sábado, marzo 26, 2016

El regalo: miedo blandito

Sin haber oído hablar siquiera de El regalo (The Gift, Joel Edgerton, 2015) ayer entré en un cine de Valladolid para ver si aquello daba al menos para pasar el rato. Y da. Da de sobra. Os cuento.

El regalo - cartel

Simon (Jason Bateman) y su mujer Robyn (Rebecca Hall) son un sosérrimo matrimonio que se muda a una nueva y carísima casa. Un día, estando de compras, la pareja se encuentra por casualidad con Gordo (Joel Edgerton), un antiguo compañero de instituto de Simon, con el que acuerdan quedar para ponerse al día. A partir de ese momento Gordo llevará eso de tomarse demasiadas confianzas a otro nivel, mandando regalos y pasándose por la casa de sus nuevos pseudo amigos cada dos por tres aunque nadie le haya invitado. Cuando resulta que no todos los miembros del trío están de acuerdo con el desarrollo de la nueva relación las cosas empezarán a ponerse chungas hasta límites insospechados.

Jason Bateman (Simon) y Rebecca Hall (Robyn)


La verdad es que el primer rato de película no me ha convencido en exceso, tal vez porque Gordo da un mal rollo espantoso y aún así Robyn no para de invitarle a entrar en casa aún estando sola. Colega, que el tipo te ha mandado una botella de vino a casa cuando tú no le has dicho en ningún momento dónde vives. Igual invitarle a tomar el té no es tan buena idea, digo yo.

Pero bueno, el caso es que una vez superado el inicio, en el que queda más que claro que ahí hay algo turbio, la película pasa de ser el típico thriller en el que estás estresado todo el rato esperando a que el antagonista te pegue un susto horroroso, a centrarse en un argumento más complejo en el que ya no importa tanto que haya un trastornado por ahí, porque pasan a ser más relevantes las historias con las que cargan los personajes principales: Robyn está deprimida por un episodio del pasado, Simon es un marido controlador con pinta de capullo arrogante que parece tener algún que otro comportamiento cuestionable y Gordo es claramente un psicópata que arrastra algún tipo de trauma. Estas tres personalidades son las que conducen la película, siendo los pilares de una historia bien construida que se va poniendo más interesante cuanto más avanza la cinta.

Joel Edgerton (Gordo), Jason Bateman (Simon) y Rebecca Hall (Robyn)


Me ha parecido mejorable porque constantemente se ven escenas en las que la intriga crece y crece, provocando un montón de tensión, para después solucionar la situación con un hecho no tan traumático. Quiero decir, si el director me tiene dos minutos con una mujer recorriendo lentamente un pasillo oscuro, con música de fondo tétrica en plan CHAN CHAN CHAN CHAN, más vale que al final del pasillo haya algo que me deje con la boca abierta, porque si no me voy a llevar un chasco que no veas. Y en la mayor parte de las escenas de este tipo o bien el desenlace no es para tanto o bien ya me imaginaba lo que iba a aparecer.

Pero oye, en general la atmósfera está lograda, la historia bien contada, ayudándose de tres actores muy creíbles y la resolución de la historia, aunque un poco predecible, sigue siendo bastante impactante. Creo que os va a gustar.

Joel Edgerton (Gordo)


Sólo decir que la peli es casi de miedo, aunque miedo muy blandito. Sí que te pegas un par de sustos bastante gordos y es muy tensa de ver, pero yo después dormí como un tronco, así que tampoco es como para agobiarse.

Y por cierto, el título está muy mal traído. Me recuerda a cuando vi La ladrona de libros esperando robos por doquier y resultó que la muchacha roba uno de milagro en toda la peli y ni siquiera es un evento crucial. Los directores me engañan.

4 comentarios:

  1. Suena al tipo de películas de Antena 3 los fines de semana por la tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empieza un poco en ese plan pero luego está bien. La diferencia para mí es que los actores de los telefilms no me resultan nada creíbles y estos sí.

      Eliminar
  2. Has visto 'The Lobster'? Fui ayer y me gustó mucho, aunque quizás se me hizo pelín larga; me gustan las pelis con mala leche y cierta crueldad de fondo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tengo ganas de verla! El director me da mal rollo pero hace cosas muy peculiares, la tengo que ver :D

      Eliminar