martes, junio 29, 2010

Futbolista vs Presentador


Vale,
que nadie se ría
ni me tire cosas,
pero hoy he descubierto que Villa,
el futbolista que ahora juega con España
y que habitualmente no tengo ni idea
de con quién puñetas va,






y el presentador de televisión
de los 40 TV Dani Alarcón,
no son la misma persona.














No sé qué es más preocupante, si mi evidente ignorancia futbolística, que a estas alturas ya roza la incultura general, o el hecho de que me vale con que dos tíos sean de la misma raza y tengan el mismo color de pelo para no poder distinguirlos.

¡Perooo se parecen un poco! ¿Verdad?

sábado, junio 26, 2010

Plan de Mantenimiento Preventivo

Ayer decidí que iba a hacer lo que estuviera en mi mano para evitar toda posibilidad de contacto humano con mi compañera de trabajo I, a la que tal vez recordaréis como la chiflada del chicle.

Mi actual ocupación en la empresa es llevar a cabo un Plan de Mantenimiento Preventivo, que, para el que no lo sepa, consiste básicamente en dejar todos los ordenadores a punto ahora que funcionan, en lugar de esperar a que los virus y demás basura se acumulen de tal forma que un día el ordenador, simplemente, explote. Una de las cosas que es recomendable hacer en este tipo de situaciones es revisar la lista de programas instalados en el ordenador que toque, para eliminar todo lo que el usuario no está utilizando, que está ocupando espacio inútilmente y que a saber que mierda le está metiendo en el equipo. Es fácil, ¿verdad? Todo lo que tiene que hacer el dueño del trasto en cuestión es decirme "eso lo uso. Eso no". Ya está. Tarea sencilla y rápida, que ofrece muy pocas posibilidades de que informático acabe queriendo pegar a usuario. Hasta que das con I.

Yo - Voy a mirar tu lista de programas instalados, a ver qué hay que quitar, ¿vale?
I - Vale.

Abro la lista...

I - ¿Pero estás yendo a instalar y desinstalar programas? Pues eso ya lo sé hacer yo.

Ya empezamos.

I - Además, que mi ordenador va bien, no sé por qué hay que andarlo tocando.

Yo - Son tareas de mantenimiento que hay que hacer, y aunque sepas abrir esto, es probable que no reconozcas qué son algunos de los programas instalados. A ver... no parece que tengas mucha basura...
I - Claro, porque estoy al cuidado y sé lo que hay que hacer para tener el ordenador en condiciones.

Qué pesada. Que sí, que por las noches te dedicas a hackear ordenadores del gobierno si quieres, pero ahora cállate y déjame hacer mi trabajo.

Yo - Ummm ó te han limpiado el ordenador hace poco o... ummm ¿esto no es un Acer*, verdad?

I mete la cabeza debajo de la mesa.

I - No, ahí pone DELL.
Yo - Vale, eso explica muchas cosas, es que los Acer traen instalados un montón de...
I - No, lo que explica muchas cosas es que yo sé de esto, y sé lo que tengo que hacer para que todo funcione bien. Que yo controlo.

Oooooh Dios mío, no te rías, no te rías no te rías, que está muy mal visto reírse de la gente en su cara...

Yo - Aaaah vale, claro, bueno, da igual, te voy a desinstalar el antispyware que dejé corriendo ayer, que parece que una vez acaba de hacer su trabajo molesta bastante.
I - ¿Por qué tienes que desinstalar nada? Mi ordenador va bien.
Yo - Va bien ahora, pero a todas tus compañeras al cabo de un rato les ha empezado a funcionar todo muy despacio a santo del programa que te digo.
I - ¿Y no puedes dejar el ordenador como está? Es que luego seguro que tocas algo y me lo rompes.

He hecho memoria, y en el tiempo que llevo en la empresa no he roto nada, que yo sepa, así que parece que esta mujer simplemente desprecia el trabajo de los demás porque sí. Luego me dijo una de sus compañeras que con ellas hace lo mismo.

Yo - I, eres un encanto.
I - Si no lo digo por ti, pero es que yo sé cómo va mi ordenador y no necesito que...

No sé qué más dijo. Me fui y la dejé allí hablando sola. Qué chica más desagradable.



* En mi empresa la mitad de los ordenadores son Acer, y vienen con un carro y medio de juegos y demás historias que nadie utiliza instalados por defecto, en algunos casos no permitiendo siquiera eliminarlos, obligándome a recurrir a métodos poco ortodoxos para quitarlos de ahí. Por eso, la tarea de mantenimiento de la que hablo me lleva como cinco veces más tiempo con equipos Acer que con los de cualquier otra marca.

domingo, junio 20, 2010

Sistema de referencia

Yo hablando con mi amigo B:

Yo - ¡Uaaa! ¡Qué grillo más grande!
B - Eso no es grande...
Yo - ¿Cómo que no? ¡Pero si parece que se ha comido a su familia! A ver, como referencia para que te aclares, una mariquita es pequeña, una tarántula es grande. Ese grillo, con ese tamaño, es grande.
B - Ya. Supongo que después de leer El Juego de Ender, todos los insectos me parecen pequeños...


p.d. Para el que no se lo haya leído, El Juego de Ender es un -magnífico- libro en el que la humanidad lucha contra unos bichos llamados Insectores, que son como insectos gigantes y muy inteligentes. No recuerdo si decían exáctamente el tamaño que tenían, pero en mi mente eran tan altos como los humanos. Agh.

sábado, junio 12, 2010

The Spirit: que alguien mate al protagonista YA

Si tres amigos y ocho críticas diferentes te recomiendan que pases de ver una determinada película, en general, si tienes un poco de sentido común, les haces caso. Si no, te acomodas en el sofá y te pones a ver The Spirit.

La verdad es que pensé que iba a ver algo parecido a Sin City. No me gustó en su día, era demasiado desagradable para mi gusto, pero tampoco me pareció una mala película, así que pensé que The Spirit (Frank Miller, USA, 2008) podía tener posibilidades de ser aceptable. Era mentira, claro, como ya me había advertido un montón de gente.


The Spirit, cartel
Desde el principio:

Denny Colt (Gabriel Macht) es un hombre enmascarado que se ha asignado a sí mismo el deber de proteger a su Ciudad de todos los villanos que pasen por allí, especialmente del malísimo y cruel Octopus (Samuel L. Jackson), quien, con la ayuda de su no menos despiadada ayudante Silken Floss (Scarlett Johansson) está intentando hacerse con una poderosa vasija, que por error ha caído en manos de la novia de la infancia de The Spirit, Sand Saref (Eva Mendes), que ahora es un pivón con un gran amor propio que se dedica a robar joyas.

El resumen no me ha quedado muy serio, pero no pienso dedicarle más neuronas a este desastre de película:

El protagonista actúa de pena, no es creíble ni un momento y, sobre todo, no para de hablar solo, en plan voz en off, pero dando la chapa de una manera absurda y aburrida como no os podéis imaginar. Por otra parte, en algún sitio leí que la peli pretendía ser graciosa. No lo es. De hecho a ratos es tan ridícula que no se sabe muy bien si hablan en serio o es una mala parodia de algún otro film cutre. La historia está mal enfocada, apenas pasa nada y lo poco que pasa no da la sensación de tener trascendencia alguna. Sé que parece que me estoy pasando, pero de verdad que es un peñazo insufrible... ni siquiera Scarlett Johansson, que normalmente es casi ella sola una buena razón para ir al cine, salva la situación.

Las únicas cosas aceptables que puedo decir, y que han contribuido a que no dejara de ver la película a la mitad, han sido, por una parte, la interpretación de Eva Mendes (que NO es buena, que nadie se confunda, pero es que normalmente esta mujer actúa tan mal, que lo de The Spirit es casi una obra de arte), y el hecho de que sale un montón de gente conocida en la película, lo que hace un poco más entretenido verla, por ver si sale alguien más interesante (me sorprendieron especialmente Paz Vega haciendo de bailarina-sexy-nazi y Stana Katic, a la que habréis visto en la serie Castle, interpretando el papel de una policía novata).

Por desgracia la peli es del 2008, por lo que probablemente ya la habréis visto casi todos y esta crítica no llegará a tiempo de salvar a casi nadie. Pero por si quedaba alguna oveja descarriada -y afortunada- que no la hubiera visto, ¡recordad que la vida es corta, no desperdiciéis así 103 minutos de vuestras vidas!

lunes, junio 07, 2010

Invasores

Mi compañera de departamento, mi jefe y yo, hoy en el trabajo:


- Vaya, hombre, se ha llenado la papelera de hormigas...
- Puf, pues las hormigas una vez entran en el edificio, ya no hay quien las saque.
- ¡Anda, como los testigos de Jehová!



Pobrecito mi jefe, si es que está como una regadera...

sábado, junio 05, 2010

Estúpidas abejas

Malditos insectos polinizadores, algún día mi ira caerá sobre todos vosotros.

Son más de las 2 de la mañana y no puedo dormir porque mis ojos rojos y mis infinitos mocos no me dejan descansar. Ya soy alérgica a los gatos y a los perros, ¿era necesario meter al polen también en la lista? En el trabajo estornudo tan a menudo, que una de mis compañeras de departamento ha construido una bandera con un boli y un post-it en la que ha escrito "SALUD!!", para poder agitarla cuando manifiesto mi alergia sin tener que tener a todo el mundo oyendo Saludes y Jesuses cada dos por tres.

Si el club de las abejas y demás fauna se estuvieran quietas y dejaran las flores en paz, yo podría dormir. Si no hubiera polinización yo sería feliz... claro está que no tendríamos comida ni plantas y que al final palmaríamos todos, ¡pero yo podría dormir!

Aaaaaysss... saludos empáticos para los alergicos, y tétricos y horribles sueños para los no-alérgicos (os envidio y por tanto os odio un poco).

Tengo sueño.