domingo, noviembre 15, 2015

Por qué tienes derecho a estar más afectado por los atentados de París que por la guerra en Siria

Cada vez que hay un atentado en un país occidental las personas se dividen en dos grupos:

Grupo a) Las que se traumatizan enormemente por lo sucedido. Cambian su avatar de twitter por una imagen solidaria, transmiten su empatía por facebook, sienten la situación como algo personal.

Grupo b) Las que se enfadan porque el mundo llore esta pérdida tan dramáticamente cuando a diario muere gente en casi exactamente las mismas circunstancias en países menos avanzados y a nadie le importa.

Yo estoy siempre en el primer grupo. No cambio avatares ni digo gran cosa en redes sociales porque creo que un porcentaje importante de la gente que lo hace está más interesada en sentirse parte de una tragedia colectiva que en apoyar a nadie, y eso me resulta superficial y me carga; pero cuando la estabilidad de un país civilizado se va a pique de una manera tan drástica me pongo muy nerviosa.

Así que hoy vengo a explicar por qué creo que tiene sentido verse más afectado por lo que pasó el viernes en París que por los montones de atentados que hay en Siria cada dos por tres.

El resumen es que un atentado en Francia y un atentado en Siria sencillamente no son eventos comparables.

Siria es un caos de sitio. Están en guerra, sus derechos civiles están muy lejos de ser ideales y no es en absoluto lo que un occidental consideraría un lugar civilizado.

¿Hace esto que las vidas de sus ciudadanos sean menos importantes? Evidentemente no. Que un crío de cinco años que no entiende nada de política ni de religión vea como se cargan a sus hermanos en un bombardeo es una mierda, da igual el sitio.

El lío, y lo que parece que nadie quiere ver, está en que lo que nos afecta en estas situaciones no es la pérdida de vidas humanas sino lo que ello representa. Que en un país en el que ponen una bomba cada tres días se mueran veinte personas en otro atentado más, significa que la situación que tienen ahí es un desastre. Y eso ya lo sabíamos.

París no es un caos de sitio. París es una ciudad civilizada y moderna en la que puedes asumir que ir a pasear al perro o ir al cine no supone un riesgo en absoluto. París es una ciudad normal y corriente que ha evolucionado a lo largo de los siglos para llegar a ser lo que es ahora mismo: un sitio tranquilo. Tendrá su delincuencia y sus salvajismos esporádicos, como todos los sitios, pero en general es un sitio seguro, al menos teniendo en cuenta cómo están los estándares mundiales.

Que un grupo de amigos vaya a un concierto una noche y sean ejecutados es algo que a un país desarrollado no le cabe en la cabeza. Un atentado en Siria significa que la situación sigue siendo una mierda; un atentado en París significa que la seguridad en la que creemos vivir no es tal, significa retroceder un montón de tiempo en términos de estabilidad social.

Puede que estemos todos un poco obcecados con este tema, yo la primera, así que voy a poner un ejemplo paralelo. Esto es como si un niño muere de difteria en el Congo y otro niño muere por la misma causa en España. ¿Qué niño es más importante? Ninguno, por Dios santo. Ambos van a tener unos padres hechos polvo y ambos son dos personas que no merecían morir. Ahora bien, ¿qué situación representa un impacto mayor desde un punto de vista evolutivo? ¿Cuál te traumatiza más? A mí la del niño español, y a ti probablemente también.

Que muera el niño del Congo es una injusticia, pero en ese país muere gente a cascoporro a causa de la difteria y el país o bien no tiene medios para terminar con el problema o bien prefiere utilizarlos con otros fines. La muerte de otro niño sólo significa que la situación es tan penosa como ya sabíamos que era. No rompe ningún esquema.

Pero que un niño muera de difteria en España significa que hemos dado un paso atrás en la evolución, que no somos una población tan culta ni informada como creíamos -el niño murió básicamente por tener padres antivacunas, que decidieron deliberadamente no vacunar a su hijo-, que un riesgo que estaba literalmente erradicado podría volver a amargarnos la vida. El problema no es un niño muerto, es lo que representa.

Si has luchado durante años para educar a la población, proporcionando herramientas a los ciudadanos para que se formen, invirtiendo dinero en cultura, en sanidad, en que tu pueblo vaya hacia adelante; si has evolucionado a costa de muchos cambios, de mucho tiempo y esfuerzo; si has conseguido que la gente se dé cuenta de que la religión no hay que tomársela al pie de la letra -con lo que cuesta eso-, entonces un atentado tiene un significado mucho más profundo y oscuro que ese mismo atentado en otro lugar en el que esa evolución, esa lucha por la educación y la cultura, aún no se ha llevado a cabo o al menos no ha llegado ni vagamente tan lejos.

Y la verdad, no necesito ni irme a lo que esto representa, me vale con llevarlo al terreno personal y egocéntrico. Soy española y vivo en Londres, por lo que no tengo nada que ver con París, y aún así hoy he tenido que contactar, directa o indirectamente, con cinco personas diferentes para ver si conocían a alguien involucrado en lo sucedido y si estaban bien. Cada uno puede sentirse afectado por unas cosas o por otras, y si a ti no te afecta más pensar que es posible que tu jefe tenga ahora mismo una hermana muerta que el que hayan matado a gente a la que no conoces de nada, entonces me das muy mal rollo.

Así que todas las muertes son malas, eso ya lo sabemos todos, qué tontería. Un montón de gente que no se ha metido con nadie no merece ver bombardeos casi a diario ni despedirse de sus amigos cada día sin tener claro si los va a volver a ver. Pero lo que pasó el viernes en París hace que yo tenga que plantearme ahora mismo si es peligroso que esté sentada en una cafetería de un centro comercial  de Londres escribiendo esto, y el conflicto sirio no. Lo que ha pasado en París hace que tenga que ir el lunes al trabajo a averiguar si un compañero de equipo o los chicos con los que tomo café ahora tienen un amigo de la infancia al que le han pegado un tiro en un concierto. Y el conflicto sirio, no.

Lo de París me ha sentado mal, igual que me sentó mal lo de Charlie, igual que me va a sentar mal cualquier situación similar que suceda, y todo ello me va a afectar más que ataques diarios en los que las víctimas no tienen mi estilo de vida, mi entorno social, ni pueden ser familia de nadie a quien yo conozca.

Y eso no es ser un hipócrita ni una mala persona, eso es sentirse identificado con unas personas más que con otras y valorar mucho la estabilidad social que hemos conseguido crear en occidente. Y si además de tener el miedo en el cuerpo, de estar preocupada por la gente que pueda conocer con amigos en París y de lo mucho que me cabrea pensar que si eres lo suficientemente burro puedes desestabilizar a un continente entero sólo porque ese continente no utiliza la violencia como modo de vida; si además de todo esto pretendes que me sienta culpable por no llorar cada día las muertes de las familias sirias, entonces puedes irte a hacer puñetas.

Y no nos confundamos, la gente que sí está preocupada por los sirios merece todos mis respetos -los que están preocupados de verdad, no los que dicen que están preocupados porque queda bien en el muro de facebook-. Están más involucrados con el mundo que yo, que decido no leer las noticias a diario porque prefiero emplear mi tiempo en cosas que no destruyan mi día, y que cuando veo que ha habido un coche bomba en algún lugar de oriente medio me parece horrible pero a las dos horas se me ha olvidado. Esas personas saben más de política que yo. Son más cultos y están más informados que yo, en general. Les respeto, siento mucho que estén en esa situación de frustración constante y creo que son necesarios para que el mundo mejore y esté al tanto de lo que pasa más allá del mundo occidental.

Lo que yo digo es que si vas a juzgar a alguien por estar tocado por los atentados de Francia más que por el resto de conflictos del mundo, entonces la próxima vez que te traumatices porque los osos polares están empezando a tener problemas de supervivencia más vale que antes te hayas manifestado en contra de la caza de elefantes, la pesca de ballenas y la inminente extinción del albatros. La próxima vez que te indigne que censuren una película serbia en un festival de cine europeo, espero que antes hayas firmado doce propuestas de change.org para luchar contra la censura en EEUU, en Yemen, en Tailandia y en Narnia del norte.

O igual te puedes plantear que el hecho de que otra gente tenga problemas no hace que tus problemas sean más pequeños. Que igual a ti te gustan en especial los osos polares y te importa que sobrevivan ellos por razones que sólo son asunto tuyo.

Espero que no tuvierais a nadie en ese concierto ni en ninguno de los múltiples sitios involucrados en este asunto tan deprimente. Y estoy enfadada. Cuando se me pase escribo chorradas otra vez.

29 comentarios:

  1. He intentado dejarte un comentario para darte las gracias por el post pero se ha borrado entero... Pues eso, que por fin alguien lo explica, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, esas cosas que pasan con blogger. En fin, gracias a ti por leerlo :)

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, qué manía tienen algunos de creerse más puros que los demás hablando de cosas que no tienen nada que ver.

    Además hay otro matiz: pongámonos (hipotéticamente) en el caso de que tengan razón y que nuestra relación con la cultura occidental y con la sociedad europea no pese absolutamente nada en nuestro modo de ver el mundo y en nuestras preocupaciones. Incluso en ese caso, estos últimos días eran días para apoyar a Francia, porque el atentado horrible ocurrió indiscutiblemente alli. Si hay que acordarse de las personas de otras partes del mundo o hay que recriminar algo a Europa y EEUU, este no es el momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero bueno, la gente te recrimina las cosas ahora porque es cuando se produce la supuesta injusticia. Ya sabes cómo va esto, un rollo.

      Eliminar
  3. Me ha gustado el razonamiento, es un punto de vista que no se me había ocurrido. Me recuerda en gran medida a esto: "[...] una vez que se empiezan a desobedecer las normas que mantienen el orden en una comunidad, tanto el orden como la comunidad empiezan a deteriorarse, a menudo a una velocidad sorprendente. Las conductas incivilizadas se contagian."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Creí que te había respondido! Parece que me salto tu comentario porque me caes mal :D El artículo es muy interesante, no había oído hablar de esa teoría nunca, pero ahora que lo veo tiene todo el sentido del mundo.

      Eliminar
  4. Genial post. Totalmente de acuerdo, yo no habría sabido explicarlo así de bien, pero es justo lo que pienso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! A mí es el cabreo, que me hace explicarme mejor jajaja.

      Eliminar
  5. Que haya un atentado en Paris y mueran 200 personas nos afecta más que un atentado en Siria con 400 víctimas casi por el mero hecho de que nos recuerda que con todo nuestro estado del bienestar, nuestras constituciones y todo lo que se ha avanzado; con todo ello a nuestro vecino le acaban de meter un bofetón de realidad en la cara y nos avisa de que cualquier día nos vuelve a tocar. Y no es lo mismo una bomba en un continente lejano que una explosión en el país vecino. Quizá suene cínico o egoísta, pero realmente creo que es ahí dónde reside la explicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final eres humano y te afectan más unas cosas que otras, tampoco es que tengas control sobre ello y decidas que te importe más una gente u otra.

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón. Obviamente a todo el mundo nos duele más lo nuestro. Es, con perdón de la dureza, como si se muere tu padre o tu madre y alguien te dice que cada día se quedan huérfamos montones de personas. Pues mira, ya lo sé, pero lloro lo que me duele. Lo que ocurre en países más o menos semejantes, más o menos afines nos recuerda que nos puede pasar, nos hace empatizar y vernos reflejados. Porque obviamente, tú o o yo cualquiera se siente más cercano a un parisino que a un congoleño. No es mejor o peor, es una cuestión de cercanía cultural, social o histórica sin más. Y todas las vidas valen igual. Y si cada día nos preocupásemos por lo que pasa en todas partes del mundo nos volveríamos locos, pero es que encima hay quien sólo se acuerda de los niños de áfrica o de Siria cuando hay un atentado en europa o en estados unidos. Eso sí es hipocresía, es la Helen Lovejoy de "y los niños, es que nadie piensa en los niños!!!".
    En fin, que me lío y me enrollo. Que muy bien dicho y punto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, a mí me molesta en especial que parece que hay gente deseando que pase algo malo en Europa para poder recriminarte estas cosas. Y sí, yo ignoro las noticias porque si no estoy deprimida todo el día por todo y no vivo.
      Mua.

      Eliminar
  7. He acabado aquí de casualidad. Llevas "más razón que un santo" (una santa en tu caso). No eres la primera que lo dice, de hecho hay estudios, pero conviene recordarlo ahora y difundiré tu articulazo por la vigencia. Te dejo aquí un par de artículos sobre el tema, que te explican con otras palabras lo que se llama "La Jerarquía de la Muerte":
    http://verne.elpais.com/verne/2015/04/04/articulo/1428142200_147673.html
    http://www.theguardian.com/commentisfree/2007/apr/19/thirtytwodieinamericanuniv

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, gracias por pasarte por aquí :)
      Jo, qué triste lo de los artículos. Es verdad que al final hay muertos de primera y de segunda, por mucho que queramos que no, pero qué pena da leerlo como datos de un estudio. Pero vamos, que sí, que al final te afectan más unas muertes que otras y tampoco es algo que puedas evitar ni que dependa de ti.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Lo realmente duro es que da igual donde mires, Siria, París o tu agrupación de vecinos.

    Han ganado.

    Todos tenemos miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo desde luego sí que tengo miedo. No necesariamente se refleja en lo que hago, pero tenerlo lo tengo. Y es una mierda, pero es lo que hay, tener miedo de que cuatro colgados te peguen un tiro es una pena pero es lógico :(

      Eliminar
  9. Resulta muy lógico que te afecte más un suceso en un país cuanto más cerca esté del tuyo, del mismo modo que no nos sentimos igual de afectados por una desgracia que le ocurra a un amigo o a un desconocido. La distancia, como el tiempo, lo mitiga todo.
    Saludos.
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso creo yo también. Ver cosas como éstas pasando en un país que está al lado del tuyo y en el que tienen el mismo modo de vida es fastidiado, la verdad.

      Eliminar
  10. "Lo que nos afecta en estas situaciones no es la pérdida de vidas humanas sino lo que ello representa"

    No estoy de acuerdo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que irá en cada persona. A mí las vidas como tal si no las conozco apenas me afectan. Vamos, me afectan pero luego se me olvida. Pero lo que hay detrás de las muertes ya me cuesta más ignorarlo.

      Eliminar
  11. Uff! Una reflexión interesante, y con mil matices y debates. Entiendo que sintamos mayor empatía por una tragedia como ésta porqué París es una ciudad muy similar a las nuestras, y las víctimas fueron gente de la calle sorprendida en escenas cotidianas que hacemos frecuentemente (estar en una terraza, en un estadio, en un concierto...). Vamos, que nos podría haber pasado a ti o a mi en la ciudad donde vivimos, y eso acojona y lo hace doblemente terrorífico (podríamos analizar ahí también cuánto de narcisismo y de egocentrismo hay en estas percepciones...). Pero para mi eso no quita que el punto de vista occidental en estas cuestiones sea asquerosamente egoísta, hipócrita y soberbio: consciente o inconscientemente, acabamos diferenciando muertos de primera y de segunda categoría. Como decía hoy un tuit que he visto, en París los medios de comunicación masivos hacen el gran show y envían a sus primeras espadas en aviones de primera, pero cuando hay un atentado en Beirut, que vaya un free-lance a jugarse la vida por 4 chavos, que total, son pobrecitos libaneses todos los que han pelado. Son detalles en que ya nos están marcando, casi sin que nos demos cuenta, el grado de importancia que quieren que le demos a unas muertes o a otras. Salvando las distancias y los dramatismos, es como cuando en el curro estás reclamando a tu jefe que vas de puto culo y que refuerce el departamento porqué nos va a dar un infarto a todos, y no te hace caso; pero un día en su departamento en el que mean colonia tienen una baja y va de culo por una vez, como llevas denunciando tú durante un año y medio desde las alcantarillas, y entonces lía el pollo y se queja, y mueve cielo y tierra porqué aquello es una gran tragedia, el muy cabrón. Otro tema sería la complicidad/corresponsabilidad de los gobiernos occidentales en toda esta situación o en el subdesarrollo y el caos de esos países que ni sabemos colocar en el mapa, invadiendo sus territorios, promoviendo guerras en oriente, vendiendo las armas que ahora provocan estas barbaries, o cerrando las puertas a los refugiados que escapan de todo ese horror que viven en sus países cada día. Evidentemente, ni tú ni yo vendemos armas (bueno, supongo...), y no tenemos la culpa de que todos esos locos extremistas se pongan un cinturón de explosivos para perpetrar sus paranoias de majaras. De la misma manera que los civiles de esos países lejanos tampoco tienen la culpa de la voracidad y la falta de escrúpulos de políticos, vendedores de armas y mafiosos varios occidentales que acaban siendo cómplices de sus verdugos. Y sí, cada uno tiene derecho a que le afecte más una cosa que otra, que para eso cada uno tiene su perspectiva, su sensibilidad y su contexto. Pero una cosa no quita la otra, y no pasa nada tampoco porqué asumamos nuestra doble moral, nuestro egoísmo y nuestra hipocresía a la hora de valorar un muerto parisino o uno de Beirut. Total, ahora estaremos paranoiados unas semanas, y luego nos olvidaremos también de nuestra gran consternación hasta el próximo atentado en occidente.

    PD: Al hilo del tema, y como sigo sin tener nada claro cuál es la raíz de todo el conflicto ni qué narices pasa en Siria, hoy he leído un artículo que me ha parecido interesante: http://www.eldiario.es/zonacritica/preguntas-incomodas-ISIS-guerras-terrorismo_6_452564742.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (joder, menudo rollaco he metido; sorry, cuando me animo...)

      Eliminar
    2. Jajaja si no te detecta blogger como spam, es que no es para tanto :D

      Está claro que preocuparse sólo por la gente de occidente parece terrible, porque la gente inocente se muere en todas partes; el tema está en que si se hiciera un despliegue de medios con cada atentado en Siria, por ejemplo, no veríamos otra cosa. Las noticias, al margen de la mierda y la propaganda que te vendan, nos enseñan las cosas que se salen de la norma, no lo que pasa a diario, y tiene sentido porque si no, en este caso, Siria sería primera noticia cada día y no existiría nada más. Así de a menudo tiene esa gente que aguantar terroristas.

      Me parece una pena que haya gente decente por ahí en estas situaciones, estén en Siria o donde sea, pero simplemente no puedo ver de la misma manera algo que amenaza mi vida directamente que algo que no (vivo en Londres así que una de esas víctimas podría haber sido yo si estos patanes hubieran cambiado un par de cosas en su plan).

      Pero vamos, estas cosas las pienso después de haberle dado muchas vueltas; de manera instintiva a mí también me provoca rechazo sentir más la muerte de un parisino que de un sirio.

      Me plantearé lo de la venta de armas. Suena a negocio con futuro.

      Eliminar
  12. Estoy de acuerdo en que la muerte de un niño por difteria en el Congo o en Madrid no tienen la misma repercusión en España porque aquí la difteria está(ba) erradicada y en el Congo imagino que no. Pero el simil no es válido. Para que fuera valido habría que plantearlo de la siguiente forma: un niño muere por difteria en el Congo después de que países occidentales introduzcan de nuevo el virus tras su erradicación sin facilitar a la población acceso a la vacuna. Tu planteamiento está bien si no sabes nada del origen de la guerra en Siria, como tú misma reconoces no ves las noticias a diario porque prefieres cultivarte en otras artes, eso está bien, pero cuando uno ignora algo lo mejor es ser humilde y preguntarse porqué tanta gente llama al recuerdo de todas las víctimas de atentados y no sólo de las europeas. Te recomiendo que veas este vídeo para entender por qué Siria es un caos de sitio como tú dices: https://m.youtube.com/watch?v=DDOhQuH_ggE

    ResponderEliminar
  13. Estoy segura de que después de verlo te replantearás que un atentado en Siria y un atentado en París no son eventos tan incomparables.
    «Que en un país en el que ponen una bomba cada tres días se mueran veinte personas en otro atentado más, significa que la situación que tienen ahí es un desastre. Y eso ya lo sabíamos». Esta frase es obscena. Veinte personas muertas significan lo mismo en cualquier parte del mundo: 20 familias destrozadas, y si es cada tres días multiplícalo por 10 al mes, 200 familias destrozadas.
    Claro que no nos afecta igual, a mí tampoco aunque escriba esto, pero yo me doy cuenta de que eso está mal y de que es peligroso que pensemos así porque es un trampa: nos afecta más porque podría habernos pasado a nosotros o a nuestros hijos o familias o amigos, pero esto es lo que pasa cuando miramos hacía otro lado. Ese "grupo b" contra el que lanzas tú alegato hace visible una situación que no podemos ignorar. Voy a poner un símil partiendo del tuyo: si un niño muere en el Congo por difteria por no tener acceso a la vacuna y desde los países «desarrollados» no hacemos nada por erradicar la difteria en el Congo, es posible que tarde o temprano la difteria llegue a España y mate algún niño que no estaba vacunado. Tu dirás que la culpa es de los padres por no haberlo vacunado, pero eso es como decir que la gente que murió en París ejecutada lo hizo porque no llevaban chalecos antibalas. Si dejas que se propague la enfermedad o la violencia sin hacer nada y miras hacia otro lado es fácil que te alcance tarde o temprano. Yo condeno firmemente los atentados de París pero hay que hacer un ejercicio de autocrítica no para ser mejor que nadie sino para cambiar las cosas que no funcionan bien. Algo no funciona cuando determinadas cosas no nos conmueven igual que otras:

    12/11/2015 - El Estado Islámico reivindica un atentado con al menos 41 muertos y más de 230 heridos en Beirut.

    10/10/2015 - 95 Muertos en un atentado durante una marcha por la paz en Ankara, Turquía.

    6/9/2015 - 28 Muertos y más de 50 heridos en un atentado doble en Sweida, Siria.

    16/08/2015 - Al menos 22 personas han perdido la vida y otras 123 han resultado heridas en una potente explosión registrada este lunes en el centro de Bangkok, Tailandia.

    13/08/2015 - Más de 50 personas muertas y un centenar de heridos en un atentado con camión bomba en Bagdad reivindicado por Estado Islámico.

    17/07/2015 - Al menos 40 muertos en un atentado contra un mercado cerca de Bagdad.

    20/07/2015 - 32 Muertos confirmados en la localidad fronteriza de Suruç, Turquía, al menos 24 eran universitarios turcos.

    26/06/2015 - Al menos 25 muertos y 202 heridos en un ataque del Estado Islámico en una mezquita de Kuwait.

    22/05/2015 - El Estado Islámico asume un atentado en Arabia Saudí que causa 21 muertos y un centenar de heridos.

    18/04/2015 - El Estado Islámico asume el atentado suicida que ha causado 34 muertos y un centenar de heridos en la ciudad oriental afgana de Jalalabad.

    18/03/2015 - Atentado suicida en Afganistán deja siete muertos y 41 heridos.

    22/02/2015 - Cinco muertos en Nigeria en un atentado yihadista suicida perpetrado por una niña de 8 años, es el tercer ataque con menores de 10 años en lo que va del 2015.

    Y para acabar un apunte más volviendo al símil del niño muerto en el Congo por difteria. Te preguntas «¿qué situación representa un impacto mayor desde un punto de vista evolutivo?» Si en un mundo en el que la difteria se podría erradicarse con una simple vacuna siguen muriendo niños por esta enfermedad, significa que no hemos evolucionado mucho. Claramente la muerte de un sólo niño en el Congo por difteria tiene un impacto mayor desde un punto de vista evolutivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El video es estupendo, muy útil.

      Obsceno y cierto. Yo no digo que sea bueno sentir más la pérdida de gente en París que en Siria, yo digo que es lógico y que me toca las narices que me impongan qué muertes tengo que sentir más o menos. Es una cuestión de sentimiento, no es algo que se pueda controlar. Y hay más cosas, más allá de una muerte. Si una persona muere, el significado de esa muerte es absolutamente diferente si le han asesinado que si se ha muerto por una enfermedad. Si ha muerto salvando a otra persona o en un accidente de coche porque estaba borracho como una cuba. Una muerte no es sólo la persona que ha muerto, es otro montón de cosas a su alrededor.

      Tú puedes ver mal que a mí me afecte más que me puedan pegar un tiro mañana a que muera gente a la que no conozco. Si no entiendes eso, es mejor no discutir porque no vamos a llegar a ninguna conclusión.

      Y yo no estoy en contra de la gente que se enfada porque nadie se preocupe de los sirios, como dejo bien claro en uno de los últimos párrafos. Yo estoy en contra de que esté llamando a amigos para ver si su mejor amiga se ha muerto en un atentado y la gente me eche en cara que esté preocupada por eso más que por gente a la que no conozco. Me parece alucinante.

      Sobre el ejemplo en el Congo, si te metes en un tiroteo y te niegas a ponerte un chaleco antibalas, entonces si te pegan un tiro es tu problema. Si estás tomando un café en una terraza en la que nunca jamás en la vida pasa nada, no entiendo por qué vas siquiera a pensar en llevar un chaleco antibalas. La eficacia de las vacunas está más que comprobada y no vacunar a un hijo es un acto ridículo e irresponsable que se puede evitar sin ningún tipo de incomodidad ni de drama. No me voy ni a plantear más la comparación porque no le veo ningún sentido.

      Por último, ¿has intentado irte a África a entregar vacunas? ¿Has intentado saltar por encima de los extraordinariamente corruptos gobiernos de África para hacerlo? ¿Has comprobado ya la cantidad de ayuda que se envía a África y que nunca pasa de la frontera porque la gente de arriba se queda con el dinero? Para solucionar eso hace falta mandar ejércitos y entrar en guerra, y que yo sepa ése es el origen de todos los problemas de los que hablamos aquí.

      El Congo no ha llegado al punto en el que pueden curar la difteria. Que los demás no les den la vacuna, al margen de lo que acabo de decir, es más una cuestión política, de humanidad si quieres, pero científicamente no están tan avanzados. Yo hablo de evolución en cuanto a mejorar en ciencia y tecnología, no en cuanto a que la gente sea buena o mala persona. La evolución no es eso, estamos hablando de cosas distintas.

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Si te digo la verdad me sentiría hipócrita de sentirme más triste o igual por los de Beirut que por los Parisinos. Porque en Líbano no tengo a nadie ni familares ni conocidos...me parece motivo suficiente. Puedo no saber nada sobre sus conflictos. ¿pero sabes lo que sé?? Que sí sé lo que a Mi personal y subjetivamente me importa o afecta más. A mi, no lo que importa a nivel internacional o político, sino lo que siento yo. Y punto es que no hay más vueltas que darle.
    Cambiar la foto de perfil no va a salvar a nadie por lo tanto qué importancia tiene poner una bandera francesa o una libanesa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto de casualidad que no te había respondido; estaba segura de que lo había hecho :/ Pero sí, estamos de acuerdo :)

      Eliminar