sábado, enero 07, 2012

Gasolina

¿Qué problema hay con comprar regalos? ¿Qué clase de resorte se dispara en nuestro cerebro para que toda nuestra inteligencia y habilidades sociales se desvanezcan cuando hay que elegir entre libro, DVD o vestido de lentejuelas? No me regaléis nunca un vestido de lentejuelas. Ya lo he vivido, y no salió bien. Bueno, a lo que voy:

Los Reyes son un horror. Os pongo en situación:

Lugar: tienda Alehop.
Misión: comprarle un regalo de Reyes a mi padre.

Tengo que empezar explicando que Alehop es un misterio para mí. Tiene poderes sobrenaturales. Tú entras estando contento con tu vida, siendo feliz con lo que tienes, y de pronto, antes de llegar a la mitad del primer pasillo, no entiendes cómo has podido vivir hasta ahora sin un kit de platos y palillos de comida japonesa. Todo el mundo sabe que tener unos palillos en casa es crucial para la supervivencia humana, y tú has estado perdiendo valiosos años de tu vida utilizando un tenedor. Detecto, como me suele pasar cuando estoy a punto de cometer una estupidez, a mi cerebro revolverse:

Cerebro - No.
Yo - ¿No qué?
Cerebro - Ya sabes qué.
Yo - Pero necesito esa vajilla japonesa. ¿No ves lo bien que quedaría si invito a alguien a cenar?
Cerebro - Tú no cocinas. Y no te gusta el sushi.

Ummmmm a lo mejor no me hace tanta falta... en cualquier caso, juraría que yo estaba aquí por otra razón...

Mi padre. Necesito un regalo para mi padre. Vamos a centrarnos.

Merodeo por los pasillos. Un maletín de fichas de póker, un llavero satánico, una estantería entera de brillos de labios. Y entonces me doy cuenta.

La música.

Villancicos... villancicos raros. Ya los villancicos me parecen terribles, pero esto es especialmente duro de escuchar. Eso es... ¿reggaeton? ¿Reggaeton mezclado con villancicos? ¿En serio?

No pasa nada. No pasa nada, soy fuerte; si llevo semanas escuchando la Danza Kuduro y esa otra cosa que baila Christiano Ronaldo cada vez que salgo de fiesta, puedo con esto.

Además, fíjate en ese tanga hecho de caramelos. ¿Quién no va a querer comprarse un tanga de caramelos?

Intento concentrarme, pero empiezo a remezclar canciones en mi mente, encasquetando el villancico reggeatoniano que tengo puesto de fondo con canciones de reggeaton de verdad:

¡¡A ella le guuusta la gasoliiiiiiina!! ¡¡¡FUN FUN FUN!!!

Uf. Mira, un kit de algo relacionado con el vino... no está mal, pero es muy caro.

¡¡A ella le encaaanta la gasoliiiiiiiina!!
¡¡¡FUN FUN FUN!!!

Que digo yo, si mi padre es feliz con el detalle más que con el regalo como tal, que si le envuelvo una piedra del jardín y le pongo un lazo, él tan contento... YO ME PIRO DE AQUÍ.

Pero no. Ya estoy metida en la tienda. Ya he aguantado dos canciones de este disco infernal, tengo que llegar hasta el final.

Y así fue como, porque soy una valiente, recorrí otra vez los pasillos de la tienda de marras, mientras una niña repelente cantaba de fondo "¡¡qué chula es la navidad!!", compré un estupendo mini jardín zen, y me largué de allí corriendo.

Cuando se acaben la navidad y los villancicos, vuelvo y me compro la vajilla japonesa.

11 comentarios:

  1. jajaja. la versión "gasolina-funfunfun" debe ser total. necesito encontrar esa tienda, escuchar la canción y comprar una vajilla japonesa. no sé pa´qué, si no me gusta el sushi y los palillos chinos los uso para recogerme el pelo... pero te entiendo. a veces uno siente el irrefrenable impulso de comprar absurdeces.
    un beso. y felices reyes!

    ResponderEliminar
  2. Por Dios! dime donde es que no voy, jeje

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. WOW, afortunadamente nunca he tenido la ocasion de escuchar reaggeton mezclado con villancicos jajaja. Me parece que haces bien esperando a que la navidad termine para volver a entrar en la tienda. Aunque bueno... esperando no tener que escuchar algo peor.

    ResponderEliminar
  4. Tdk Tdk...
    (Para que se entienda, chasquido de lengua contra el paladar).
    Lo que yo diga, coño. Que me creen loco, que me dicen que veo hombrecitos verdes, que me marginan por mis ideas, pero al final va a ser que yo tengo razón y el resto de la Humanidad me debe pleitecía.
    Que alguien venga ahora a decirme que los subliminales no existen. En serio, que lo intenten.
    Felices Reyes, Key ;)

    P.S. Tomo nota de lo del vestido, por si acaso. Y (ejém), ¿te parece bien una guía episódica de Expediente X? XD

    ResponderEliminar
  5. Jajajaajaaja! Muy bueno! xD Madre mía, sí, Alehop es el paraíso de las tontadas y las cosas innecesarias y absolutamente horteras... Pero siempre hay algo que te acaba gustando. Yo también tengo un peligro en la tiendecita de la vaca...
    Genial lo del villancico reggeatonero. Qué horror!!

    ResponderEliminar
  6. Alehop... Sí señor. Una tienda de lo más curioso. Una vez compré una mini lámpara para leer y me duró media hora. Además, no había forma de encontrarle un recambio. Dos euros a la mierda.

    ResponderEliminar
  7. Ya que el villancico-reggaeton lo tengo grabado en mi cabeza y no me abandonará durante todo el día... creo que tendrías que publicar una foto de la vajilla en cuanto te la compres. El mensaje va tanto para Key como para su cerebro. Puede conestarme cualquiera de los dos, incluso los dos, muchas gracias, je, je, je...

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajaja que risas me he echado, porque a mí en esa tienda me pasa lo mismo! xD aunque no es la única tienda de poder sobrenatural sobre mí...

    Horror lo que aguantaste! ese regalo debe llevar mucho más significado que cualquier otro sólo por los villancicos (ya de por sí terribles) versionados al reggaeton xd

    PD: me sale como captcha maggle o_O me he vuelto demasiado friki xD

    ResponderEliminar
  9. Joder! ¿Mezclas villancicos, reggeaton y la danza Kuduro de los cojones en un mismo post, y pretendes que ahora me vaya a dormir sin tener pesadillas? Vete al peo!

    ResponderEliminar
  10. jajajajaa que bueno lo de los villancicos. Yo también me compraría la vajilla japonesa.

    ResponderEliminar
  11. Naar, a mi en Alehop me pasa siempre. Fíjate, para que me pongan esa música y siga yendo...
    ¡Yo, que no! ¡Tú ignoras la música con todas tus fuerzas y te compras cosas súper guays! Ya verás, si entras, no vas a querer salir.
    Blubel, ya verás, me pondrán la Danza Kuduro cantada por un coro de Gospel, o alguna otra aberración, lo que yo te diga.
    Nicolás, Expediente X no es lo mío, ¡pero mejor que un vestido de lentejuelas, lo que sea! :)
    ¡Gata, la vaaaca! ¡Qué maja es! Es lo mejor de la tienda.
    Goyo, pero durante media hora fuiste el más guay, el más moderno, con la lámpara más molona del barrio :D
    Juan, ¡bieeen! ¡Voy metiendo canciones basura en la mente de la gente! Ya puedo morir en paz.
    Pecas, el capcha es de google, y google lo sabe todo, si pone eso algo querrá decir. Pero yo no digo nada, ¿eh?
    ¡dEsoRdeN pero así te haces un hombretón! Si aguantas eso en tu cabeza, aguantas cualquier cosa.
    Kobal, nos la compramos a medias y nos turnamos. Total, seguro que al final no la usa ninguno de los dos xD

    ResponderEliminar