martes, noviembre 30, 2010

Moraleja

Queridos niños y niñas:

La Bella y la Bestia es una película preciosa y entrañable que enseña grandes verdades como que la belleza está en el interior o que los candelabros pueden ser vuestros amigos. Disfrutadla y cantad a coro con la cubertería si queréis, pero, sobre todo, recordad lo siguiente:

Si un personaje (lo de que sea una bestia peluda es lo de menos) os encierra en su castillo en contra de vuestra voluntad, en cuanto se dé la vuelta, corred. No es una buena persona, por mucho que después sea muy amable, dé de comer a los pajaritos y tenga una tetera parlante.

¿Los de la Disney no se preocupan de los mensajes que transmiten a los críos o qué?

9 comentarios:

  1. Disney es el culpable de muchos de los males de nuestra sociedad!!! Puto bigotudo congelado!!

    ResponderEliminar
  2. Quiero el teléfono de tu camello. xD

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Eh, eh, eh!!! No te metas con La Bella y la Bestia, que es mi peli de animación favorita, je, je, je...

    ResponderEliminar
  4. jajajaja
    Que fuerte colega!!!
    jajaja
    besotes wapa

    ResponderEliminar
  5. Por cierto ya te he enlazao en mi new post!!!
    perdona que no lo hiciese antes pero ¡tengo una cabeza! jejeje
    bss wapa

    ResponderEliminar
  6. ¡Eeeeeh que la Disney mola mil, no nos confundamos! Simplemente creo que a veces meten una publicidad subliminal un tanto chunga...
    ¡Gracias Pérfida! Ahora voy para allá.

    p.d. Lo de la criogenización del señor Disney es una leyenda urbana, está enterrado, como todo hijo de vecino. Como todo hijo de vecino muerto, quiero decir.
    p.d. ¡Yo no me drogo! Lo que hay que oír... con las cosas tan lógicas que digo...

    ResponderEliminar
  7. Jajjjjjajaj!!! Qué bueno este post, cómo me he reído! XD
    La Bella y la Bestia es mi peli de Disney favorita, pero bien pensado, tienes toda la razón del mundo: si eres una joven y hermosa muchacha y un monstruo peludo con garras y dientes te encierra en su lúgubre castillo... Tía, tienes un problema. Y si encima hay un candelabro, una tetera, una taza, un reloj, un plumero y un armario que hablan, bailan y cantan... uffff, entonces ya te cagas!!
    La verdad es que visto así, da hasta miedito.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Gata!
    Puf, imagínate, te lo pintan ahí todo de buen rollo y parece muy chulo, pero el día que nos encontremos de verdad un candelabro que canta verás cómo pasa aquéllo de entrañable a súper chungo en un pestañeo xD

    ResponderEliminar