martes, agosto 21, 2012

Tú sabes de ordenadores, ¿no?

¡Ah, las asunciones de la gente! ¡Qué maravilla!

En google talk:

Canaris: dame un minuto18:57 que estoy aquí haciendo la beca para mi hermano  que como soy el informático  ...  xD
18:58 Yo: anda, qué bien, así podrás aplicar los conocimientos que adquiriste en la optativa de segundo "iniciación al rellenado de datos de becas"
  ¬¬
 
Si tienes menos de 30 años, entonces eres joven y tú sabes de estas cosas; por tanto puedes programarle el vídeo a tu vecina. Si además has estudiado cualquier materia -y digo cualquiera- relacionada con la informática, entonces las máquinas son tus esclavas y existen para cumplir tus órdenes. Esto es inevitable, así que es una tontería luchar contra ello; pero hay una cosa que no puedes admitir jamás que sabes hacer. Nunca, sea cual sea la situación.

Formatear.

¿Formatear? No, de eso has oído hablar pero no lo has hecho en la vida. Eso es muy difícil y no tienes muy claro cuál es el procedimiento. Si no cuela porque has hecho un módulo de informática, di que esas cosas las hacen los ingenieros. Si eres ingeniero, entonces de esos temas se ocupan los de los módulos. Pase lo que pase, tú no sabes formatear. Porque el día que le descubras al mundo que sabes que dicho procedimiento consiste en meter un cd en una bandeja y pulsar siguiente-siguiente-siguiente-terminar, estás perdido. En ese momento, tus padres querrán formatear sus ordenadores, tus hermanos, tus primos, el vecino del cuarto, tu monitor del gimnasio y seis excompañeros del colegio te dirán que sus vidas dependen de que les formatees el ordenador. Bien, cuando eso pase, les mandas aquí.

¿Por qué escribo esto ahora? Porque tengo un ordenador nuevo con Windows 7 de fábrica, al que por fuerza le tengo que instalar Linux porque Windows acaba con mis nervios en cuanto lo utilizo diez minutos. Pero Windows es útil, por temas de compatibilidad sobre todo, así que tengo que mantenerlo. De ahí que haya tenido que hacer particiones para instalar un sistema operativo en cada una.

¿Veis eso que digo de que formatear es una chorrada? Administrar particiones no lo es. Hay que saberse un montón de pijaditas que mi débil mente no es capaz de retener, con lo que siempre acabo teniendo que buscar alguna cosa en Internet y/o preguntándole a Garfield, que no sé por qué, se sabe todas estas cosas. Con el objetivo de no tener que darle la chapa a éste último nunca más con el tema, y ya de paso para que el que lo necesite tenga aquí la información, voy a explicar cómo va el tema éste de las particiones.

A partir de aquí el post será un tostonazo extremo para los lectores habituales, así que podéis ir a esa lista de blogs estupendos que hay abajo a la derecha. Tenéis mi bendición para no leer la entrada, ni comentar, ni nada de nada, y yo os prometo que no me traumatizaré.

Al tema:

Partimos de que tenemos un ordenador con Windows instalado y queremos añadir otro sistema operativo. En mi caso, Linux Mint. De la instalación de Windows no digo nada porque os vendrá de fábrica, y si no, si tenéis un ordenador completamente vacío o tan lleno de mierda que tenéis que formatear, entonces meted el cd y seguid las instrucciones, que, total, ese trasto ya no se puede romper más.

INCISO

He hecho capturas de pantalla tanto de una instalación compartida con Windows 7 como de una instalación con Ubuntu, instalando en ambos casos Linux Mint. Da totalmente igual, porque las capturas solo las pongo para que os hagáis una idea de qué os vais a encontrar.

Y aprovecho para decir un par de cosas importantes para el que no haya hecho esto muchas veces:

1. Si queréis tener Windows y otro sistema operativo, hay que instalar primero Windows. En serio. Si no, el gestor de arranque de Windows aplastará por completo al gestor de lo que tuviérais instalado antes, y vuestro primer sistema no aparecerá por ninguna parte al encender el ordenador, con lo que tendréis que volver a instalarlo.

2. Si la instalación la queréis hacer desde un usb de arranque y no sois capaces de arrancar desde usb, probad a activar y desactivar en la BIOS una opción llamada "UEFI Boot Support". Mi ordenador está como un cencerro y a veces requiere que lo active y otras que lo desactive, y llegando a esa conclusión casi me vuelvo idiota -más-. Así que os lo digo para que no hagáis el gaitas vosotros también.

FIN DEL INCISO


Así que queremos instalar Linux, pero solo tenemos una partición, que es la de Windows. Cuando hayáis metido el cd/usb de instalación con vuestro Linux nuevo, tendréis que elegir en la instalación la opción "instalar Linux Mint 13 junto a Windows 7" o "instalar x junto a y", sean los sistemas operativos que sean. Entonces aparecerá una ventana en la que podréis modificar a grandes rasgos las particiones. Algo así:

gestor de particiones básico

Ese menú es una bazofia y os va a servir de poco, así que acceded a ese enlace azul llamado "herramienta de particionado avanzada" para poder hacer algo útil. Entonces os encontraréis algo de este tipo:

gestor de particiones avanzado

Os preguntaréis qué puñetas es el /dev/sda ése, me imagino... es el disco duro. /dev/sda1 es la partición 1, /dev/sda2 es la partición 2, y así sucesivamente. Si conectárais un disco externo al ordenador, como un pendrive, por ejemplo, eso sería /dev/sdb.

Lo que tenemos que hacer ahora es coger la partición donde esté Windows y reducirla, ya que esta partición estará probablemente ocupando todo el disco duro y necesitamos partirla en cachitos para meter nuestro SO nuevo.

El probema es que el gestor de particiones éste tan inteligente no os va a decir en qué partición tenéis instalado Windows. Que parece fácil, ¿a que sí? Solo habría que poner el nombre del SO al lado de la partición... ¡pero no! Debieron de pensar que así era muy fácil y no tenía emoción. Por tanto, lo que hay que hacer es elegir la partición más grande y confiar. Además, las particiones de Windows son de tipo ntfs, así que podéis descartar las demás.

Cuando hayáis localizado la partición de Windows, la seleccionáis y hacéis click en "cambiar". Aparecerá una ventana en la que podréis asignar el nuevo tamaño de vuestro Windows. El tipo de partición es ntfs y en el punto de montaje yo he puesto /media/windows, aunque no es la única opción válida.

editar una partición

Ahora ya tenemos espacio vacío en el disco duro. Para instalar Linux necesitamos una partición para el SO como tal, otra para los datos y otra para la memoria de intercambio. Seleccionamos la partición de espacio libre y hacemos click en "añadir".

Primero, creamos la partición de la memoria de intercambio (por seguir algún orden). Yo le he dado un tamaño de 2GB porque tengo memoria RAM para parar un carro, pero si tenéis 4GB o menos de RAM, podéis necesitar otra cifra; hay algo de discusión con el tema, pero buscad SWAP en la Wikipedia o en cualquier otro sitio y os dirán cómo decidir acerca del tamaño. Le decimos que lo utilice como área de intercambio.

crear una partición

Para las otras particiones que necesitamos, lo mismo: click en la partición de espacio libre y click en "añadir".

Una de las particiones será para el sistema (punto de montaje /) y la otra será para los datos (punto de montaje /home). Ambas deben ser de tipo sistema de ficheros ext4 transaccional. Bueno, tampoco es que deban, pero es una buena opción. De los tamaños no digo nada porque depende mucho de cuánto vayáis a usar el SO en cuestión, del tamaño de disco de vuestro ordenador y cosas así. Pero dejad espacio para datos, en condiciones, que si no luego descargáis dos pelis y aquello se muere.

Yo creo que está todo... el resto de pasos son cosas como decir qué hora es y dónde estáis, así que aquí termino.

Gracias mil a Garfield y su paciencia infinita. Y a su cerebro de almacenamiento masivo que le permite recordar todas las cosas del mundo.


p.d. Instalad Linux. Funciona mejor que Windows y es gratis. Y bonito. Solo lo comento.

24 comentarios:

  1. Jjajajaj creía que lo de rellenar datos en beca, era solo territorio de hermanos mayores XD

    Pues no soy informatico, pero me gustaría saber más, teneis siempre una lastra :P

    Instalé el Ubuntu porque estaba hasta el moño, es fácil de instalar y te permite hacerlo desde windows, pero apareció mi amigo el Info y me hizo las particiones (menos mal) y va de lujo aunque lo utilizo poco. Me voy a guardar el post por si acasoo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ubuntu era estupendo; a mí el de ahora ya no me gusta tanto y por eso me he pasado a Mint. Está bien que explotes a tu amigo informático solo lo justo, te lo agradezco en nombre del gremio jajajaja

      Eliminar
  2. A mí también me hizo una partición en el antiguo pc un amigo que sabe casi todo lo que hay que saber de ordenadores. Yo soy bastante fiel a Windows, aunque en el próximo ordenador que tenga, ya sea de sobremesa o portátil, tendré que hacer una partición para poder usar el XP (el mejor Windows que ha habido nunca, o el menos malo si lo preferís) y otra para el Windows que haya en el momento. Vendré aquí si me hace falta, pero seguramente sea más sencillo volver a llamar a alguien que controle. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Windows no me gusta nada, pero 7 funciona muy bien, puede que incluso mejor que xp, así que pruébalo a ver si te gusta. Y sí, acabarás llamando a algún colega informático, seguro xD

      Eliminar
  3. ¡Amén con el post!

    Sin ir más lejos, hoy he estado "formateando" el ordenador del novio de mi hermana. Dicho ordenador (con Ubuntu) como tardaba mucho en apagarse sufrió la ira de su dueño que le desconectó el cable de corriente directamente (lo cual le he dicho mil y una veces que no es bueno...) y claro... el pobre murió (el ordenador, no penséis mal). Así que... ¿lo llevamos a una tienda a que lo arreglen? ¿Lo intentamos arreglar, que total, más roto no puede estar? Nooooo, se lo llevamos al informático (it's free!) de la familia y que lo mire... Y de paso que instale el XP (venga, que estoy que lo tiro). Y yo, que meto el disco de win, lo arranco, lo voy a inst... ¡ops! ¡¡El CD de Windows no encuentra ningún DD!!. Que no cunda el pánico, arranco un liveCD de Ubuntu y formateo el disco dur... ¡al empezar a formatear/borrar/eliminar particiones resulta que se ha cascado el MBR! Tranquilidad, que un trabajo gratuito a cargo de un informático ha de tener una solución posib... ¿con este calor? Le he dicho que se compre un disco nuevo, o que lo lleve a la tienda, que esos fallos no competen a un ingeniero, tratamos con cosas más "abstractas" :).

    PD: Entre informáticos tenemos que ayudarnos, eso sí, que el tema de las particiones a veces es un poco puñetero, sobre todo si el ordenador considera que ha sido muy fácil instalar algo ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final lo mejor que te puede pasar es que el ordenador esté tan roto que no haya nada que hacer. Aunque seguro que, pase lo que pase, encuentran la manera de que parezca que todo ha sido culpa tuya. Lo que hay que aguantar.

      Eliminar
  4. Muy buena la guía.
    Por si alguien duda, la instalación ocupa menos de 4gb, por si alguien anda escaso de disco.
    En la instalación de Ubuntu si te dice el sistema operativo que hay instalado en cada partición, o la etiqueta de la partición si la tiene (en la foto "gestor de particiones avanzado" que ha puesto Key, la barra que sale amarillo y rosita)

    Suerte para los futuros Linuxeros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que no, que yo he instalado Ubuntus y a mí no me decía nada de nada! O a lo mejor mi memoria de pez me impide recordarlo, no lo tengo claro.
      A ver si con esta guía ya no te tengo que preguntar más veces "eeeh... ¿era ext2? ¿era ext4?" xD

      Eliminar
  5. Buff... yo para la informática soy totalmente nula. Sigo con el XP, y estoy contenta, también es que soy poco exigente... para lo que tengo que hacer, me sirve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, dentro de lo que hay por ahí, xp va muy bien :)

      Eliminar
  6. Yo diría que si eres el más joven del grupo asumen que eres el que más sabe. En mi caso a mi me toca el papel de suplente, si está mi compañero, el resto de mis compañeras acuden con él, pero en su ausencia, soy la que intenta resolver las dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tú di que no sabes nada. De nada. Hazte la tonta unas cuantas veces y a lo mejor tienes suerte y te dejan en paz ;)

      Eliminar
  7. tú sabes para qué tuve yo un novio informático?? para no tener que saberme estos rollos. cuando eso dejó de compensarme y le puse en la calle, aprendí que no es tan complicado el asunto, aunque es aburrido de pelotas. guardaré este post como oro en paño para el futuro, cuando un día me arme de paciencia y buena voluntad y haga este tipo de cosas en mis maltrechos ordenadores.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, reconozco que estas cosas muy divertidas no son. Y tú seguro que te acabas apañando, más bien te tendré que llamar yo a ti cuando se me rompa el coche, o una tubería, o lo que se tercie ;)

      Eliminar
  8. Hace no mucho tiempo escribí en mi blog una loa a mi amigo informático, grandes entre los grandes, listo entre los listos y dispuesto entre los dispuestos. Si no fuera por él, habría tenido que cambiar de ordenador como seis veces en los últimos dos años. Fe ciega en el que sabe. ¿Particiones? Sí, yo hago unas particiones estupendas de tartas, pizzas y empanadas en trozos impares. Del resto, ni idea...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ¿quién quiere ordenadores cuando puede tener tartas? Por lo menos eres agradecido con tu amigo, porque ya sabrás la de gente que casi les exige a sus amigos técnicos-en-lo-que-sea que les arreglen sus cosas mágicamente.

      p.d. Mmmmm pizza.

      Eliminar
  9. La parte tostón me la he saltado, pero la inicial tiene la chispa habitual. Te perdonamos que te hayas puesto seria y todo, va...

    ResponderEliminar
  10. Pues me ha encantado cómo lo has explicado, si bien estas cosas se las dejo al churri, que se dedica a ello y mola esto de tener al informático en casa (por cierto, a él una vez le pidieron que revisase una lavadora, así que te he entendido muy bien con eso de que las máquinas se convierten en esclavas de aquél que sabe informática...) Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues te aprendes un par de cosas del post, y cuando esté haciendo él particiones, le dices, así como casualmente "igual deberías dejar algo más de memoria de intercambio" o algo así, y quedas como una campeona :D

      Eliminar
  11. Una entrada muy util, gracias!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. He llegado a tu blog desde Mandarica y al leer esta entrada me ha chocado lo de la instalación de Ubuntu. Yo lo uso y ahora me niego de por vida volver a Windows.
    Me apunto tu blog.
    Un saludo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mandarica me manda gente! ¡Bieeeen!
      Ya, cuando has usado Ubuntu, en general ya no quieres volver a Windows nunca jamás. Y por si algún día te aburres, de momento por lo que veo Mint va bien y es bonito :)

      Eliminar