Mi desastroso 2018 o cómo me apunté a clases de canto - VÍDEO

2018 ha sido para mí un año deleznable, horrendo, absolutamente deprimente, donde prácticamente todo lo que podía ir mal ha ido mal y en el que ha habido más palos que en doce partidos de golf combinados.

Sorprendentemente, resulta que lo lamentable de dicho año me ha llevado a ver ciertas cosas con perspectiva y a hacer algo que para mí representaba el nivel máximo de terror existente: cantar delante de gente.

Ya sé que no tiene mucho sentido tenerle miedo a cantar, pero cada uno tiene lo suyo, DEJADME.

Bueno, pues eso, que a lo mejor un mal año tiene hasta consecuencias positivas. Si queréis ver la explicación en vídeo, aquí está:




Saluditos y a ver si 2019 viene un poco más tranquilo.

Comentarios

  1. Pero ¿sabes lo mejor? Que después de un año de mierda, las cosas sólo pueden mejorar... A por tu 2019!

    ResponderEliminar
  2. me gusta la frase de "ya sé que no tiene mucho sentido tenerle miedo a cantar, pero cada uno tiene lo suyo, dejadme". cuando dices algo así siempre sale el sabiondo de turno sermoneándote con que esas cosas no tienen importancia y blablabla.
    te comenté en facebook cuando subiste el video, hace unos días. hoy lo he visto otra vez. tus videos suelo verlos dos veces porque siempre hay cosas interesantes en las que no me fijé la primera vez. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puf ya te digo, lo que me cansan esas cosas: "pues no deberías, lo que deberías es pensar esto y lo otro y estás siendo un poco exagerada, ¿no?". Anda y vete a pastar.
      ¡Me alegro de que te gusten los vídeos! :D

      Eliminar
  3. Bueno, yo tampoco canto en público, pero no es que me dé miedo, es que sé que les va a dar miedo a ellos escucharme...
    en fin, según mi experiencia, los años de mierda te dejan experiencias positivas, aprendes mucho y lo mejor de todo es que se pasan, se van a tomar por el culo y vienen años mejores. Ya verás, el 2019 lo va a molar todo.
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NAAR MONTEMOS UNA BANDA.
      Sí, al final si todo va bien poco puedes aprender. En este caso ya podía haber venido la mierda con un poco más de calma en vez de a tope una cosa detrás de otra, pero el caso es que al final este tipo de épocas son las que te dan una personalidad u otra y eso tiene su valor. De momento 2019 no está siendo tan terrible, así que a lo mejor tienes razón.
      ¡Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario