jueves, agosto 15, 2013

Apocalipsis zombie

El otro día vi Guerra mundial Z (World War Z, Marc Forster, 2013). No voy a hacer una crítica, sólo os digo que está bien, muy entretenida. Es básicamente Brad Pitt corriendo con su pashmina y con su melena, que parece no tener nociones de lo que es el champú, por medio mundo, matando zombies. Pero está bien. No es un desperdicio pagar por verla.

La película no es más que otra superproducción de Hollywood para pasar el rato, pero me ha hecho pensar.

¿Qué pasa si hay un apocalipsis zombie? Bueno, eso es una idiotez, pero, ¿y si hubiera algún follón a nivel mundial que nos dejara a todos deambulando con escopetas por la calle sin saber si vamos a sobrevivir hasta mañana? ¿Lo habéis pensado? ¿Eh?

¿EH?

Mucha gente moriría. Mucha desaparecería. Habría que robar comida, ropa, armas. No habría luz. Ni agua corriente. Y lo que es peor. Lo que es mucho peor.

NO HABRÍA INTERNET.

Me están entrando sudores fríos sólo de pensarlo. Los medicamentos y la comida son elementos sobrevalorados. El agua, llegados al extremo. ¿¿Pero internet??

Me pongo en el mejor de los casos y supongo que sobrevivo a los zombies o a lo que nos haya metido en el lío. Es mucho suponer, porque como a los atacantes no se les mate con sarcasmo ya me contaréis cómo voy a sobrevivir yo más de media hora por ahí, si no sé disparar y no tengo media torta. Aún así, imaginemos que se me aparece la virgen con una semiautomática y un bate de béisbol y sobrevivo un ratito.

Supongamos que consigo coger comida y agua y salir corriendo. Y champú. Que con estas historias siempre pienso en lo desagradable que tiene que ser estár sin poder ducharse, por muy cómodo que pareciera estar Brad Pitt en la película. A lo mejor el secreto está en llevar una pashmina. El caso es que lo pienso mucho. Si me pudiera llevar algo a una isla desierta, me llevaría a un químico que supiera explicarme en qué elementos de la naturaleza se encuentran los componentes del gel y del champú. Me llevaría a un químico, chocolate... y un router. Que me desvío del tema.

Vale, imaginemos que llego viva a algún sitio medio estable, que hay allí gente menos inútil que yo que sí sabe abrirle la cabeza a un zombie con una tubería rota si hace falta. Bien. Habrá que asentarse. Y una vez asentados habrá que hacer algo con el tiempo, ¿no?

¿Y qué hago yo sin internet? ¡Todo mi ocio está ahí dentro! Menos los cafés que tomo con mis amigos, pero a dichos amigos es evidente que se los han comido los zombies, así que tampoco puedo contar con ellos.

¿Y entonces qué hago? ¿Ver una serie? Las veo por internet. ¿Una peli? Lo mismo. ¿Leer blogs? ¿Escribir? ¿Estudiar algún tema que me interese?

Todo en internet.

Y esto me estresa de verdad, porque alguna información está en esa red, y sólo ahí. ¿Qué pasa si de repente algo impide el acceso? ¿A dónde van todos esos conocimientos? Antes había enciclopedias, pero la Wikipedia podría desaparecer de un plumazo si hubiera un apocalipsis digital. Creo que imprimieron una copia en alguna parte, pero la gente ya no tiene acceso a esos conocimientos en papel de manera asequible. Que está muy bien porque no matamos árboles y ahorramos dinero y espacio, pero da un poco de miedo.

Y pienso que bueno, puedo guardar ahora las cosas y vagar por ahí con cinco discos duros de tres teras llenos de libros, series, películas y música. Y luego pienso que en un apocalipsis tampoco hay electricidad. Que en Soy Leyenda (I Am Legend, Francis Lawrence, 2007) salía Will Smith viendo la tele, pero no sé quién puñetas mantendría en funcionamiento la central eléctrica que daba energía a su televisor si él era el único humano sobre la faz de, por lo menos, Nueva York. Igual los zombies/vampiros/infectados de la peli eran todos arquitectos, ingenieros y expertos en energías renovables y cuando no estaban comiendo gente ni farfullando cosas en cuevas oscuras se dedicaban a montar centrales hidroeléctricas. Tampoco dicen en la peli que no sea así. No seré yo quien juzgue los sueños de los zombies.

Ya me he desviado otra vez. Decía que no iba a haber electricidad. Y yo no sé generarla. Quiero decir, que no sé cómo funcionan las bases del sistema. Todas mis aptitudes profesionales parten de que un ordenador, un teléfono, o algún otro gadget electrónico funcionen. Si no, no sé hacer nada útil. No tengo nada que aportar a la sociedad. Yo debería ser la esperanza de quienes echan de menos sus cacharros digitales, y resulta que mi idea para abastecer a mi grupo de supervivientes con electricidad consiste en frotar un jersey de lana muy deprisa.

Algunas veces soy ligeramente paranoica, soy consciente. Pero yo os digo que guardéis lo que os interese de verdad. Comprad vuestros libros favoritos, grabad vuestras pelis y canciones preferidas. Porque un apocalipsis zombie es, digamos, poco probable, pero un apagón tecnológico que mande al traste todo lo que hay en la nube yo no lo veo tan descabellado. O una ley que termine -realmente- con las descargas de todo, de un día para otro.

Y ahora que ya os he dejado a todos estresados abrazando vuestros portátiles, me voy a aprender a cultivar tomates, para así tener algún conocimiento que aportar en caso de catástrofe.


p.d. He buscado lo de Soy leyenda. Creo que en la peli no lo dicen, pero parece que existen unos generadores portátiles que funcionan con gasolina. Por si alguna vez os cortan la luz y no tenéis suficientes jerseys de lana a mano.

26 comentarios:

  1. Eres una paranoica, sí. Bueno, yo también. Ayer vi Los últimos días, esa que sale José Coronado, y me quedé pensando un poco en esas cosas que dices. Y en lo del champú y la peste que olería todo el mundo. Mi novio dice que eso en un plis se habría acostumbrado ya todo el mundo a la peste.
    Pero desde luego que sin internet sufriríamos. El otro día en el médico, esperando, una chica me decía que llevaba tres días sin whatsapp y no sabía volver a instalarlo y que se iba a volver loca O_o
    En fin... lo de guardar libros, vale, pero lo de grabar pelis y música, si no tenemos un generador de esos nada de nada... Qué mal rollo, eh? Creo que guardaría muchos libros y me buscaría amigos que supieran cantar porque yo canto fatal...
    ¿Qué habilidades tienes? bueno, da igual, no creo que pudiera encontrarte entre la gente para servirme de tus habilidades en una apocalipsis cualquiera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual a olor te acostumbras, pero a tener el pelo asqueroso, no sé... espero no tener que comprobarlo.
      Lo de buscar amigos que canten bien me parece una idea brillante para generar entretenimiento. Y soy ingeniera informática, así que sin electricidad no tengo habilidad ninguna :( Pero en cuanto aprenda a cultivar tomates, te doy unos pocos.

      Eliminar
  2. Se te va un montón la pinza. Bueno, supongo que esto ya lo sabes... Me has recordado una serie del National Geographic que se llama "Preparados para el fin del mundo". No sé si la has visto. Montones de personas nos enseñan cómo se preparan para cuando vengan todo tipo de catástrofes: Colapsos económicos, guerras nucleares, terremotos... Podrías presentarte tú mostrando tu plan para sobrevivir a un ataque zombi. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No estoy loca! ¡Tengo mis razones! Aunque sí, igual tampoco es lo más probable del mundo lo de que mañana se muera internet. Y más nos vale xD

      Eliminar
  3. ¿Qué sería de un viernes sin una buena ida de olla, je, je, je...? Pero, oye, es una ida de olla con mucho fundamento (sobre todo por lo del apagón tecnológico, que lo de los zombis no lo termino de ver...). ¿Mi consejo? Generar electricidad con una bicicleta estática. Así que o bien tienes un novio cachas que esté todo el día pedaleando para ti y tu ordenador o bien reclutas un pelotón de tíos normales a los que puedas esclavizar con este fin.

    Dicho lo cual, dime dónde estará tu isla para poder acercarme a saludar. Y si hay que pedalear un rato para generar energía para ti, se pedalea...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de pedalear lo veo. En cuanto averigüe cómo funciona el sistema me pongo a depurarlo. Ya te llamaré como mano de obra.

      Eliminar
  4. Sí, lo mío es desaparecer, pasar de felicitarte por la tesis y todo y llegar justo para tu Cumpleaños (¿a que soy especial?). Pues eso, chica: ¡Feliz Cumpleaños!

    Salvada esa parte...
    ... aquí todos cantamos esa que dice "Feliz, feliz en tu día" y desafinamos a más no poder...
    ... no pienso que seas paranoica. Por el contrario, pienso que tus reflexiones tienen una base sólida. Yo también he pensado mucho en eso, ya que todo lo que hago requiere una buena dosis de ordenador con sintetizadores de voz y lectores de pantalla. Así que me he puesto a pensar cómo coño vivirían los ciegos en el siglo XIX. Y no sólo a pensar, que ahora mismo estoy tramitando una máquina Braille y terminando de aprender taquigrafía Braille y queriendo encontrar a alguien que pase la Biblia, los libros de las Liturgias de las Horas, el código de derecho canónico y el catecismo en Braille. No es coña. También quiero transcribir la biblioteca de mi fcultad en Braille, así que aprendo código matemático unificado (y esto es menos coña aún). Supongo que tendré que empezar a coleccionar instrumentos que no requieran electricidad (un piano, un harpzichord, un arpa, una flauta traversa, una batería, timbales y demás).

    Pienso que la gente estaría tan ocupada en sobrevivir que no echaría de menos el Internet. O pienso de esta forma: Internet sirve para jugar videojuegos en los que matas zombis. Pero como ya tienes que matarlos en la vida real, los videojuegos carecen de importancia. De donde se sigue que todos serían muy felices.

    Yo aún no he pensado en coleccionar armas, pero dame cinco años :P

    ¡Feliz Cumpleaños! (again, y pásalo bien).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estaba yo pensando en escribir a ver si seguías vivo. Gracias por las felicitaciones :D
      Uuuuummm lo de tocar instrumentos es una gran idea. No lo había pensado.
      Buena suerte con tu aventura taquigráfica. Yo algún día me compraré un libro en braille, por aquello de saber de todo :D

      Eliminar
  5. P.S. Lee Cell de Stephen King. No son zombis propiamente, pero son algo más terrible (y te hace desconfiar de los celulares).
    P.P.S. En otra novela de King (Los Tommiknockers), los extraterrestres usan pilas comunes para el suministro eléctrico de todo el pueblo, así que habría que ir a preguntarles a ellos cómo se las arreglaron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Stephen King me da mal rollo. Aún así, me lo plantearé seriamente. A lo mejor luego me hago súper fan.

      Eliminar
  6. Ahhhhhh!!!! Socorro!!!!! Y ahora qué hago yo? eh?? qué hago???? Joder, ahora tengo mogollón de miedo. Pero mucho. Creo que si hay un apocalipsis preferiría morir que frotar jerseis de lana para tratar de llamarte y de ir a ese refugio en el que te han aceptado a pesar de no aportar mucha utilidad, a ver si me cogen a mí también. Porque por más que lo pienso, yo no sé hacer nada sin luz. Bueno, sé hacer jabón con grasa y sosa caústica, si te sirve para solucionar tu problema de llevar el pelo sucio...
    Que me lío yo también, me aceptáis en el refugio para inútiles por lo del jabón o qué? Que si no tengo que buscar otro. Y pronto. Que yo me obsesiono y ahora veo el armagedón a la vuelta de la puta esquina.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sabes hacer jabón y domar adolescentes delincuentes. Tú vienes conmigo.

      Eliminar
  7. Asúmelo: en un apocalipsis zombi los informáticos estaríais condenados.
    Sin embargo si la catástrofe mundial viene causada por una invasión extraterrestre, seríais imprescindibles para hackear a toda la flota invasora (véase Independence Day). ;D

    ¡Buen finde! (Y disfruta de la civilización mientras todavía existe). :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No había pensado lo de los extraterrestres! Ya me quedo mucho más tranquila :D

      Eliminar
  8. El otro día se me cayó el disco duro externo al suelo, y ahora el ordenador no lo reconoce. Y aunque tenía el 90% de las cosas copiadas en otro disco duro, las 4 fotos que he perdido y el hecho de que ahora Itunes no me reproduzca el 80% de las 15.000 canciones que tenía vinculadas ahí, me provoca una angustia tal que no puedo llegar a imaginar la tragedia grecorromana que supondría perder TODO mi patrimonio digital. Suerte que también soy ligeramente paranoico, y tengo copia en CD's, y otro disco duro y no sé cuántos sitios

    PD: Por cierto, ya que hablas de la famosa nube... ¿cómo narices se hace para poner cosas allí? Es por tener otra copia de seguridad más, que nunca se sabe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los paranoicos dominaremos el mundo.

      La nube es que es un concepto, más que un sitio. Quiero decir, lo que tienes en gmail está en la nube. O en dropbox. En general son esos sitios a los que puedes acceder estés donde estés, como el correo y cosas así. Yo lo gordo lo tengo en gmail y me fío de que no se va a perder más que de nadie (lo leerán, pero perderse yo creo que no se pierde). Dropbox no me gusta, pero es un buen sistema y permite guardar cosas que no caben en un correo. Échale un vistazo, siempre está bien tener copias de seguridad.

      Eliminar
    2. Viva la paranoia global!

      ¿Y en Gmail cómo lo guardas? ¿Te lo envías por mail para tenerlo ahí? ¿O es el rollo ese del Google Drive? (sí, soy un auténtico lerdo para temas informáticos; y encima, orgulloso de ello...)

      Eliminar
    3. No utilizo google drive porque siempre estoy conectada con la cuenta del blog y con la personal, y te obliga a salirte de una de ellas, así que paso. Lo que hago es adjuntar en un correo lo que me interese, y enviármelo a mí misma. A mí me gusta el sistema, prueba a ver.

      Eliminar
    4. ah, eso lo hago a veces, pero nunca me había planteado usarlo en plan almacenamiento masivo. Quizás lo pruebe también, porqué Google Drive no me chutaba por alguna razón que desconozco (y encima hoy me he comprado un disco duro externo en la FNAC, y no me deja copiar ningún archivo por no sé qué rollo de que tengo que formatearlo para mac... puta informática de los coj****!!)

      Eliminar
    5. Ya majo, a mí me vas a contar xD

      Eliminar
  9. La peli no está mal, es verdad. Yo esperaba un truñazo de proporciones importantes, y me entretuvo. Tiene alguna escena bien maja, las cosas como son. Eso sí, esperaba ver algo más de sangre, aunque fuera sólo un poquitirrinín (aparte de los salpicones de diseño que le ponen a Pitt). Qué se le va a hacer, una superproducción con zombies ultra mega comerciales para todos los públicos es lo que tiene.

    Respecto a cómo sobrevivir a este tipo de cosas, te recomiendo leer el libro en el que se basa (es un decir) la peli, escrito por Max Brooks (hijo de Mel), pero especialmente otro escrito por el mismo, "Guía de supervivencia a un apocalipsis zombie". O algo así era. Yo lo tengo como libro de cabecera. Cuando la gente me veía leerlo, me llamaban friki o cosas parecidas, pero a eso yo les respondía algo así: "cuando haya un apocalipsis zombie, a ver quién se ríe... si yo, que me sé las técnicas para sobrevivir, o vosotros que tanto os cachondeais".

    Las risas seguían, pero a mí me daba (y me da) igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo de los zombies me parece una chorrada, pero conocer técnicas de supervivencia me parece curioso. Seguro que en algún momento algo me llega a ser útil, así que me leeré el libro ése, aunque sólo sea para alimentar mi paranoia.

      Eliminar
    2. por cierto (off topic): lo del zinemaldi qué tal? irás? lo gestionaste? pensándolo bien, si tal y como has comentado en el anterior post, has empezado a currar (bravo! enhorabuena!) imagino que será difícil...

      Eliminar
    3. En cuanto tenga un rato te mando un email y te cuento cómo está la situación.

      Eliminar
  10. Pues yo podría vivir sin internet... Pero sin lavarme el pelo no, ni de coña!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me traumatiza lo del pelo, ¿eh? Qué angustia vital, de verdad.

      Eliminar