martes, noviembre 30, 2010

Moraleja

Queridos niños y niñas:

La Bella y la Bestia es una película preciosa y entrañable que enseña grandes verdades como que la belleza está en el interior o que los candelabros pueden ser vuestros amigos. Disfrutadla y cantad a coro con la cubertería si queréis, pero, sobre todo, recordad lo siguiente:

Si un personaje (lo de que sea una bestia peluda es lo de menos) os encierra en su castillo en contra de vuestra voluntad, en cuanto se dé la vuelta, corred. No es una buena persona, por mucho que después sea muy amable, dé de comer a los pajaritos y tenga una tetera parlante.

¿Los de la Disney no se preocupan de los mensajes que transmiten a los críos o qué?

domingo, noviembre 28, 2010

¡Exijo una explicación!

Hace dos o tres meses:

Yo - Oye, antes de que se me olvide, te tengo que contar una cosa.
Camino - ¡Te has enrollado con alguien!
Yo - ¿Qué? No, que va, es menos emocionante.
Camino - Vale. Dime.
Yo - No tiene mucha importancia, pero me tienes que prometer que no se lo vas a contar a nadie.
Camino - ¡Venga, dime con quién te has enrollado!

Y dale.

Yo - ¡Que no es eso!
Camino - Bueeeeeno. Dime.
Yo - Tengo un blog. -Camino pone cara de "me alegro por ti, pero no me importa lo más mínimo". Sabía que se lo estaba contando a la persona adecuada.- La cosa empezó como una tontería de la que me iba a aburrir en seguida, pero ahora resulta que hay gente que entra y lo lee y hasta escribe cosas... -a estas alturas Camino ya ha perdido toda esperanza de que vaya a contarle algo interesante- Te lo cuento a ti porque si en algún momento pasa algo, si pierdo la memoria a largo plazo o me uno a una secta que no me deje conectarme a Internet o algo así, alguien debería entrar a decirle a la gente que pasen del blog durante una temporada. Y además de porque eres mi amiga, te lo cuento porque eres la persona menos interesada en el mundo bloggeril que he conocido en mi vida.
Camino - ¡Oye!
Yo - Que no es malo, mujer, simplemente el ciberespacio no te interesa más allá de facebook.
Camino - Bueno. ¿Cómo se llama el sitio?
Yo - Zapatoalacabeza.blogspot.com. Si en algún momento de tu vida llegas a entrar, recuerda no utilizar nombres reales ni dar datos que puedan llevar a alguien que me conozca a encontrar la página buscando en google. Y no se lo cuentes a nadie.
Camino - Hecho.

¿Y por qué cuento esto ahora? Pues porque hace un par de días sucedió algo que casi me provoca un paro. Lo explico desde el principio, y así cuento por qué creé en realidad este blog:

Empecé a escribir porque había cosas que quería contar sin aburrir al personal (aquí si te aburres te vas, pero en persona ya es más complicado) y porque hay determinadas personas que me provocan el irrefrenable deseo de lanzarles un zapato a la cabeza, y como no puedo hacerlo, me quejo de ellos aquí. Ésta es la explicación oficial, la que conté en el primer post del blog. Pero la verdad es que en su mayor parte lo hice por una apuesta personal: pensé en qué posibilidades había de que, si creaba un blog y no se lo contaba a nadie, tarde o temprano alguien lo descubriera. Curiosidad científica se llama, creo.

Pues bien, de esto hace como año y medio y aun no he metido la pata (aunque he estado cerca varias veces). Todo lo que escribo está pensado para que tarde o temprano me pillen y lo pueda leer cualquiera sin que yo me meta en un lío ni nadie se enfade ni salga mal parado, pero llevo ya tanto tiempo escribiendo sin represalias porque nadie del Mundo Real sabe que escribo (menos Camino, que estoy casi segura de que no ha llegado a entrar en el blog), que creo que me he confiado demasiado. Por eso en las entregas uno, dos y tres de la fiesta egipcia he hablado un poco más de la cuenta, olvidando que existe una mínima posibilidad de que alguien involucrado acabe leyéndolo.

El caso es que hace unos días estaba haciendo prácticas con mi compañero en el laboratorio, junto con otros 6 ó 7 alumnos, cuando alguien empezó a hablar de ese anuncio de patatas fritas que habíamos rodado en medio del lío de las fiestas de la facultad. Mi compañero pensó que sería buena idea buscarlo a ver si ya lo habían subido a Internet, y yo tan contenta porque también quería verlo. Entra en google. Pone "anuncio marca-de-patatas-fritas-en-cuestión Salamanca". ¿Y qué sale?

¡Zapatoalacabeza, ahí, en todo el medio!

El blanco de la pared pasó a parecer un saludable bronceado de playa comparado con mi cara, mi compañero bajó por la página de resultados de la búsqueda saltándose el blog y dijo "pues parece que no hay nada aun". Oh Dios. Casi me da algo. Porque todo lo que pongo aquí se lo diría a los implicados directamente, pero precisamente en estas últimas entradas he puesto cosas que sería mejor no poner... ejemplo: ¿Les diría a varios de mis compañeros de clase que son muy guapos? Sin problemas. ¿Quiero que cacen esa opinión en un blog público para que piensen que tiene la más mínima importancia? Claramente NO.

Así que, mientras mi compañero intentaba hablarme de variables en C, yo seguía con mi cara de pánico, pensando en cómo leches arreglar ese lío antes de que llegaran otros 10 estudiantes y se pusieran otra vez a buscar el dichoso anuncio de marras. Así que dije "voy al baño, ahora vengo", salí del laboratorio, subí al primer piso, me metí en un aula de ordenadores, accedí a blogspot, eliminé la marca de las malditas patatas fritas de la entrada, guardé, y volví a la clase a seguir haciendo prácticas.

Por eso, ahora que he visto que a lo mejor no es tan complicado que me pillen (ya sé que la idea original del blog incluía que irremediablemente me acabaran cogiendo, pero ahora estoy cómoda escribiendo sin consecuencias y sin tener que pedir la aprobación de los protagonistas de cada historia, así que si estoy así una temporada más, por mí perfecto), y que he oído a algunos de mis amigos hacer ciertas bromas diciendo que "llevo una doble vida" o que "tengo una identidad secreta", declaro desde aquí:

Al primero que me haya conocido antes de nada con el nombre que viene en mi DNI y no con un seudónimo, que me deje claro que conoce la existencia de este blog y que sabe que Key y la Yo del Mundo Real somos la misma persona, pues... no sé, le invito a cenar.
O a tarta. Yo qué sé, lo que sea, da lo mismo.


Dicho queda.


p.d. Qué entradas tan largas estoy poniendo últimamente...

domingo, noviembre 21, 2010

I'm walking on suuuunshiiiine UOOOOHH-OOOOHH!!

¡Mo me ha dado una flor! :D Bueno, me la dio hace mil años, más bien, pero entre mi memoria de pez y mi falta total de tiempo, no he podido publicar esto antes. Me encanta el cyberespacio, donde pueden regalarme flores sin que mi alergia al polen me amargue el día.

El caso es que tengo que repartir doce premios. Muchos de los elegidos ya tendrán otras florecitas de regalo por ahí guardadas, así que a todos ellos les perdono el post y los enlaces, porque supongo que ya habrán regalado las 12 que les corresponden. ¡Pero a los demás os quiero ver publicando un post que me haga propaganda descaradamente y que otorgue otras doce florecitas a amigos varios!


And the flower goes to:

1. La Maga y sus Ideas en Sepia, a ver si el premio la despierta y vuelve a escribir, que nos tiene abandonados :p

2. Marisela, que parece todo amor pero luego hay que ver la mala leche que gasta la tía en algunos de sus posts. Menos mal que no soy la única :D

3. X. Me encanta leer la vida de la gente, pero lo de que alguien escriba ficción mola ;)

4, 5, 6 y 7. Nicolás, Jengibre, Los Fantasmas del Paraíso y Andrea. Os pongo aquí a todos juntos en plan popurrí porque las flores van para El Salón del Estudio y para Los Fantasmas del Paraíso, y escribís un poco al lío todos en todos, así que no os peguéis y coged una cada uno, ordenadamente y sin gritar.

8. La Pérfida Canalla. Si no te doy un premio, reviento, porque lo que me he reído con tu último post me ha dejado con dolor de estómago.

9. Juan Rodríguez Millán. Faltaría más. Que no tengo dinero y sin críticas de cine que me ayuden a elegir pelis tiraría mucha pasta a la basura. Flor para ti.

10. Julef/Blocker. A ver si la flor te ayuda a superar el trauma de tener que quitarte la barba :)

11. Martha. ¡No vuelvas a hacer un megaparón de ésos en los que no escribes durante no sé cuánto tiempo o la próxima vez te quedas sin premio! ¬¬

12. ♥ Ana ♥. Porque tu blog mira que cambia de temática cada dos posts y aun así me gusta todo lo que pones :D


¡Felicidades a los agraciados!


p.d. dEsoRdeN, he supuesto que igual que los memes, estas cosas tampoco van contigo, ¿me equivoco? Por saberlo para la próxima vez, más que nada :p

p.d.2. ¡Gracias Mo! :D

martes, noviembre 16, 2010

Informática básica

Estimados padres, abuelos, vecinos, y demás personas que en lugar de buscar en google vuestras dudas tecnológicas engancháis al primer informático/físico/adolescente/pringado-al-azar que encontráis para que haga el trabajo por vosotros: somos unos explotados, lo sabemos y lo asumimos, pero si vais a venir preguntando cosas cada cinco minutos porque no os apetece buscarlo ni hacer memoria para recordar la misma respuesta que os dimos por décima vez hace tres días, al menos intentad comprender los siguientes conceptos básicos, para ver si así podemos evitar que preguntéis lo mismo una y otra vez, con la consiguiente pérdida de vuestro, y lo que es más importante nuestro tiempo:

Lección básica nº1:
La e azul en la que haces doble click para entrar en Internet es un navegador. Esa e no es, repito, NO ES Internet, sino un programa que te permite acceder a la Red. Cuando tu vecino de 16 años te dice que es mejor que utilices otro parecido que se llama Firefox, que en vez de una e tiene una especie de zorrito rojo muy majo, lo mejor es que le hagas caso sin hacerte planteamientos. Internet no se va a ir, sólo estás cambiando la puerta de entrada.

Lección básica nº2:
Internet y google tampoco son lo mismo. Internet es esa red grandota que te permite descargar música, ver pelis online, mandar emails, leer la wikipedia y realizar búsquedas, entre otras miles de cosas. Una de las varias páginas que permiten realizar esas búsquedas es google. Por lo tanto, sí, google es una página web que encuentra cosas, nada más. Otro tema es que luego la empresa tenga mapas y blogs y médicos que te dicen si tienes el colesterol alto, pero eso ya es otra historia; la página ésa blanca con las letras de colores que aparece como tu página de inicio predeterminada cuando abres el navegador es sólo eso, una página. Lo que nos lleva directamente a la siguiente lección:

Lección básica nº 3:

Existe una cosa muy útil llamada barra de direcciones, ahí arriba, que te permite ir directamente a la página que quieras. Así que, quién lo iba a decir, si quieres entrar, por ejemplo, en www.postsecret.com, no es necesario que busques la dirección en google para luego hacer click en el primer resultado, ¡sino que puedes escribirla en la barra de direcciones y vas directamente! ¿No es increíble? ¡No tienes ni que poner las www, se ponen solas!


Entiendo que la gente no nace sabiendo estas cosas, no pasa nada, pero cuando le he dicho a una misma persona tres veces en una semana lo que es la dichosa barra de direcciones y no me hace ni caso, pues me cabreo.

Y no, que sea informática no significa que vaya a arreglarte la tostadora ni a programarte el vídeo, gratis y sin que me des ni las gracias "porque hija, si a ti esto no te cuesta nada hacerlo".

Qué profesión más desagradecida.

lunes, noviembre 15, 2010

Me aburro

Llevo aproximadamente un mes dando clases particulares de inglés a una chica de 1º de bachillerato llamada Molly. A la profesora de inglés de su instituto me gustaría llamarla Marisol, porque es evidente que el título que le permite ejercer le ha tocado en una tómbola, pero no quiero utilizar nombres del Mundo Real, así que vamos a llamarla Maripava.

Pues bien, Maripava le puso un examen al grupo de Molly hace unos días, por lo que en la última clase que tuvimos, le pregunté cómo le había ido. Dijo que muy bien, pero que le había costado concentrarse porque la profesora les había puesto música (!!). Por lo visto el tema fue más o menos así:

Empieza el examen con música a todo trapo puesta en el equipo de la clase.

Molly - Eh... Perdona, ¿te importaría bajar un poco la música? Me cuesta concentrarme.
Estudiante2 - No, bajarla no; la podías quitar, que aquí estamos intentando hacer un examen.
Maripava - Ya, pero es que si la quito yo me aburro.

!!!

Tan anonadada me quedé que no atiné ni a preguntarle a Molly qué leches de música les tenía puesta la señora ésta. A ver si me acuerdo y le pregunto en la próxima clase.

Luego nos quejamos de que las nuevas generaciones están llenas de ineptos e impresentables; con esos profesores demasiado bien salen, los pobres. Lo que hay que ver.

miércoles, noviembre 10, 2010

¡Yeeeee! ¡¡Churra!!

Ayer fui a comer con Warul, un amigo de la biblioteca. Salimos del comedor y le suena el móvil:

Warul - Un mensaje... pero no sé de quién, no tengo este número.
Yo - Por el contenido igual podemos saber algo del que lo manda, ¿no?
Warul - Sólo pone "¿qué tal?", así que sabemos que... um... tiene un móvil... y sabe escribir.
Yo - Bueno, eso excluye a todos los miembros de la RAE, algo es algo.

Es mi manera de anunciar que no voy a aplicar ninguno de los -en mi opinión- estúpidos cambios que ha impuesto la RAE. Entre otras chorradas varias:

Ya no existirá el “o” u “ó”

Antes el ‘ó’ con acento y entre números, se utilizaba para diferenciarlo del cero y evitar una confusión, hoy día la RAE consideró que “con las nuevas tecnologías y el uso de la computadora es poco probable que ocurra una confusión de este tipo” y por tanto la manda a eliminar.


Nuevas tecnologías, ¿eh? Y cuando cojo apuntes a mano en asignaturas que tienen medio temario en binario, qué, ¿escribo en Arial o en Times New Roman, para que se vea claramente por la tipografía que la bolita ésa es una "o" y no un cero? ¿Estamos tontos o qué?


p.d. Cambiar i griega por ye, a quién se le ocurre...

lunes, noviembre 01, 2010

Por última vez

NO,
no quiero saber cuándo voy a morir.

Y si quisiera saberlo no confiaría en los programadores de una página llamada "www.sinfindejuegos.com" para averiguarlo. Dejadme en paz.


p.d. El que esté familiarizado con la página se habrá dado cuenta de que el recuadrito pertenece a seriesyonkis.com, que tiene unas series estupendas y la publicidad más espantosa del universo.

p.d. 2 Efectivamente, tampoco quiero saber qué aspecto tendrá mi hijo, si ese niño con la boca gigante es real, ni qué pinta tiene en ropa interior la chica que tengo al lado gracias a un programa de rayos-x instalado en mi móvil.