueves, marzo 31, 2011

Bip

Entro en el laboratorio y me pongo a hablar con Iris, en lo que se enciende el ordenador y demás.

[...]
Iris - No sé, yo quiero irme a EEUU, pero es carísimo.
Yo - ¿Y no te da igual ir a Inglaterra? - Le doy al botón de arranque.-
Iris - No, yo quiero ir a EEUU.
Yo - Bueno... ¿has mirado alguna oferta ya? - Aparece el menú de selección del sistema operativo. Pulso enter para entrar en Fedora. Abro la mochila y me pongo a sacar cosas.-
Iris - Lo más barato es Miami.
Yo - Puf, pero es que ir a EEUU para ver Miami... hace un calor espantoso y no hay nada que ver... - Miro la pantalla de login, que me pide mi nombre de usuario. Ahora accedo, cuando acabe de hablar con Iris. Pongo mi carpeta llena de apuntes hasta los topes encima de la torre.-
Iris - Ya, pero es que el resto es muy caro, y yo quiero ir a EEUU sí o sí.
Yo - Pues nada, si eso es lo más barato y lo tienes claro, ya sabes lo que tienes que hacer. - Oigo un pitido proveniente de alguna torre de mi alrededor. Es ese pitido asqueroso que suena cuando pulsas el tabulador para que autocomplete una orden de consola, o cuando intentas borrar un carácter en un archivo vacío, o cuando hay un error descomunal en tu programa que va a hacer que explote el ordenador.-
Iris - Seguiré buscando, pero si no encuentro nada mejor, me voy a Miami. Te podías venir; Patrick y Monet dicen que se apuntan.
Yo - ¿En verano? Pues... jo... no me ofrezcas esas cosas... - Oigo otro pitido agobiante - Es que Miami no me atrae ni un poco, no sé... sólo hay playas chulas y fiesta, y si voy a EEUU me gustaría ver algo. - Otros dos pitidos. Eso es alguno de clase que está haciendo el gaitas en la consola, seguro.-
Iris - Ya, pero piensa en cómo nos lo íbamos a pasar.
Yo - Puf. Mierda. ¡Ahora me están entrando ganas de ir! ¡Pero no quiero fundirme mis ahorros! - Muchos pitidos. De los que aparecen cuando alguien se aburre y deja pulsada una tecla.-
Iris - Bueno, yo voy a ir igual, y voy a seguir mirando ofertas. Te informo con lo que vea.
Yo - Vale. - Mi cerebro se ha resintonizado para eliminar los pitidos, que siguen sonando a todo trapo. Ahora se oyen a lo lejos, en el fondo de mi cabeza, donde ya no me molestan - La verdad es que estaría bien ir a alguna parte, para un verano que tengo libre. Supongo que podría plant...

Dejo de hablar. Todos me están mirando. Joel, mi compañero de prácticas, mira todas mis cosas desperdigadas por mesas y torres varias, y señalando el teclado, dice:

Joel - Igual deberías levantar la mochila del teclado.

Miro hacia abajo. Levanto la mochila y el pitido desaparece.

¡¡Oooooops!!

Tengo que prestar un poco más de atención a las cosas que hago o la gente acabará pensando que estoy loca.


p.d. Veréis como al final acabo yéndome al dichoso Miami.

5 comentarios:

  1. ¡¡¡Mami baby yeahhh!!!
    :/

    (bueno.. es lo q siempre dicen)

    pueees... se pasa bien en las playitas de allí, la arquitectura es interesante, la fiesta por la noche y las terrazas son de lujo (todo mundo vestido en plan pasarela cibeles) y siempre teneis la opción de pillar un buelo interno y recorrer un poco.. pero como opción de tiquete internacional suelen tener mejores ofertas.

    Me imagino el escándalo de la dichosa tecla con el beeeeeep retumbando en las paredes del aula.. no te preocupes para quedar como loca desquiciada hace falta mucho mas ;)

    ResponderEliminar
  2. Ummmmmmmm.... Miami a mí tampoco me atrae, pero, oye, en buena compañía cualquier sitio es bueno y seguro que es una experiencia...

    Yo no habría sido capaz de ignorar tanto tiempo la causa del pitido, je, je, je... Pero estoy con Silvia, mucho más tendrías que esforzarte para quedar de loca. Y no es una incitación a que lo hagas, ¿eh...?

    ResponderEliminar
  3. Quédate tranquila, Key. Eso no es síntoma de locura. Las demás personas sólo han de pensar: "Dios mío, qué distraída es esta mujer", o en su defecto: "Oh ios mío, esta loca quiere ver qué pasa si sigue dejando la mochila sobre el teclado", o en su defecto: "Oh Dios mío, a quién se le ocurrió sacarla del manicomio". Ya te digo. Eso no es locura. Es sólo distracción (y una gran capacidad de concentrarse en lo que haces).

    Bueno, Iris está perdida, pero aún queda tiempo de advertirte a ti...
    ... hagas lo que hicieres, ni se te ocurra poner los pies en Estados Unidos. En serio, es un país que en general me gusta muy poco; en tu lugar haría un viaje a Inglaterra o a Francia (o a regiones más frías, eso sí sería genial).

    Y si aún no te he convencido, faltaba mi arenga friki...
    ... ¡Miami no es lugar para una friki! ¿Qué piensas que haces, contradiciendo la tradición familiar de la frikería, destruyendo tu reputación en la ESDLA (Estructura Superorganizada De Locomotoras Alienígenas)? Tienes una reputación frikeril que mantener, y Miami no es lo más indicado para hacerlo. ¡Te conjuro, por el poder de Kármiand Inleonde, por la SUCIA (Sociedad Unida de Civiles Intransigentes Alienígenas), por las producciones TC (Tres Cerditos) & LSA (Lobo Soplador Asociation), por FPUNTAACEGENINEL (Frikis Paranoides Unidos de las Naciones Terrestres Asociadas en Armonía Cósmica Espacial con las Galaxias Existentes en Nuestra Imaginación y No Estamos Locos), a que abanones todo intento de ir a un lugar que atenta con los ideales de tan nobles instituciones a las que perteneces desde que tu padre te inscribió a la tierna edad de dos días, día en que resolviste un puzzle de dos mil quinientas piezas y luego comenzaste a tocar en gaita la marcha imperial! ¡No traiciones ni a tu patria nia tus ideas! (Entiéndase "patria" como "casa paterna" o "patriarcado").

    He dicho. Y una cosita: esto sí es locura XDDD

    ResponderEliminar
  4. jajaj que cabeza!! ese pitido es insoportable si!! jej te entiendo!! menos mal que todo acabo bien :P

    ResponderEliminar
  5. Así que no parece que estoy loca. Bien, gracias por vuestros ánimos :D

    p.d. ¡Nicolás, ya he estado en EEUU y mola mil! ¡No me engañes!

    ResponderEliminar