miércoles, diciembre 03, 2014

Por qué deseo que el creador del peaje electrónico portugués arda en el infierno - ACTUALIZADO

Amigo conductor:

¿Has sido víctima de la ineptitud del sistema portugués de peajes electrónicos? ¿Te encuentras atrapado en la frontera España-Portugal sin saber cómo evitar que te multen por no pagar un peaje que no sabes ni cómo localizar?

¡No pasa nada! ¡Yo te explico lo que tienes que hacer mientras me acuerdo de todos los muertos del que gestiona el sistema!


INCISO

He estado unos días en Lisboa. He armado un lío espantoso para pagar los peajes, y aún así creo que me van a multar. Ya se me ha pasado el cabreo infinito que tenía en el momento, pero sigo estando un poco de los nervios.

FIN DEL INCISO


Lo primero que hay que saber es que, para no tener problemas con el Maldito Peaje Electrónico de Mierda (en adelante MPEM), hay que pagar por adelantado.

Cuando abandonas España hacia Portugal utilizando una autovía, debes buscar una señal en la que pone EXTRANJEROS y entrar por donde indique la misma. ¿Cómo sabe uno que tiene que seguir esta indicación? ¡De ninguna manera! ¡Te lo tienes que imaginar! O haberte estudiado el sistema de peajes portugueses antes de salir de viaje. El caso; una vez entres en el área ésa para guiris, tienes que calcular cuánto te vas a gastar en peajes -con el poder de tu mente- y entonces comprar la tarjeta que mejor cubra los gastos. Los posibles importes son 5€, 10€, 20€ y 40€, y hasta donde yo sé, no te reembolsan lo que te sobre. Si calculas que vas a necesitar 17 euros, compras la de 20, y luego resulta que te pasas y te gastas 22, te multan. Porque son unos pequeños bastardos.

Si haces uso de una autovía portuguesa pero no aparece por ningún lado el cartelito de EXTRANJEROS, entonces, básicamente, tienes que adivinar por ciencia infusa dónde puñetas tienes que parar para comprar la tarjeta de marras. Mi recomendación es que entres en la primera estación de servicio que veas y preguntes allí. Si estás volviendo a España y te dicen que el pago se efectúa en la frontera, no hagas caso. Para cuando llegues a dicha frontera, ya será tarde y tendrás que armar el follón de tu vida para evitar la multa. Probablemente lo que quieren decir es que, si tuvieras la tarjeta, el pago se realizaría automáticamente al llegar a la salida del país, pero si no la tienes, esto no te sirve para nada. Pregunta en otro sitio.

Una vez adquirida, la tarjeta quedará asociada a tu matrícula y ya no tendrás que hacer nada para pagar, porque habrá cámaras que verán tu matrícula pasar, y se descontará la cantidad que toque del importe que hayas pagado.

Ahora bien, si por más que has buscado no has encontrado dónde pagar el MPEM, o si desconocías por completo este asunto y ahora te encuentras con que ya has pasado los peajes y no sabes qué hacer para que no te multen, te explico:


OTRO INCISO

Yo hice todo lo que voy a contaros, seguí las normas al pie de la letra, y parece ser que, de momento, nadie me ha cobrado los peajes de la tarjeta que cargué con 20 euros. Probablemente me multen, con lo que habré pagado el dinero de los peajes, 50 euros de multa y además 20 euros de una tarjeta que no voy a utilizar. Quiero darle al inventor de este sistema de mierda con una zapatilla por los morros, pero como soy una persona civilizada, simplemente os voy a recomendar que, si llegáis a este punto, os arriesguéis a que os multen. Más que nada porque probablemente lo hagan igual, así que así al menos os ahorráis comprar una tarjeta que no vais a usar. Aún así, yo os cuento la teoría:

FIN DEL OTRO INCISO


A pesar de lo que te puedan decir diferentes trabajadores de las estaciones de servicio, si aún no son las doce de la noche del día en el que has utilizado el sistema de MPEM, entonces hay solución -se supone-.

Si estás cerca de la estación en la que se venden físicamente las tarjetas (que no, no es ninguna de las que están al lado de la frontera, al menos en el caso de la entrada por Salamanca), esa es la mejor opción. Si no es el caso, entonces te interesa ir a los cacharritos electrónicos que encontrarás en alguna otra estación, que tampoco está en la frontera pero que estará más cerca que las de venta física (sólo conozco la entrada por Salamanca - Guarda, no sé cómo será en los demás casos, pero me imagino que lo absurdo del sistema recorrerá todo el país) y pagar en el momento. No se admiten tarjetas de débito ni efectivo. Es estrictamente necesario que el pago se realice con tarjeta de crédito. No sé por qué, pero es así. Si tienes dudas puedes darle al botoncito de llamada que hay en el cacharro mencionado, y un señor -el mío fue muy amable, me calculó el pago y todo- te explicará lo que te haga falta.

Si no tienes tarjeta de crédito -recuerda que la tarjeta quedará asociada a la matrícula del coche, así que no utilices la del copiloto o de algún pasajero a menos que quieras después cruzar Portugal a lo loco y que los gastos de MPEM se cargen a la cuenta del amigo pringado que toque-, también puedes comprarla online, entrando en esta página. La web también es una bazofia. Recuerda que no estás en España, así que si activas la tarifa de datos para acceder a internet desde el móvil, probablemente la factura te dé un guantazo al llegar. Aquí lo más lógico es que vayas a una estación de servicio y te conectes allí. Pero cuidado, que la estación en la que estaba el sitio para pagar, en mi caso, no tenía wifi, porque esta gente es la eficiencia. Pregunta antes de pedirte un café. Se supone que, si compras la tarjeta online antes de las doce de la noche, te libras de la multa.

En resumen,


opciones para pagar en los peajes electrónicos de Portugal:

1. En una estación de servicio, comprando una tarjeta.
2. En otra estación de servicio, pagando con tarjeta de crédito en las máquinas habilitadas para este tema.
3. Comprando la tarjeta online, accediendo a esta página.

Y hay que hacerlo antes de atravesar los peajes, o bien antes de las doce de la noche del mismo día en el que se han atravesado, aunque con este segundo sistema por lo que veo es fácil que la multa llegue igual.


Por último, informo de que ahora las multas sí llegan, o al menos eso dicen. Antes, por lo visto, la idea estaba ahí, pero a nadie le llegaba nunca ninguna notificación, así que, entre lo absurdamente complicado que es el sistema de pago y lo ladrón que es el ciudadano español medio, al final no pagaba nadie. Por lo que se comenta, ahora sí que te llega a casa una multa por el valor de lo que hayas gastado en peajes más los cincuenta euros que comenté antes.

Actualizaré si llega el papelito por correo. Y la próxima vez me quedo con destinos nacionales, que España también es bonita y no me amarga la existencia de esta forma.


ACTUALIZACIÓN

¡Los portugueses han cobrado alrededor de doce euros de la tarjeta! Lo han hecho tarde y sin ninguna información, ya que esto tenía que haber pasado hace como dos semanas, pero el caso es que, aparentemente, me libro de la multa.

Pero sigo odiando este sistema.

14 comentarios:

  1. Los últimos casos que conozco que han sufrido lo mismo estuvieron a finales de verano (sin pagar nada), y de momento de la supuesta multa no hay ni rastro... Espero que no haya cambiado mucho el asunto en estos dos meses y no te multen!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá, pero me dijo un chico en una estación de servicio que desde hace poco han empezado a cobrarlas de verdad :( A ver si hay suerte.

      Eliminar
  2. Lo estaba leyendo y ya estaba hecha un lío... creo que no voy a ir a portugal. nunca. porque suena horriblemente mal todo lo que cuentas y a mí esas cosas me estresan mucho. que me veo al estilo español también de gritar "qué le den por el culo a los cincuenta euros, pero yo pasoooo" y hala, a tomar viento fresco.
    en fin, espero que no te llegue la multa. por lo demás ¿qué tal? ¿mereció la pena el viaje?
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que he intentado explicarlo claramente, pero no he sido capaz porque el sistema es un lío de flipar. Un asco. Pero el viaje muy bien, Lisboa es bonita :D

      Eliminar
  3. Qué se puede esperar de un país que ha engendrado a un mamarracho engreído cretino como Cristiano Ronaldo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que nooo, que Lisboa es bonita. Pero a los peajes igual sí que les prendía fuego un poco, eso sí.

      Eliminar
  4. http://www.galiciaenfotos.com/yo-ya-no-voy-a-portugal/

    Y por poner algo que sino otro gallo cantaría (el gallo, ese símbolo tan luso)

    Es de ilusos ir a Lusitania sabiendo que hay un antes y un después. Un antes presocrático y un después o postsocrático y, mientras le país en la ruina. El caso es que yo ya no voy ahí en mi haiga y si tengo que ir (que ya es raro) lo hago en avión unos días a Lisboa o Porto.
    Antes iba a menudo pero ahora, y como mucho cuando lo hago es por carretera convencional y no más de cincuenta kilómetros.

    Como en el enlace de nuestro amigo JC que tanto iba y que tanto comentábamos del tema, ahí queda eso; tan codiciosos han querido ser que nos hemos retirado. Y eso que tengo familia por allí.
    Creo que como cuando era joven regresaré en bicicleta y a veces lo hago.
    Lo han jodido pero bien y no imaginas cuánto. Con lo sencillo que hubiera sido pornelo de forma mucho más simple y directa, sin tanta burocracia. ¿Pero por qué lo han hecho así? Muy simple, para evitar que el dinero se les vaya a otros bolsillos y si, además, tienes unos guardinhas del copón bendito, pues el tema ya es para echarle de comer a parte.
    Es más sencillo que un rico enhebre la aguja del camello que tengas pagado e peaje al cielo; y de eso sólo el de Madrí.
    Venga, a ser felices...que llega diciembre :))´
    Breves saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído el post, está muy bien esto de que estemos todos igual de cabreados xD
      Yo me lo pensaré, desde luego. Porque el regreso a casa se complicó un montón y se me fue la hora de las manos a costa de esta chorrada del peaje mal hecho, así que para la próxima igual prefiero cogerme un vuelo a algún otro sitio.

      A ser felices por ahí también :)

      Eliminar
  5. Yo he ido en Marzo a Portugal, no encontré cómo pagar el dichoso peaje así que intenté ir por carreteras secundarias. No obstante hay un punto donde entras en zona de peaje y ni te avisan, pero creo que era a pagar 30 céntimos, y la multa son diez veces el importe no pagado, así que estaríamos ante una multa de 3 euros que, por cierto, no me ha llegado. Creo que lo que te puede pasar es que si te para la policía portuguesa te saque el historial de multas si te encuentra en otro viaje a Portugal y te lo haga pagar, pero a mí, a mi casa, no me ha llegado nada. Son gente absurda, esa es la verdad. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la multa que me tocaba a mí por lo visto sí que era de 50 euros, que ya es otro asunto. Qué ladrones son, de verdad.

      Eliminar
  6. Madre mía, qué lío... Yo sí tengo ganas de conocer Portugal pero, como no conduzco, no me tengo que preocupar de ese tema. Habrá otros, eso seguro. Jajajaja. A veces, de tanto que quieren modernizar las cosas, lo complican cada vez más. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ésa es otra opción, ir en bus o en tren o algo. Desde luego yo lo de ir en coche la próxima vez me lo pensaré muchas veces.

      Eliminar
  7. Hola Key
    No sólo es el tema del via-crucix que comentas; leí que los portugueses estaban protestando porque a ellos les sale más caro los mismos tramos de peaje.
    Estamos entrando en una nueva era, no les vale solo con nuestro dinero en tasas, también quieren humillarnos.
    Espero que el resto del viaje te quitase este mal sabor.
    Un saludo, Manu3l.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no les viene bien ni a los portugueses, ya lo que faltaba. Esto me pasó a la vuelta, así que no pudo arreglarlo el viaje :( Pero bueno, nos lo tomamos con humor :D

      Eliminar