domingo, julio 04, 2010

Frecuencia

E y yo, en el coche:

E - Habrá que poner la radio, a ver cómo va el partido, ¿no?
Yo - Vale, no vaya a ser que ganemos y no nos enteremos.


E enciende la radio.

E - ... Eh... um...
Yo - ¿Qué pasa?
E - ...¿Te sabes la frecuencia de algún canal de fútbol?


¿Cómo voy a culturizarme si a mis amigos les interesa el fútbol menos que a mí?

Pero bueno, ganamos, que es lo importante...

6 comentarios:

  1. No te equivoques: dando pena de esta manera, perdimos seguro; aunque metiéramos un gol más que los otros...

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja! Bueeeeno, eso se soluciona pasando de una emisora a otra, hasta que encuentres el fútbol! :P

    Besicos!

    ResponderEliminar
  3. Cuando juega España es complicado no encontrar un dial donde retransmitan el fútbol ¬¬.

    ResponderEliminar
  4. ¿Jugamos mal? Yo sólo escuché que metimos un penalti (que luego por lo visto el árbitro se pasó por el forro), aunque sí que oigo quejarse a la gente de cómo está jugando la selección, y lo poco que he visto de los partidos sí que era un poco triste... pero si ganan, habrá que perdonarles :D
    ¡En las de música (que eran las únicas que conocíamos) no ponían el partido! Por suerte, en mitad del proceso que cuenta Martha, encontramos Rock and Gol. No sé cómo no se me ocurrió antes.

    ResponderEliminar
  5. Ahí está el error de la vida: perdonar a los que ganan aunque lo hagan mal, como si lo que importase de verdad es el resultado...

    ResponderEliminar
  6. Supongo que pienso así porque el fútbol no me apasiona... aunque cierto es que ganar por ser los menos malos es, como mínimo cutre. Pero que conste que (desde mi absoluta incultura) opino que el partido contra Alemania (el trozo que vi) estuvo mucho mejor. En cualquier caso, quiero que ganemos, pero sobre todo, sobre todo, quiero que alguien mate al inventor del pulpo pronosticador.

    ResponderEliminar