miércoles, septiembre 19, 2018

La delgada línea que separa al crítico de cine del imbécil integral - VÍDEO

Ahora que llega el 66 Festival Internacional de Cine de San Sebastián me he vuelto a plantear cómo de ético es destruir en internet a un director de cine porque su peli me haya parecido un espanto. Si os interesa, os lo cuento aquí:


Sigo con cero inspiración escritora, pero apareceré con críticas igualmente. Y tengo ideas para estructurar el contenido del blog. Estoy trabajando en ello, entre otras cosas porque me imagino que estaréis sufriendo una angustia vital espantosa al no leer mis muy relevantes posts.

Sed felices y nos vemos pronto con críticas de pelis intensitas. Seguro que hay un montón de cosas aburridas, pero voy a ver a Ryan Gosling así que yo qué sé. Yo firmo.

1 comentario:

  1. Creo que un amigo y yo somos los únicos espectadores que piensan que Valerian es una pasada de película y disfrutamos como enanos viéndola...

    Y aunque las opiniones son como los culos que todos tenemos uno diferente, parece que en internet sólo existen las verdades absolutas o afines. Por eso se llevan tanto ahora las burbujas de opinión y es tan difícil que te siga gente diferente.

    Y sobre las críticas de cine... Cualquier película que se estrene en salas lleva detrás un trabajo y esfuerzo muy grande de mucha gente, especialmente los trabajos pequeños. Eso es muy loable pero no quita que puedas avisar a tu público que posiblemente eso no sea para ellos. A lo mejor es sólo para la madre del director y su abnegado perro. Pero claro, sólo es una opinión.

    ResponderEliminar