domingo, agosto 14, 2016

Aviso legal

Estimado lector:

Esta entrada es sólo una anotación a la que probablemente haré referencia en algunos de los posts que escriba en el futuro. Presta atención, porque esto es importante:

No sé nada de literatura. Ni de música. Ni de cine. Ni de psicología. De hecho no sé nada de prácticamente cualquier materia que se te pueda ocurrir.

Este hecho, desafortunadamente, no va a impedir que siga escribiendo entradas sobre literatura, música, cine y comportamiento humano. No hay nada que puedas hacer para evitarlo. No puedes tomarte en serio nada de lo que leas en este blog. De verdad. No utilices mis consejos para ligar como si fueran la ley. No dejes de ver una película que te apetece ver porque yo diga que es una mierda. Y, por dios santo, no utilices mis análisis de cuentos para tus trabajos de clase.

Todo lo que leas aquí es mi opinión, y considero necesario que sepas que escribo un montón de tonterías. Muchas. Si hablo de hechos entonces puedes estar bastante seguro de que he contrastado mis fuentes y de que sé de lo que hablo (y si ves que no es así, te agradecería que me lo dijeras para que pueda corregir los errores), pero si te doy mi interpretación de algo, es fácil que todo te parezca un poco absurdo. Es decir, si te explico lo que es el Síndrome de Kessler, puedes estar más o menos seguro de que lo que estás leyendo es correcto, porque estamos hablando de un concepto que no está sujeto a interpretación. Pero si te digo que en Peter Pan Campanilla era una tarada de mucho cuidado, entonces a lo mejor no estás de acuerdo conmigo, porque tu definición de tarada puede ser diferente de la mía.

Si te parece que el párrafo anterior insulta a tu inteligencia por estar lleno de obviedades, felicidades, este post no es para ti.

Si de lo contrario, y a pesar de haber leído esta información que acabo de proporcionar, sientes la irrefrenable necesidad de escribir un comentario en una de mis entradas diciendo que no sé nada de literatura, o música, o cine o psicología, entonces aquí tienes una lista de prados bonitos a los que te puedes ir a pastar.

Eso es todo.

Besitos.