jueves, enero 07, 2016

Joy: así fregaba, así así

Con las expectativas en el inframundo tras saber que la peli que iba a ver trataba sobre la invención de la mopa*, ayer me metí en un cine carísimo para ver Joy (ID, David O. Russell, 2015).

Joy - cartel

Por daros algo más de contexto, Joy es la historia de la inventora Joy Mangano (Jennifer Lawrence), que consiguió fundar un imperio comercial a pesar de tener que cuidar de exmaridos, padres, hijos y en resumen ser una mujer soltera y con críos en  los EEUU de los 70.

Jennifer Lawrence (Joy) y Robert De Niro (Rudy)


Lo de la mopa no es muy convincente, pero también tenemos a Robert De Niro, Virginia Madsen y Elisabeth Röhm interpretando a la insoportable familia de Joy, a Dascha Polanco como su mejor amiga, Édgar Ramírez haciendo de exmarido inmaduro e Isabella Rossellini y Bradley Cooper en papeles de los que prefiero no hablar por si es dar demasiada información; así que incluso sin hacer mucho caso a Jennifer Lawrence -que ella sola es razón suficiente para ir al cine, por cierto-, las interpretaciones y los personajes son estupendos. En concreto Ramírez y Rossellini son muy graciosos, y la cinta en general te hace sonreír a menudo y hasta reírte a veces, sobre todo en el primer rato de metraje.

Édgar Ramírez (Toni)

Al margen de que la historia sea casi todo el tiempo alegre y entretenida -la situación es un agobio y un poco drama, pero lo enfocan con mucha gracia-, la odisea por la que pasó esta mujer para que el mundo viera que sus ideas realmente eran inteligentes y así salir del desastre de deudas y mediocridad en el que vivía es, efectivamente, digna de llevar a la gran pantalla, porque aquí a la señora Mangano le intentaron robar, estafar y convencer de que sus ideas no valían para nada tantas veces que es imposible no tenerle respeto al acabar de conocer su historia. De hecho ahí sigue, forrada de pasta vendiendo perchas cubiertas de terciopelo y armarios para zapatos.

Jennifer Lawrence (Joy)

Si ignoramos el exceso de canciones utilizadas en la banda sonora y ciertas escenas ligeramente sobreactuadas, Joy es un drama casi impecable que tiene buenos personajes, buenas interpretaciones, una gran historia que contar y que me ha parecido muy recomendable. Si usara uno de esos sistemas de evaluar pelis, le daría un montón de estrellitas.

Eso sí, recordad que la fregona original la inventó este tío de Logroño.



*No es exactamente una mopa, es más bien una fregona que se escurre sin necesidad de cubo ni de que tengas que tocarla con las manos. En España sólo recuerdo un amago parecido que hizo Vileda -creo recordar-, pero no funcionó muy allá, así que en general ese producto que inventó Joy Mangano es algo que la mayor parte de los españoles ni hemos llegado a ver.